Caficultores afectados por roya usan dinero del fideicomiso para pagar deudas, renovar cafetales y mejorar plantas

Tras atacar la enfermedad, agricultores esperan tener una mejor cosecha en el 2014


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los caficultores de pequeña capacidad que recibieron la ayuda económica del Fideicomiso Cafetalero ya están tomando las medidas necesarias para paliar los efectos de la roya en sus plantas y lograr una mejor producción de café en la cosecha 2014-2015.

Con el dinero recibido, los agricultores están cancelando las deudas que tienen por la compra de fungicidas que hicieron durante la época de la afectación, pero también están dejando una parte para mejorar sus siembras.

Marina Borbón Barrantes, de 54 años, vecina de Sabalito de Coto Brus y con una hija, tiene planeado sembrar dos hectáreas más de café y pasar a tener un cafetal de 5 hectáreas a uno de 7.

Para eso ya compró la semilla que comenzará a sembrar en setiembre.

Además le está cancelando lo adeudado a la Cooperativa de Sabalito, que le había dado un financiamiento a la espera de que ella les cancelara una vez que recibiera la ayuda.

"Yo le pude abonar dos veces, y tres fumigadas, y hemos tenido la asistencia de un ingeniero de la cooperativa", dijo Marina, quien se mostró muy contenta con la ayuda recibida.

Además, con la siembra de dos hectáreas más con el grano de oro espera que mejoren los precios y les paguen más por fanega.

En las cosechas pasadas la Cooperativa le pagó ¢45.000 por cada fanega. Espera que para la próxima cosecha le paguen ¢80.000.

Con la roya, doña Marina cosechó en cada hectárea 12 fanegas, ahora sin la enfermedad la esperanza es que sean 25 o 30 fanegas por hectárea.

"Somos caficultores 100% y como ya lo llevamos en la sangre tenemos la esperanza de que los precios mejoren, no podemos bajar la guardia y que desaparezca el producto", dijo.

Miguel Suárez Vásquez, 58 años y vecino de Atenas ha sido caficultor toda su vida y así crió a sus cinco hijos, la mayoría profesionales.

Sus cultivos también fueron dañados por la enfermedad, por lo que tuvo que renovar sus siembras y debió introducir una variedad nueva y resistente a la roya, que al mismo tiempo es más productiva.

La Cooperativa de Atenas le había facilitado dinero como préstamo e invirtió en almácigo nuevo y abonos para darle mantenimiento al cafetal.

Con el dinero del fideicomiso está pagando la deuda y otra parte la utilizará en el mantenimiento de la nueva siembra.

Suárez es dueño de cinco hectáreas que llegan a producir 30 fanegas por hectárea, es decir 150 fanegas en total. Con la enfermedad eso bajó un 40%, a cerca de 80 fanegas.

"Lo de la roya es una lucha constante. Esto es de no acabar. La idea es ir renovando poco a poco con variedades más resistentes para no tener que luchar contra la enfermedad porque lo más caro del trabajo son los fungicidas que se utilizan para controlarla", dijo.

Geovanny Hidalgo Román, también vecino de Atenas, contó que pertenece a una familia de cinco hermanos y los padres, recibieron el dinero y comenzaron a trabajar con resiembras de café y atomizar para el control del hongo de la roya. También para el mantenimiento de los cafetales y pagar empleados.

"Ese dinero nos vino a dar un fondo para financiarnos durante todo este periodo y es la mejor ayuda que le han dado al productor nacional en los últimos 20 años. Tiene intereses muy bajos y lo vamos a agarrar como fondo para seis años y tenemos tiempo de recuperarnos nuevamente", comentó. 

Añadió que ha podido hacer dos fumigaciones por lo que la enfermedad está bajo control. 

La producción la tienen en un 60% de lo normal, pero esperan que para cosecha 2015-2016 puedan recuperarse plenamente. 

El Fideicomiso Cafetalero es de ¢20.000 millones y se está distribuyendo con ayudas sociales y créditos a caficultores. No obstante, el gobierno aseguró que la suma se quedó corta para la lista de caficultores afectados por la roya. Esa cifra solo alcanzará para 9.000 personas y se tienen 18.000 solicitudes.

Según cifras del Instituto del Café (Icafé), la roya afectó al 67% del total de 93.000 hectáreas que se siembran de café en el territorio nacional. Esto significa 63.441 hectáreas.

Sostenbilidad y financiamiento