Integración total de Costa Rica con Centroamérica depende de cambios en el SICA

Presidencia pro témpore en manos de Costa Rica se ha caracterizado por propuestas de cambios profundos que no todos los países del Sistema aceptan.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/Barack_Obama-Laura_Chinchilla-Costa_Rica-SICA-Centroamerica_ELFCHA20130510_0009_5.jpg
    326x204
    Vínculo comercial
    / 10 MAY 2013

index

El histórico rechazo de Costa Rica a la integración centroamericana se tambalea.

El país está buscando recortar ese distanciamiento ante el incremento de presiones foráneas. Primero, la Unión Europea (UE) y, más recientemente, el propio Estados Unidos han dejado claro que las posibilidades de cooperación y mejores tratos dependen de que la región funcione integrada.

En el tintero está la posibilidad de que Costa Rica incluso valore opciones impensables hasta hace poco, como ingresar al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y la Corte Centroamericana de Justicia. Lejano, porque dependería de una profunda reforma que el país propone, pero en el horizonte.

Empero, la realidad tras la diplomacia es la desconfianza y una larga lista de diferendos y conflictos pendientes entre los países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Costa Rica es protagonista de esas tensiones, que la desalientan a formar parte de los órganos que componen el foro regional.

Pero, Enrique Castillo, ministro de Relaciones Exteriores, afirma que ese distanciamiento político histórico con Centroamérica está cambiando, acaso arrastrado por la mayor integración comercial que goza el Istmo.

Con pragmatismo, el jerarca dice que la relación mejoró desde que él asumió la Cancillería.

El Ministro dice que el sistema regional dará un salto cualitativo cuando el país termine, en diciembre próximo, la presidencia pro témpore del SICA.

Lo político enreda lo comercial

Sin embargo, el Canciller no oculta que la relación Costa Rica-SICA aún hoy la domina la desconfianza en el ámbito de la integración política.

Según el jefe de la diplomacia, a la fecha, la integración de Costa Rica al SICA es de un 80%.

Será mayor, afirma, cuando avancen las propuestas de reforma integral a la Corte Centroamericana de Justicia y Parlacen.

Los planes para reformar el Parlacen y la Corte, y para transformar al SICA en una entidad regional menos lenta y pesada, son muestra del compromiso de Costa Rica con el fortalecimiento de la relación con sus vecinos más cercanos, dijo Castillo.

“A la Corte y al Parlacen hay que volverlos al revés. Hay que ponerlos en su lugar; la Corte es bastante dañiña”, recalcó.

Liderazgo con matices

El ministro aceptó que las propuestas, por su trascendencia y ambición, no se han ganado un apoyo suficiente para avanzar.

El grado de liderazgo que ejerce el país en el área aún es insuficiente para alcanzar el objetivo de realizar reformas profundas al SICA. “Costa Rica hace propuestas de avanzada, innovadoras y atrevidas, pero no todos los países están dispuestos a seguirnos en todos los campos”, reconoció el Canciller.

Esa actitud regional es consecuencia de la decisión costarricense de no acompañar a Centroamérica tras su pacificación, hace 25 años, según politólogo Francisco Barahona.

“Ahí se fue la oportunidad de convertirse en el ferrocarril que jalara a los demás países”, dice.

Barahona agregó que ese olvido en que incurrieron los gobiernos aún causa un resentimiento en la región que mete a Costa Rica en una encrucijada, al no facilitar su integración plena.

“No tenemos futuro si no nos integramos a Centroamérica. No podemos darnos el lujo de aislarnos de una región con 44 millones de habitantes, pero, todavía, no hemos hecho conciencia de la necesidad de unirnos”, sentenció.

Barahona afirmó que el país no puede prestarle oídos sordos a los llamados a la integración regional que han hecho potencias como la Unión Europea y, hace dos semanas, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante su visita a Costa Rica.

Amorío comercial

Parcialmente, el país ha aceptado esa realidad, enfocado en el campo comercial.

El profesor del Incae, Lawrence Pratt, considera que donde Costa Rica se ha comprometido más con el resto de la región es en los objetivos comunes que, hasta ahora, se limitan al comercio.

Pratt citó como ejemplo el papel protagónico de Costa Rica en las negociaciones del Cafta y del Acuerdo de Libre Asociación con la Unión Europea (Aacue).

La ganancia para Costa Rica ha sido clara. Según el portal estadístico de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), en el 2011 el 20,1% de las exportaciones fueron al Istmo, mientras que el año pasado fueron un 19,2%.

Si bien la simbiosis es clara en el ámbito económico, las barreras a la integración política complican la toma de decisiones que faciliten el comercio interregional, destacó la experta en política exterior Nuria Marín.

“Lo bueno es que nos hemos percatado de que tenemos situaciones comunes en las que somos más exitosos al hacerles frente en conjunto, como la globalización y el narcotráfico”, consideró.

Ya no tan lejos

Pero ¿hay verdadera voluntad de parte de Costa Rica de acortar su distancia con el Istmo?

El canciller Castillo afirmó que sí. “Hay un cambio político desde el 2011. En Costa Rica ya hay consenso de que necesitamos al SICA y que el SICA nos necesita a nosotros”, sostuvo.

Es una posibilidad real, según analistas. Pratt calificó como constante y no circunstancial la participación tica en el contexto regional y Marín cree que en la medida que los países logren una hoja de ruta donde no prime la agenda política, será más sencillo pensar en una cohesión.

En esta ruta, la mala relación que mantiene Costa Rica con Nicaragua, se vuelve uno de los principales obstáculos en la ruta hacia la vida común en Centroamérica.

Cambios a la tica

Transparencia: La reforma a órganos como el Parlacen tiene como fin transparentar su funcionamiento.

Rotación: El país propone un plan que permita a todas las naciones ocupar puestos en los foros más importantes del SICA, para evitar disputas.

Corte regional: La reforma integral al estatuto de la Corte Centroamericana de Justicia es una de las apuestas ticas para darle imparcialidad.

Seguridad: Se promueven cambios a los acuerdos alcanzados en Guatemala en el 2011. La idea es contar con mayores estudios sobre la criminalidad.

Clima: Se propone en el seno del SICA adoptar políticas comunes para enfrentar los retos del cambio climático.

Fuente Enrique Castillo, canciller.

Sostenbilidad y financiamiento