¿Emprendimiento, Pyme y Emprendedurismo?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Hemos  hemos identificado que existen varios términos que se han estado usando en referencia a la creación de nuevos negocios y esto nos da un pase a explicar las diferencias entre Emprendimiento, PyMe y Emprendedurismo.

Durante la última década y media en Costa Rica se viene hablando de estos y hemos escuchado a raíz de esto frases como "sea emprendedor" y "empiece su propio negocio".  Al oír estas palabras, frases o términos, nos vienen a la cabeza las siguientes preguntas: ¿Puedo ser empresario? ¿En serio puedo ser capaz de tener un trabajo propio?.

Para contestar, debemos preguntarnos primero qué es ser un emprendedor y cuáles son las aptitudes y cualidades que se tiene que tener para serlo.

A mediados del siglo XVIII, el escritor francés Richard Cantillion lo aplicó con el sentido económico que hoy ostenta el término en el mundo entero. Se refirió a aquellos empresarios que se juegan el todo por el todo por una idea. Por ende, el "jugarse el todo por el todo" es única y exclusivamente una aptitud de una persona, lo cual significa que podríamos indicar el ser un emprendedor como una característica propia de una persona dentro de la sociedad.

LEA TAMBIÉN: Mejore la comunicación y haga más efectivo su emprendimiento

Sin embargo, el término emprendedor es muy amplio, se puede identificar en otras acciones que no son necesariamente empresariales, por ejemplo: emprender luchas políticas, emprender estudios en determinada área o rama, emprender el día. Ahora bien debemos entender que, sin importar nuestros estados financieros o años de facturación, y teniendo una perspectiva desde un sentido más romántico, es cierto que el emprendedor puede llegar a ser empresario pero un empresario nunca debe de dejar de ser emprendedor.

Una vez enamorados de este concepto podemos ver las diferencias en su forma técnica. Según un estudio de perfiles realizado por PopIdea, pueden identificarse cuatro tipos de emprendedores: En proceso: es aquel emprendedor menor de 25 años, que ha visto la oportunidad de iniciar un proyecto, más no dedica todo su tiempo a este. Participan de eventos de emprendimiento por interés y diversión.

De acción: son quienes tienen entre 25 y 35 años. Se encuentran en esta categoría porque tienen las herramientas académico-profesionales para iniciar una empresa, así como el impulso económico para iniciar su proyecto propio o con socios. Corren altos riesgos, como cualquier emprendimiento.

Seriales: son los mayores de 35 años o en puestos importantes de empresas. Han sido emprendedores o intraemprendedores toda su vida, probablemente tengan su propia empresa. Desean emprender en nuevos espacios, invertir en emprendimiento o bien mentorear emprendedores más jóvenes.

Por necesidad: Son emprendedores tradicionales, en la mayor parte de casos no cuentan con educación superior. Realizan productos conocidos como artesanales. Pueden ser identificados como PYMES para efectos del ecosistema emprendedor.

Las definiciones anteriores llevan al emprendedor o empresario a preguntarse cuándo es el momento en que empiezan a tener una PYME. Para esto debemos definir varios escenarios: - Startup: es una organización temporal que posee una idea de negocio pero que se encuentra en búsqueda de un modelo estable y replicable.

- Microempresa: es una organización temporal con un modelo de negocio definido que se encuentra en el mercado de manera formal o informal. Aún no se sabe si la misma llegará a tener estabilidad, y posee un máximo de diez personas.

-Pequeña Empresa: es una organización empresarial con un modelo de negocio estable, con una estructura empresarial definida y que posee un mínimo de 10 y un máximo de treinta y cinco empleados, según la clasificación del Ministerio de Economía, Industria y Comercio de Costa Rica.

- Mediana Empresa: es una unidad productiva estable y creciente basada un modelo de negocio amplio con una estructura empresarial formalmente conformada, la cual goza de entre treinta y cinco a cien empleados.

Bajo estos términos arribamos a nuestro último concepto: la PYME. El Reglamento General a la ley No. 8262 de Fortalecimiento de las Pequeñas y Medianas Empresas define el termino como: "unidad productiva de carácter permanente que dispone de recursos físicos estables y de recursos humanos; los maneja y opera, bajo la figura de persona física o persona jurídica, en actividades industriales, comerciales o de servicios". Por lo que actualmente en Costa Rica se deja de ser un proyecto emprendedor cuando su idea de negocio goce de una cierta formalidad. Lo cual quiere decir que, ya sea como persona física o jurídica, debe de cumplir con dos requisitos: inscripción como Patrono en la Caja Costarricense del Seguro Social e inscripción como contribuyente ante el Ministerio de Hacienda.

Lo anterior para comprobar que goza de una unidad productiva con recursos económicos y humanos dentro de una industria o servicio identificable y legal. Entonces, ¿ya sabe en qué etapa se encuentra? Sin importar si es Startup, Emprendedor o Empresario, nunca deje de innovar, crear diferencia y como bien es dicho: no pierda la esencia y la pasión por querer cambiar al mundo.

Para finalizar cabe destacar que la palabra emprendedurismo, no es más que una incorrecta traducción del termino en inglés, entrepreneurship, cuyo correcto uso en español es emprendimiento.

ADEMÁS:  Revise la visión de su emprendimiento antes de tomar decisiones

img-title-blogs author-image

Vamos a chapotear Paola Rodríguez y Juan José Valerio

Juan José Valerio es Licenciado en Derecho de la Universidad Latina de Costa Rica y Master en Asesoría Jurídica de Empresas de la Universidad Carlos III de Madrid. Por su experiencia como abogado en temas de Derecho Comercial y Empresarial, así como Propiedad Intelectual, es que cofunda Programa Semilla para crear un espacio de educación y desarrollo para emprendedores y microempresarios, facilitándoles el acceso a información legal y gubernamental necesaria para la creación, manejo y desempeño empresarial dentro del mercado nacional.

Paola Rodríguez Marín, diseñadora de estudio, experta en retail design y creación de marca para proyectos emprendedores. Sabe por experiencia propia lo que es el fracaso al iniciar un negocio, lo cual se convierte en su motivación principal para crear una Desarrolladora de Empresas, con el objetivo de minimizar el riesgo que implica una empresa propia. Charlas y/o talleres sobre Pitch, marca, comunicación y emprendimiento son parte de su currículo.

Puede conocer más sobre Programa Semilla o bien realizar sus consultas de emprendimiento al correo hablemos@programasemilla.com / FB: Programa Semilla

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31