Hay que reformar Setena

 Considero que a raíz de la gestión de Setena no tenemos un país más verde ni empresarios más comprometidos con el ambiente.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El lunes pasado el Minae dió a conocer los resultados de la intervención que le hicieron a la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) desde mayo pasado. Le dije a mi editor que quería ir a cubrirlo en persona, pues esperaba despidos, reorganizaciones y muchos cambios... Al final monté unos párrafos y mandé la nota. No hubo nada de eso. Se hicieron algunos ajustes en los procesos tramitológicos, pero, para mi, me quedó debiendo. 

Dado que tengo rato cubriendo el tema ambiental, sé la pieza clave que es Setena para cualquier industria. No podés mover una piedra sin su permiso y se te pueden ir millones de inversión si la Secretaría detecta alguna irregularidad. 

Sin embargo, veo que a raíz de su gestión no tenemos necesariamente un país más verde ni empresarios más comprometidos con el ambiente. Su maraña interminable de trámites, permisos y plazos ni protegen el ambiente ni propician un desarrollo sostenible de las industrias. 

La mejor prueba de ello es que yo, periodista, con conocimientos técnicos nulos en temas ambientales, puedo ser un regente ambiental. La reglamentación permite que cualquier profesión se inscriba como tal e inclusive autorice estudios de impacto ambiental.

Esta figura puede ser, además, juez y parte. ¿Por qué? Si yo soy una empresa y Setena me pide un estudio de impacto ambiental, yo soy la que contrata a ese regente ambiental, en vez de dármelo el agente fiscalizador que es Setena. O sea, yo le pago a alguien para que me fiscalice, alguien que además puede ser mi amigo si así lo quiero... No sé ustedes, pero esto se presta fácilmente para conflicto de intereses. 

La buena noticia es que en unos meses los consultores deberán certificarse, con lo que espero se limpie un poco ese gremio y se llene de verdaderos conocedores de la materia. 

Otros de los cambios que se harán es la posibilidad de hacer la evaluación ambiental (D2) en línea y se contratarán algunos profesionales temporales. 

Todo esto muy bien. Pero considero que la problemática de Setena es más profunda que solo digitalizar los trámites más frecuentes. Eso ayuda, no hay duda, pero falta una reestructuración interna. 

Por ejemplo, en marzo pasado estuvo cerrado el Centro de Eventos Pedregal por falta de unos permisos. Duré un día en entender los trámites entre Municipalidad, Pedregal y Setena. Tenía un folder con fotocopias de expedientes y cartas para poder entender "ese desmadre", como comúnmente diríamos.

Pedregal hizo una ampliación sin los permisos ambientales respectivos. Tras presentar la Evaluación de Impacto Ambiental (D1), DOS MESES DESPUÉS la Setena le dijo que solo debían presentar un Plan de Medidas de Compensación, y cuando se presentó, UN MES DESPUÉS Setena dijo que la verdad tampoco ocupaban eso, pues no hay signos evidentes de impacto ambiental.

La Secretaría indicó también que esa zona tuvo viabilidad ambiental desde 1986 cuando existía un tajo y que ya el sitio había sido impactado en su totalidad por las labores extractivas, por lo que técnicamente no había nada más que impactar. ¿POR QUÉ NO DIJO ESO DESDE EL INICIO?

La historia sigue pero no la voy a hacer más larga. Este es solo uno de los ejemplos en los que la Setena, a como opera hoy, se convierte en un mal necesario para los empresarios. 

No me mal interpreten. Me considero una abanderada de la protección ambiental, pero la que permite un desarrollo armonioso, no podemos pretender no tocar nada en el ambiente y sobrevivir así.

Quiero una Secretaría fuerte, que no sea juez y parte y que permita un desarrollo sostenible del país. A como opera hoy, Setena no deja desarrollar ni protege. 

img-title-blogs author-image

Tumbando trámites Leticia Vindas Quirós

Ejerzo el periodismo desde el 2006 y desde mi inicio me enfoqué en temas de negocios y ambiente. Tras años de conversar con empresarios he ido acumulando una serie de anécdotas sobre trámites absurdos, que ha tenido que enfrentar el sector productivo del país para realizar sus labores diarias. Cuando creo haberme topado con el más irracional, las instituciones públicas y privadas me sorprenden con una nueva invención. 

En este espacio no nos dedicaremos a encontrar lo absurdo, sino a denunciar cuánto le cuesta eso al sector productivo de este país. Más que la anécdota jocosa (que se vale comentar), abordaremos las consecuencias detrás de la ineficiencia de varias instituciones. 

Espero también ayudarle con algunos consejos y atajos a evitarle varias horas molestas de tramitología.  .

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31