JERARCA DEL PLN CUESTIONA IDONEIDAD DE HELIO FALLAS COMO MINISTRO DE HACIENDA

Bernal Jiménez: 'El presidente no tiene idea de qué es un presupuesto estatal'

Jiménez cree que la bancada del PLN actuó con responsabilidad al recortar el presupuesto del 2015.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El presidente del Partido Liberación Nacional (PLN), Bernal Jiménez, cuestiona el rumbo que lleva el Gobierno del presidente Luis Guillermo Solís.

Jiménez considera que el mandatario y el ministro de Hacienda, Helio Fallas, carecen de los conocimientos necesarios para dirigir la política económica del Gobierno, lo cual, dijo, se probó durante el debate en la Comisión de Asuntos Hacendarios del Presupuesto Ordinario de la República para el 2015.

En una entrevista concedida a EF, el presidente del Comité Ejecutivo del PLN manifestó su apoyo a la cruzada por la reducción del presupuesto del 2015 que inició el diputado Ottón Solís, a quien considera mejor ministro de Hacienda que Helio Fallas.

Enseguida la primera parte del interrogatorio a Bernal Jiménez.

¿Qué conclusiones saca a casi dos meses de que iniciara la discusión del presupuesto del 2015?

-Se nota claramente que el ministro de Hacienda (Helio Fallas) y el propio presidente de la República, por su inexperiencia, se dejaron impresionar por las presiones que hay siempre en el presupuesto. Cuando uno es ministro de Hacienda siempre se entiende con los demás ministros porque sabe que lo más importante es evitar las presiones.

”La primera cosa que hay que tener para ser ministro de Hacienda es la valentía para decir que no y en este caso un aumento del 19% en el presupuesto con una inflación de entre 4,5 y 5% es totalmente desmesurado”.

¿Faltó carácter para limitar el incremento de los presupuestos de las entidades?

-Me parece que el ministro Fallas no se plantó para ponerle límite al crecimiento de los ministerios y de las transferencias, como la que se hace a las universidades. Una persona como Ottón Solís (diputado del PAC), quien sí entiende de estos asuntos, de inmediato reaccionó.

”Un economista serio entiende que en las condiciones actuales, con ingresos fiscales tan débiles, con un sistema tributario arcaico, es imposible permitir un alza de esa naturaleza. La Asamblea Legislativa entró a hacer su trabajo y está haciendo su papel y, en conjunto, han hecho bien en reducir el presupuesto. Todo presupuesto puede ser reducido.

Don Ottón Solís lleva la razón en esta lucha por racionalizar el gasto y mi partido, que no es politiquero, lo apoyó”.

El presidente Luis Guillermo Solís afirma que la reducción de un 1% del presupuesto resultará en un caos para el país…

-Es que don Luis Guillermo no tiene sentido de la proporción. El presidente no tiene idea de qué es un presupuesto estatal. Así lo ha demostrado. Su inexperiencia se nota en sus apreciaciones y en lo que dice. No tiene ni la menor idea. ”Se nota que con costos conoce el presupuesto por ‘forros’. Me parece que su actitud es poco política y demuestra un gran desconocimiento. Él habla de lo que le dicen, seguro; es un presidente más dado a andar en festejos que en ponerse a estudiar”.

¿Entonces no lo convence la propuesta económica del Gobierno?

-Noto que este Gobierno tiene enormes vacíos en esa materia y que don Helio no los está llenando.

”Lo remito a la biblia ‘por sus frutos los conoceréis’. Don Helio, quien es una excelente persona, no tiene la fuerza que se necesita para el cargo de ministro de Hacienda. No es la persona indicada para esto”.

¿Sería mejor ministro de Hacienda Ottón Solís, aunque el presidente no le haya querido dar el puesto?

-Sin duda. Mi partido lo apoya en su lucha, independientemente de que él es un ingrato con el PLN, por acusarlo de corrupción a veces injustamente. No lo veo acusando a su partido con todas las irregularidades que han saltado últimamente.

¿Es momento de empezar a discutir ya un nuevo plan fiscal?

-Ese momento llegó hace mucho tiempo. Este país requiere con urgencia una actualización de su sistema tributario. La Sala Constitucional no puede estarse metiendo en la temática fiscal, que es de dominio absoluto de la Asamblea Legislativa. Los magistrados le hicieron un daño inmenso a este país no aprobando la mejor reforma fiscal del 2006, la mejor que se ha planteado en este país.

”Uno de los grandes yerros de este Gobierno es haber decidido esperar dos años para enviar un plan fiscal. Nunca le he escuchado al presidente razones de peso que fundamenten esa decisión

Una razón baladí que igual revela la falta de conocimiento del presidente y de su ministro de Hacienda, es que van a aumentar la recaudación controlando las evasiones y las elusiones”.

Hacienda propone empezar el debate tributario con una reforma al impuesto sobre las ventas. Usted ¿por dónde empezaría?

-Por una reforma al impuesto sobre la renta, que debe ser global y universal. El Impuesto al Valor Agregado, por su parte, es regresivo.

El Gobierno le apuesta al crecimiento económico para generar mejor calidad de vida y no tanto a más impuestos ¿Ve usted que se alcance esa meta sin pasar por esa vía de más tributos?

-La economía mundial está creciendo a más del 3% y este país no puede conformarse con un 4% pues eso es un fracaso en el crecimiento económico. Este país debe crecer entre un 6 y un 7% y para lograr eso hay que tener políticas públicas y gubernamentales muy claras y precisas para que los sectores público y privado tengan claridad a qué atenerse y este Gobierno no tiene un rumbo claro.

”El presidente Solís sigue creyendo que está en campaña, usa frases populistas y efectivistas. Le da lo mismo ir a un festejo que hablar de crecimiento económico.

Ocupamos un Gobierno que sepa a dónde ir, conciente de impulsar el desarrollo económico y el bienestar social. No entiendo cómo el presidente habla de justa distribución de la riqueza si ni siquiera conoce cuáles son los instrumentos para lograrlo”.

Si usted fuera empresario extranjero ¿invertiría en este país en el contexto actual?

-Sí, porque aunque el país tiene un Gobierno desorientado, tiene un Estado de Derecho muy fuerte. Yo tengo confianza en este país.

Sostenbilidad y financiamiento