Quizá ninguna otra forma de comunicación se ha establecido tan rápidamente y de manera tan uniforme como las redes sociales. Ahora, Twitter y Facebook enfrentan un momento de reconsideración

Por: David Streitfeld 4 noviembre

San Francisco.- El fuego necesita combustible. En esta era de furia política, una cuenta de Twitter que se hacía llamar la voz no oficial de los republicanos de Tennessee proporcionó litros y litros de gasolina.

Sus tuits previos a la elección fueron un pozo sin fondo de desinformación incendiaria: “¡Obama quiere que nuestros hijos se conviertan al islam! Hillary seguirá con su misión”. Una misteriosa explosión en Washington, informó, había asesinado a uno de los asistentes de Clinton, por lo que su “total de muertes” había aumentado a seis. Otro afirmaba: “Obama es el fundador del EI”.

La cuenta, @TEN_GOP, terminó por tener más de 130.000 seguidores, 10 veces más que la cuenta de Twitter oficial del Partido Republicano en el estado. Fue una de las voces políticas más populares de Tennessee. Pero sus mentiras, distorsiones y apoyo venían del otro lado del mundo.

@TEN_GOP era una cuenta trol rusa dedicada a sembrar divisiones en Estados Unidos, de acuerdo con un reporte de principios de este mes que llevó a cabo RBC, una empresa rusa de medios que se ha caracterizado por su independencia.

Twitter rechazó siquiera hablar de la cuenta, que había publicado 10.000 tuits para cuando finalmente fue eliminada en agosto. Esto más de un año después de que funcionarios republicanos en Tennessee se habían quejado por primera vez con Twitter de sus tergiversaciones.

“Es decepcionante y descorazonador ver cómo un participante externo puede detectar áreas de división en Estados Unidos y explotarlas”, dijo Brent Leatherwood, el exdirector ejecutivo del Partido Republicano en Tennessee. “Cuando crees que estás en un mejor momento, algo como esto llega y arroja una bomba Molotov en el asunto”.

El senador Mark Warner habla durante una conferencia de prensa en el Capitolio, Washington. Twitter informó a los legisladores del rol que jugaron algunos cuentas en la desinformación que rodeó a la campaña presidencial de Estados Unidos en 2016.
El senador Mark Warner habla durante una conferencia de prensa en el Capitolio, Washington. Twitter informó a los legisladores del rol que jugaron algunos cuentas en la desinformación que rodeó a la campaña presidencial de Estados Unidos en 2016.
Bajo la lupa

Quizá ninguna otra forma de comunicación se ha establecido tan rápidamente y de manera tan uniforme como las redes sociales. Ahora, Twitter y Facebook están enfrentando un momento de reconsideración. Ahora se les está haciendo un llamado, así como Google, para rendir cuentas por su papel en el engaño y las artimañas que han rodeado la campaña de 2016, sobre todo desde cuentas vinculadas con Rusia.

El debate acerca del abuso y el acoso incluso ha impulsado quejas acerca del fanático más prominente de Twitter, el presidente Donald Trump, y su uso del sitio como garrote contra todos, desde Kim Jong-un de Corea del Norte hasta Jemele Hill de ESPN. Los lineamientos de Twitter prohíben “las amenazas de violencia” y “el abuso dirigido”, algo que algunos usuarios han intentado usar en contra de la retórica proveniente de la cuenta de Trump.

En semanas recientes, Twitter ha actualizado sus términos de servicio para que encajen mejor con las ideas cambiantes de la empresa en torno a albergar la cuenta del presidente. Eso incluye permitir tuits bajo la etiqueta de “dignos de ser noticia” que de otra manera se prohibirían. Pero la plataforma se vio obligada a disculparse por la confusión que generó al intentar explicar los cambios, pues tuiteó: “Necesitamos mejorar”.

Esta semana, Twitter rechazó hacer comentarios acerca de Trump. Biz Stone, un cofundador de Twitter, desestimó las preocupaciones acerca de las costumbres que el presidente exhibe en Twitter en una entrevista poco antes de reintegrarse a la empresa en la primavera. “Es demasiado temprano para decir que todos vamos a morir porque Trump tiene un teléfono inteligente y puede decirle lo que quiera a mucha gente”, dijo.

Ya hay señales de que las finanzas de Twitter están resintiendo los efectos. Un análisis por parte de la firma de investigación eMarketer anticipó esta semana que el número de usuarios de Twitter en todo el mundo crecerá de manera más lenta que nunca en los años siguientes: 4% este año, 3% en 2018, 2,5% en 2019. Puesto que otras redes sociales —sobre todo Facebook— están creciendo más rápidamente, menos de 1 de cada 10 usuarios de redes sociales estarán en Twitter para 2019, sugirió eMarketer.

Twitter dijo el jueves que había añadido cuatro millones de usuarios en el tercer trimestre de este año. Pero también dijo que había sobrevalorado su base de usuarios por dos millones en el trimestre anterior, lo cual significa que la base total de usuarios aumentó por solo dos millones, para alcanzar la cifra de 326 millones durante el tercer trimestre.

Sus ganancias cayeron en el trimestre en comparación con 2016, dijo la empresa, pero no tanto como habían esperado. Sin embargo, sus pérdidas netas se redujeron, y la empresa sugirió que pronto podría llegar un trimestre lucrativo, con el que las acciones aumentarían más del 20% en transacciones del mediodía.

Llamado a cuentas

El actual consejero general de Twitter, Sean Edgett, representará a la empresa en por lo menos una audiencia del congreso. Cuando la empresa informó originalmente a los investigadores del congreso hace un mes, los informes fueron negativos. El senador Mark Warner, demócrata de Virginia, el miembro de rango de la minoría en el comité de inteligencia, lo llamó “inadecuado en todo nivel”. Agregó que Twitter “no había entendido lo serio que es el tema”.

Twitter dijo que aumentaría “dramáticamente” la transparencia publicitaria en la plataforma mientras también permitiría que los usuarios reporten anuncios inapropiados o anuncios que simplemente no les gusten. Los anuncios políticos se marcarán de manera especial. Warner dijo que el plan de Twitter “es un buen primer paso”.

Después, la plataforma prohibió toda la publicidad de dos medios noticiosos rusos, Russia Today y Sputnik, y dijo que “intentaron interferir con la elección a nombre del gobierno ruso”.

Pero el problema real que enfrenta Twitter tiene menos que ver con los anuncios y más con los trols, quienes aprovechan el anonimato de la plataforma para provocar caos. La historia aún incompleta de @TEN_GOP exhibe lo reacio o incapaz que se muestra Twitter a la hora de vigilar ese tipo de actividad.

@TEN_GOP apareció en noviembre de 2015 con el escudo del estado. Se hizo llamar la “cuenta no oficial de Twitter de los republicanos de Tennessee”, pero, desde el principio, los líderes estatales republicanos supieron que algo estaba mal.

“Creímos que la cuenta @TEN_GOP era particularmente extraña”, dijo Leatherwood. “Así no se abrevia Tennessee. Además, la ley de Tennessee prohíbe utilizar el escudo para fines políticos”.

No obstante, el verdadero problema fueron los insultos que divulgó. “Estuvo utilizando ideas abiertamente racistas y antiinmigrantes”, dijo Leatherwood. “Me ofendió como conservador y como cristiano, y se opuso a lo que intentábamos hacer aquí”.

Puesto que la cuenta no representaba al Partido Republicano, ni siquiera de manera no oficial, Leatherwood la reportó dos veces en Twitter por tener una identidad fraudulenta. Dijo que otras personas también lo habían hecho. Jamás le respondieron.

Etiquetado como: