Por lo menos 27.000 vendedores de la India se han registrado en este gigante del comercio electrónico

 2 diciembre
Un trabajador pinta un borde en hojas impresas para la etiqueta de The Boho Street, en Jaipur, India. Amazon ha estado reclutando agresivamente a vendedores indios para vender sus productos directamente en el sitio del gigante del comercio electrónico.
Un trabajador pinta un borde en hojas impresas para la etiqueta de The Boho Street, en Jaipur, India. Amazon ha estado reclutando agresivamente a vendedores indios para vender sus productos directamente en el sitio del gigante del comercio electrónico.

​Los estadounidenses que compran en Amazon.com esta temporada navideña podrían encontrarse con que las mejores ofertas de regalos populares, como zapatos de piel y sábanas de lujo, vienen de una fuente inesperada: comerciantes indios.

Amazon, que siempre está en busca de maneras para bajar sus precios, ha estado reclutando de manera agresiva a comerciantes indios para que vendan sus productos directamente en el sitio web estadounidense del gigante del comercio electrónico.

Por lo menos 27.000 vendedores indios se han registrado desde que Amazon comenzó esta expansión hace dos años. Van desde gigantes como Tata Group, un conglomerado que pregona su línea de relojes Titan en el sitio, hasta firmas más pequeñas como The Boho Street, un vendedor ambulante de tapicería vegana, incienso y tazas artesanales de cobre.

"Amazon maneja todo en Estados Unidos, desde el envío hasta atención al cliente, así que podemos enfocarnos en fabricar los productos de la mejor calidad y añadir más a nuestro catálogo", dice el comerciante indio Abhishek Middha, fundador de The Boho Street.

El resultado son precios más bajos para los consumidores porque vender productos extranjeros a través del gigante del comercio electrónico elimina parte de los costos usuales de un importador tradicional.

Sin embargo, también es benéfico para Amazon, que puede aumentar su enorme alineación de productos y cobrarles a los vendedores cuotas considerables.

Para los comerciantes indios como Abhishek Middha, fundador de The Boho Street, Amazon proporciona acceso casi inmediato al mercado estadounidense. “Amazon maneja todo en Estados Unidos, desde el envío hasta atención al cliente, así que podemos enfocarnos en fabricar los productos de la mejor calidad y añadir más a nuestro catálogo”, dijo.

Aunque Middha solía vender en otros mercados como Etsy, cambió casi por completo a Amazon hace dos años debido a su vasta escala y serie de servicios. El año pasado, sus ventas en Ciberlunes aumentaron cuatro veces más que el nivel habitual, y ayudaron a impulsar sus ingresos anuales a $1,9 millones.

En el Black Friday de este año, sus ventas se triplicaron en comparación con el día anterior. “Amazon nos enseñó a crear una marca”, manifestó.

Saris y joyería

El crecimiento del programa de vendedores mundiales indios de Amazon demuestra lo sofisticada que se ha vuelto la estrategia del minorista de Seattle. La empresa opera el segundo sitio de comercio electrónico más grande, Amazon.in, que da servicio a la creciente base de consumidores en línea del país. Sin embargo, Amazon también considera que India es una fuente de productos baratos de alta calidad que pueden venderse en su sitio estadounidense, sobre todo en categorías cruciales como la de la ropa, para ayudarle a apoderarse de la participación en el mercado de competidores como Walmart.

Abhijit Kamra, quien dirige el programa global de ventas de Amazon en India, dijo que los estadounidenses ya compran muchos productos que se fabrican en India, como toallas de algodón.“ Lo que intentamos hacer es comprimir la cadena global de suministro y acercar más a vendedores y clientes”, dijo en una entrevista telefónica.

Algunos de los 17 millones de productos indios en el sitio principal Amazon.com, como los saris, tienden a atraer clientes de ascendencia india. No obstante, otras categorías, como la joyería y los productos de salud, tienen un atractivo más amplio, dijo Kamra.

Amazon ha enlistado muchos de sus productos indios en una página especial, Amazon.com/India, para ayudar a los clientes en Estados Unidos a que los encuentren. Para la temporada de ventas navideñas que comenzó con el Black Friday, la empresa pasó meses ayudando a los vendedores a prepararse a almacenar productos en Estados Unidos y programar “ofertas exprés” especiales para generar interés en los consumidores.

En algunos casos, la empresa incluso les prestó dinero a los vendedores para aumentar su inventario. El programa de India es muy lucrativo para el balance final de Amazon. Un comerciante que elige toda la gama de servicios de Amazon, incluyendo comprar publicidad y contratar a la empresa para almacenar y entregar los productos desde las bodegas de Amazon en Estados Unidos, generalmente da cerca de un tercio del precio del producto en cuotas y comisiones.

Estos vendedores externos son cruciales para el negocio de Amazon, dijo Aaron Cheris, director de prácticas minoristas en América de Bain, una firma de consultoría de gestión global. “Generan más dinero con los productos de terceros que con las cosas que ellos venden”, dijo en una entrevista telefónica.

Amazon dice que más de la mitad de las unidades vendidas en sitios de compras provienen de este tipo de vendedores externos.

Sábanas de algodón de lujo

Para atraer a los clientes en un sitio abarrotado como Amazon.com, es útil tener un nicho. Para Krishna Murari, el fundador de Rajlinen, ese nicho son las sábanas de algodón de lujo para las camas con tamaños especiales de los vehículos recreacionales. “Nunca he visto un cámper”, dijo Murari, un exingeniero de electrónicos.

Pero supo de las sábanas especializadas gracias a una empresa estadounidenses que vende colchones personalizados, y después estudió imágenes de colchones de remolques. Ahora su fábrica en Indore, en India central, vende más de 10.000 conjuntos de sábanas para casas rodantes al año en Estados Unidos, muchas de ellas fabricadas a la medida.

Mientras que Amazon.com tiene vendedores que vienen de muchos países, Cheris dijo que India y China son los lugares más importantes para Amazon al reclutar nuevos comerciantes, puesto que ambos países son fuentes de productos baratos.

A diferencia de China, donde las empresas locales dominan el comercio electrónico, India también es un enorme mercado doméstico para Amazon. Aunque la mayoría del comercio de India se lleva a cabo fuera de línea, los indios están llegando al Internet a un ritmo acelerado a través de sus teléfonos inteligentes. El director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, considera que India y sus 1.300 millones de residentes son vitales para el futuro de la empresa, y ha prometido gastar por lo menos $5.000 millones en la extensión de sus operaciones en India.

Flipkart, el principal sitio de comercio electrónico en India, según su volumen, ha presionado al gobierno central para aprobar políticas para proteger a las empresas de Internet locales de competencia injusta por parte de empresas extranjeras que están dispuestas a perder mucho dinero. Al promover las exportaciones indias, una prioridad del primer ministro Narendra Modi, Amazon se está posicionando como un buen ciudadano corporativo.