El BID invita a las ciudades a convertirse en laboratorios de innovación


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) inició el 29 de setiembre una jornada de innovación en la que los expertos invitados animaron a las ciudades a convertirse en laboratorios vivientes que definan el futuro de sociedades urbanas más igualitarias.

En la apertura de la tercera edición de "Demand Solutions", la conferencia anual sobre innovación y desarrollo del BID, los expertos presentaron nuevas tecnologías que podrán definir el futuro del transporte o la planificación de centros urbanos, situándolos como cimientos de ciudades más eficientes.

Marcelo Cabrol, gerente de relaciones externas del BID, señaló que esta nueva edición es la más completa y quiere poner el acento en las ciudades medianas y pequeñas del continente.

"Esas ciudades medianas latinoamericanas son las que tienen la oportunidad de aplicar nuevas iniciativas e innovar en datos, planificación", explicó a Efe Cabrol, quien aseguró que esas urbes son el semillero del desarrollo sostenible del futuro.

Uno de los ponentes, Ryan Chin, director de la iniciativa City Science del Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), aseguró que las ciudades se enfrentan a una nueva revolución gracias a tres innovaciones: la economía de compartir, la electrificación del automóvil y los automatismos.

LEA TAMBIÉN: La economía colaborativa como causa de la ineficiencia del Estado

En su opinión, serán necesarios "alcaldes valientes que traten sus ciudades como laboratorios vivos, y personas con liderazgo" que apliquen fórmulas que reduzcan la congestión, la desigualdad y mejoren la convivencia en ciudades.

En este sentido, Chin recomendó no caer en la tentación de copiar fórmulas de otras ciudades, sin que se fomente la innovación dando solución a problemas únicos de esas urbes.

Desde el MIT, Chin aboga por aplicar esos tres conceptos para, por ejemplo, acabar con la congestión en el tráfico, conseguir un transporte de mercancías eficiente y, en último término, reducir la desigualdad vinculada al urbanismo.

"Ese es un mensaje muy importante. Las ciudades deben ser laboratorios", incidió Cabrol, quien recordó que en un mundo con redes sociales y tecnologías que revolucionan sectores enteros, como en el caso de Uber o Airbnb, es necesario repensar el concepto de la gestión gubernamental o incluso de la inversión para el desarrollo.

"El BID ha sido valiente y visionario al apostar por las ciudades medianas (...). Para nosotros ha sido un salto ver este potencial cliente", explicó Cabrol, que aseguró que el banco de desarrollo ha comenzado por esta razón a trabajar de manera transversal entre departamentos y aplicar métodos más innovadores de desarrollo.

Sostenbilidad y financiamiento