AyA descarta que inconformidades de los vecinos frenen avance de planta de tratamiento de la GAM

Vecinos de La Carpio temen que la planta afecte la salud de la comunidad


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Acueductos y Alcantarillados (AyA) mantendrá el tiempo que sea necesario las campañas de información con la comunidad de La Carpio sobre la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales que se lleva a cabo en La Uruca, con tal de evitar problemas y atrasos.

La planta de tratamiento Los Tajos recibirá las aguas residuales de once cantones del Gran Área Metropolitana (1.070.000 personas atendidas en su primera etapa). Todo el proyecto está valorado en $344 millones.

Los vecinos de La Carpio han externado su molestia y preocupación pues temen que la planta afecte la salud de la comunidad.

Yessenia Calderón, presidenta del AyA, recalcó que todas las instalaciones estarán cerradas y además se tratará la calidad del aire, por lo que no deberían presentarse algún tipo de olor. En cuanto a las aguas residuales, la calidad más bien mejorará en un 40%, pues para eso es la planta.

Gigante inversión

La primera etapa de la planta está siendo desarrollada por la española Acciona Agua y tendrá un costo de $44,6 millones financiados por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El tracto de JICA ya fue aprobado y está listo para usarse, pero el del BID aún tiene pendiente la aprobación por parte de los diputados.

Estos trabajos estarán listos para mediados del 2015 y solo incluyen el tratamiento primario del agua (remoción y aglomeración de sólidos).

La segunda etapa tendrá un costo de $41 millones y deben ser financiados por AyA, dinero que aún no se consigue porque no se ha liberado el tracto financiado por el BID.

Hasta que no se construya esta fase (donde se da tratamiento biológico), el agua que se vertirá sobre el río Torres será de menor calidad; sin embargo, el Ministerio de Salud emitió el año pasado un Decreto que permite esta situación hasta que esté la segunda fase.

Los $258 millones restantes serán destinados para ampliar la capacidad y tampoco cuenta con financiamiento.

Sostenbilidad y financiamiento