AFIRMA QUE NO TIENE UNA RELACIÓN TIRANTE CON LA OPOSICIÓN

Víctor Granados: El hombre de la polémica pretende mantenerse en la presidencia de Asamblea

Presidente del Directorio Legislativo se ha visto envuelto en la polémica por decisiones calificadas como erradas por la oposición y por el oficialismo, su socio.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Vídeos
  • Imágenes

El presidente de la Asamblea Legislativa, Víctor Granados, miembro del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), sostuvo que los buenos resultados en materia de aprobación de proyectos de ley que ha obtenido durante su mandato, deberían mantenerse durante la cuarta y última legislatura del actual período constitucional, que iniciará el 1° de mayo.

Para eso, afirmó, los diputados deberían reelegirlo a él como cabeza del Directorio Legislativo, por su vocación de diálogo y de negociación y por haber devuelto el clima de gobernabilidad al Congreso, después de un corto gobierno de la oposición en la legislatura 2011-2012.

Agregó que atrás deben quedar hechos como el secuestro de una computadora del diputado Walter Céspedes y la no reelección del Magistrado Fernando Cruz, en los cuales la oposición y el oficialismo le atribuyeron a Granados sendos errores de interpretación y aplicación de las normas.

Pese a eso el jerarca cuenta con el apoyo del jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Fabio Molina, su socio.

Casa Presidencial, sin embargo, no se ha pronunciado todavía en favor de su continuidad en el puesto.

Otras fracciones, como el Movimiento Libertario y la Unidad Social Cristiana (PUSC), ya han enviado señales de rechazo a las pretenciones de reelección de Granados.

El jerarca afirmó a EF que esos signos no implican que su relación con la oposición esté tirante y descompuesta, como usted lo podrá ver y analizar en el video adjunto a esta entrevista.

-¿Qué le queda por hacer a Víctor Granados en la presidencia de la Asamblea?

-Los retos en el campo político siguen siendo muchos, básicamente, para generar un estado de paz a lo interno del Plenario, con negociación y diálogo franco, que permitan un avance de propuestas de todos los sectores políticos que estamos representados en la Asamblea e incluso de sectores sociales sin representación política. Eso permitirá propiciar un clima de gobernabilidad.

-"A nivel administrativo, deberíamos enfocarnos en cerrar el ciclo de inicio de la construcción del nuevo edificio de la Asamblea".

-¿Ha visto la Asamblea vincularse con la realidad popular y nacional durante su mandato, o se han mantenido en estado de autismo político?

-Los problemas que sufren los caficultores con la enfermedad de la roya, los problemas macroeconómicos que surgen a raíz del tipo de cambio, el impulso al sector turístico y al exportador, todos, requieren de una respuesta legislativa. De ahí la importancia de contar con una Asamblea atenta a la realidad nacional.

-"Creo que en parte lo hemos logrado, como en el caso del diferendo entre los municipios con los agricultores por el cobro de impuestos a las fincas destinadas a la producción y en el caso de las pensiones del Magisterio Nacional, que ahora benefician a más adultos mayores".

-Dice usted que ha habido avances en la agenda, pero existen proyectos de envergadura que aún está atorados en la agenda, como el acuerdo de libre asociación con Europa y experimentaciones biomédicas...

-Así es, le sumo el plan de Fertilización In Vitro, la reforma al Código Procesal Laboral, la reforma para declarar de dominio público el agua y entrarle a las sugerencias que hicieron los Notables para mejorar la gobernabilidad del país. Guardo la esperanza de que podamos lograr una reforma sustancial al Reglamento Interno de la Asamblea. Debemos seguir apelando al diálogo para sacarlos adelante.

-¿Llega debilitado a su segunda aspiración presidencial por los casos polémicos que ha vivido, como el secuestro de la computadora del diputado Walter Céspedes, que terminó en otro fiasco para el Ministerio Público? Por eso usted se ganó una censura del Plenario...

-No, ese hecho no ha sido piedra de tropiezo para lograr buenos resultados en el diálogo con la oposición. Con don Walter tengo una buena relación, yo reconocí el error cometido con humildad.

-¿Y el tema del error cometido en el trámite de la reelección del magistrado Fernando Cruz? El oficialismo le atribuye a usted la confusión que derivó en la no reelección de ese alto juez.

-Creo que no hubo ningún error de mi parte, sino, más bien, de la Corte, al pedir el inicio del proceso de reelección con base en un artículo constitucional distinto al adecuado. Todo eso quedó aclarado en la resolución que emití de inmediato para solventar la situación. Me está citando usted hechos que han tenido relevancia en el control político. No así en términos de productividad de leyes.

Sostenbilidad y financiamiento