Alza de salarios en Walmart indicaría una mejoría del empleo en Estados Unidos

El congelamiento de los salarios incide en la baja inflación que persiste en el país, y que condiciona a la Fed en la normalización de su política monetaria


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Washington.- La decisión del gigante de la distribución Walmart de aumentar el salario mínimo de medio millón de sus empleados podría dar la señal tan esperada en Estados Unidos para una aceleración de las retribuciones, en un mercado laboral que se tensa.

El número uno mundial de la distribución anunció el jueves que, a partir de abril, pagará $9 por hora a cerca de la mitad de su personal en Estados Unidos, $1,75 sobre el salario mínimo nacional vigente desde 2008.

La iniciativa de la Casa Blanca de elevar el mínimo actual de $7,25 a $10,10 enfrenta la oposición de los republicanos en el Congreso, pero una veintena de Estados anunciaron recientemente incrementos de la remuneración mínima, ya sea legislando o proponiendo referéndums.

La casi ausencia de aumentos de salarios en los últimos años en Estados Unidos es una de las condicionantes del crecimiento económico, que alcanzó 2,4% en 2014, con una tasa de desempleo que cayó actualmente a 5,7% contra 10% a fines de 2009.

"Esto indica que Wal-Mart mira hacia el futuro y quiere controlar los problemas de reclutamiento. El grupo quiere retener a sus empleados", explicó el economista independiente Joel Naroff a la AFP.

"Ofrecer un incremento a 500.000 asalariados "representa mucho dinero ($1.000 millones) pero la partida de empleados o la rotación de personal también cuesta muy caro", agregó.

Teniendo en cuenta el tamaño del gigante de la distribución, su iniciativa también podría "establecer un piso en la estructura de salarios y por efecto de la competencia, ser seguido por otras empresas, estimó Naroff.

Según el economista, la iniciativa de Walmart muestra que el mercado laboral comienza a tensarse, dando más opciones a quienes buscan empleo, que se inclinan hacia las ofertas mejor pagadas o que brindan más beneficios sociales.

Walmart, que recurre en gran parte a empleados a tiempo parcial, constata que la disponibilidad de trabajadores alcanzó un pico luego de que la crisis financiera comenzara a disminuir.

Con el retorno del crecimiento, sus asalariados de medio horario y con salarios bajos comienzan a encontrar empleos de tiempo completo, afirma Naroff.

Doug McMillon, el joven nuevo director general de Walmart, concordó el jueves. "Queremos que todo el mundo sea totalmente consciente de que la experiencia en las tiendas es vital para nuestro futuro", declaró McMillon, de 48 años, a la cadena económica CNBC.

"El cajero de hoy es el administrador de la tienda de mañana y el director de mañana probablemente tenga mi puesto", afirmó, quien comenzó su carrera en la empresa a los 18 años.

En 2012 y 2013, en varios centros de distribución, principalmente en la región de Chicago (Illinois, norte), se registraron paros y manifestaciones, en los que los empleados criticaban salarios demasiado bajos, horarios imprevisibles y un manejo arbitrario del personal.

"Los problemas de Walmart giran en torno a problemas de stocks, largas filas de espera en las cajas, servicio de atención al cliente poco eficiente y descontento de parte del personal", resumió Paul Trussell, analista del Deutsche Bank.

El congelamiento de los salarios en Estados Unidos es criticado desde hace meses por numerosos economistas, principalmente en los informes de la Reserva Federal (Fed).

También es visto como un factor que incide en la baja inflación que persiste en el país, y que condiciona a la Fed en la normalización de su política monetaria.

Incluso el miércoles, el Comité de mercado abierto de la Fed (FOMC) subrayaba en las actas de su última reunión de enero que "el débil incremento de los salarios, si se prolonga, podría ser un importante factor en la limitación de los gastos de los hogares".

Sostenbilidad y financiamiento