DIPUTADO ÓSCAR LÓPEZ SUMÓ APOYO AL GRUPO ESTE MARTES

Bloque de oposición cerca de amarrar votos para presidir Asamblea Legislativa

Partidos afirman que su intención es que el Poder Ejecutivo tenga que negociar con menos interlocutores.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El bloque de oposición que pelea el control de la Asamblea Legislativa a partir del 1.° de mayo está a punto de amarrar el respaldo necesario para coronar esas intenciones.

Este martes el diputado Óscar López, de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), anunció en conferencia de prensa que dará su voto para la papeleta que la oposición plantará frente a la del Partido Acción Ciudadana (PAC) para hacerse con el control del Directorio Legislativo.

Con la adhesión de López, quien se alejó del PAC por las rencillas que mantiene con la vicepresidenta electa, Ana Helena Chacón, el bloque opositor sumaría los 29 votos, cifra  necesaria para adueñarse del Directorio.

La suma se compone de los 18 votos del Partido Liberación Nacional (PLN), cuatro del Movimiento Libertario, dos de la Unidad Social Cristiana (PUSC), dos de Renovación Costarricense, más los tres votos de sendas bancadas unitarias: PASE, Restauración Nacional y Alianza Demócrata Cristiana (ADC).

En tanto que el PAC, además de sus 13 votos, cuenta con los nueve votos del Frente Amplio y seis de la bancada de ocho miembros del PUSC que, en total, suman 28 votos.

Mario Redondo, diputado electo por la ADC, dijo que este miércoles los legisladores del bloque se reunirán para intentar cerrar el pacto, que consiste en una agenda programática para impulsar desde el Poder Legislativo.

Redondo y el socialcristiano Humberto Vargas son los diputados que disputan la candidatura a la presidencia del Directorio en la papeleta opositora.

“Yo he puesto humildemente mi nombre a consideración de los compañeros. Creo firmemente en que el país le dio a la Asamblea Legislativa el mandato de ser un contrapeso al Gobierno de don Luis Guillermo Solís”, sostuvo Redondo.

EF intentó conocer el criterio de Humberto Vargas pero no atendió las llamadas a su celular.

De acuerdo con Mario Redondo, las intenciones del bloque opositor son facilitar la “gobernabilidad democrática”, en el sentido de que el Poder Ejecutivo tenga que negociar con un único interlocutor de la oposición y no por aparte con los voceros de las siete bancadas que componen la alianza.

“Si ganamos los puestos del Directorio nuestro espíritu será el de construir, no el de obstruir”, manifestó Redondo.

La expectativa del bloque opositor es amarrar durante este miércoles la suma de votos necesaria para ganar el Directorio y así evitar negociaciones de último minuto el jueves 1.° de mayo cuando, a partir de las 9:00 a. m. el plenario se reúna en sesión solemne para elegir a las nuevas autoridades legislativas.

De concretarse la meta del bloque, a Luis Guillermo Solís le tocará repetir la suerte de la presidenta saliente, Laura Chinchilla, quien gobernó con un Directorio de oposición entre el 2011 y el 2012, cuando la alianza Por Costa Rica logró colocar en la presidencia legislativa a Juan Carlos Mendoza, diputado del PAC.

Entre las consecuencias de ese gane de la oposición estuvo un mayor control político contra el Gobierno, especialmente enfocado en fiscalizar el gasto incluido en el Presupuesto Ordinario de la República para el 2012, que se aprobó por defecto al no contar con los votos requeridos para su aval.

Sostenbilidad y financiamiento