Johnny Araya se lanza a un río electoral revuelto

Exprecandidato Antonio Álvarez Desanti le dio la adhesión



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Johnny Araya, alcalde de San José, oficializó su aspiración de convertirse en el candidato presidencial del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN). Este chapuzón, acompañado de la adhesión a la causa de Araya del exprecandidato Antonio Álvarez Desanti anunciada este martes, termina de agitar el río electoral en el que las corrientes verdiblancas toman fuerza.

A finales de la semana pasada, el mismo Araya le dio un pequeño empujón al expresidente José María Figueres, al confirmar al diario La Nación que el exmandatario habló en una reunión sobre sus aspiraciones de retornar a Zapote.

Pero Figueres sigue negándose a dar el paso definitivo. Incluso su vocero de prensa, José Manuel Peña, debió retractarse después de haber confirmado estas aspiraciones.

Al agua

En este río revuelto, Araya decidió volver a probar suerte en la carrera aguas arriba por la candidatura presidencial de Liberación Nacional. En la convención verdiblanca del 2009, el alcalde josefino fue derrotado por la actual presidenta, Laura Chinchilla.

En esta ocasión, su rival declarado es Rodrigo Arias, exministro de la Presidencia y hermano del exmandatario Oscar Arias.

La carrera la inician parejos, según indicó una encuesta de la empresa Unimer publicada por La Nación en julio de este año. En esa medición, Araya obtuvo un 23% en intención de voto entre quienes muestran simpatía por el PLN, mientras que un 22% se decantó por Arias.

Debido a que la encuesta tiene un margen de error de 5,9 puntos porcentuales, los precandidatos están en un empate técnico.

Pero no están solos. Sin ser candidato, Figueres cosechó un 18%  de las intenciones de voto. 

El cuadro lo completa el también exministro Fernando Berrocal, quien incluso pautó una campaña en la que se presenta como alternativa al arismo.

Sostenbilidad y financiamiento