Barreras a la exportación en la mira

Comisión de Logística ataca cuellos de botella que afectan a pymes; tramitomanía y carga destacan


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Calles angostas y abarrotadas, puertos con serias carencias de equipo, y gran cantidad de trámites, están entre los cuellos de botella que enfrentan los empresarios que importan o exportan mercadería.

Estos obstáculos se pueden convertir en verdaderas barreras en el caso de las pequeñas y medianas empresas, las cuales conforman más del 80% del parque empresarial costarricense.

Para compartir necesidades y coordinar esfuerzos en el mejoramiento de las condiciones que hoy zancadillean los sistemas de logística del sector productivo, comenzó a funcionar la Comisión de Logística.

Este foro, conformado por representantes del sector privado importadores, industriales, navieras y agencias aduanales; y funcionarios del Ministerio de Comercio Exterior (Comex) y la Promotora de Comercio Exterior.

“Buscamos las mejores alternativas para la cadena de abastecimiento, opciones que produzcan beneficios en costos, tiempos, seguridad, accesos a mercados con los cuales se tienen tratados comerciales firmados, a través de la integración de los diferentes sectores involucrados”, aseguró Enrique Bolaños, presidente de la Cámara de Importadores de Costa Rica (Crecex).

Viejos enemigos

La Comisión pretende plantar una nueva cara a viejos enemigos que durante años han afectado a las empresas que exportan o que dependen de las importaciones para operar.

Uno de los más conocidos es la obsolescencia de la red vial nacional, por la cual se transporta la mercadería hacia los puertos.

Y ahí también hay un cuello de botella. La mayoría de las exportaciones del país salen por los puertos de la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo de la Vertiente Atlántica (Japdeva), que solo cuenta con dos grúas pórticas para las casi 10 millones de toneladas métricas que se movilizaron en el 2011.

El plan de Japdeva para aprovechar la ampliación de su techo de endeudamiento para adquirir al menos una grúa pórtica más y remozar algunos equipos, navega con lentitud.

Desde finales del año pasado la institución trabaja en conseguir el financiamiento, pero todavía no se concretan acuerdos.

Y la añorada modernización portuaria, con la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) deberá esperar todavía para ver despejado su horizonte legal.

“Confiamos que se solucionen poco a poco los problemas en los puertos pensamos con la nueva terminal de APM Terminals, y el dragado de Caldera. La modernización de Peñas Blancas va por buen camino y esperamos otro tanto en Paso Canoas. La solución que seguimos sin ver es la de la red vial”, aseveró Bolaños.

Papeleo

La tramitología es otro viejo enemigo, uno al cual ya se le han asestado algunos golpes en el área de comercio exterior, pero que todavía perjudica al sector productivo.

“Se requiere la revisión de los procesos de importación y exportación para evitar la duplicidad en los procedimientos aduaneros en todo el servicio de aduanas”, comentó Lander Román, analista de Logística de la Dirección de Inteligencia Comercial de Procomer.

Un avance será la modernización de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), proyecto en el cual trabajan de manera conjunta Comex y Procomer.

La incorporación de tecnología en la VUCE no ha llegado hasta el momento a la automatización de las gestiones que centraliza.

En algún momento de la cadena, entra en acción un funcionario, de forma que la atención a las solicitudes –aunque se reciben a toda hora– debe acomodarse a los horarios de 8:00 a. m. a 5:00 p. m. de las instituciones públicas.

“La aspiración es desarrollar una plataforma que pueda brindar servicios las 24 horas del día los siete días de la semana, con cero uso de papel”, prometió Anabel González, ministra de Comercio Exterior.

Actualmente se tramitan cerca de 25.000 gestiones mensuales en la VUCE.

Unión hace la fuerza

Otra barrera que afecta, en especial a las pequeñas y medianas empresas (pymes) es la ausencia de políticas claras para lograr embarques consolidados de mercadería entrante y saliente, especialmente en los casos de países con los que existe un tratado comercial vigente.

“La idea es lograr unificar centros de carga a nivel centroamericano para poder lograr el acceso a mercados como Chile y otros países con los que negociamos actualmente”, dijo Bolaños.

La Comisión, que reúne a las industrias involucradas y a representantes de Gobierno, todavía debe anotarse sus primeras victorias contra los viejos enemigos, para evitar quedarse solo en el papel.

Los rancios obstáculos comerciales

La logística de exportación e importación puede ser un dolor de cabeza para los empresarios debido a estas barreras:

Red Vial

La Red Vial Nacional tiene años de obsolecencia. Aún así, y ante la ausencia de otra opción viable como servicios ferroviarios de carga, las empresas optan por el transporte terrestre. Cierres de vías y tránsito lento están entre los problemas.

Puertos

El número de grúas pórticas que funcionan en Moín y Limón se quedan cortas para la cantidad de movimientos de carga que se requieren.

Se requieren, además, trabajos de dragado.

Aduanas

Se requiere de una revisión de los procesos de importación y exportación para evitar la duplicidad en los procedimientos en todo el servicio de la Dirección General de Aduanas.

Tramitomanía

Empresas y autoridades trabajan en mejorar aspectos de tramitomanía, como la implementación de un documento único multimodal y en los procedimientos de manejo de muestras.

Consolidación

Se analizan mejores maneras y más económicas para facilitar los procesos de exportación e importación de las pequeñas y medianas empresas, una opción es la consolidación de carga de estas compañías.

Fuente Procomer y Crecex.

Sostenbilidad y financiamiento