Columna Tributaria: ¿Freno al “capital golondrina”?


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

El “Proyecto para desincentivar el ingreso de capitales externos” pretende incluir un nuevo artículo 59 bis a la Ley del Impuesto de Renta . Esa norma habilita al Poder Ejecutivo, cuando la junta directiva del Banco Central determine un estado de desequilibrio económico, mediante el acuerdo de mayoría calificada de cinco de sus miembros, incrementar hasta por un máximo de 6 meses –prorrogables–, la tarifa de los impuestos aplicables a cualquier tipo de rendimientos de los que la norma define, cuando se le pague a personas físicas o jurídicas no domiciliadas en el país, por parte de emisores, agentes pagadores, sociedades anónimas y otras entidades públicas o privadas.

La medida aplica a los rendimientos que deriven de la captación de recursos en el mercado financiero a través de títulos valores, recompras, así como de operaciones de financiamiento que generen todo tipo de rendimientos financieros. En caso de declaratoria de desequilibrio, el Banco Central podría recomendar los incrementos en las tarifas existentes hasta por 30 puntos porcentuales adicionales a las tarifas existentes. Podrá hacer diferencias por moneda, plazo e instrumento.

Se excluyen los rendimientos generados por títulos emitidos por el Gobierno y entidades públicas no financieras en el mercado internacional y las exenciones sobre los pagos de intereses, comisiones y otros gastos financieros, arrendamientos de bienes de capital, financiamiento de importaciones y demás conceptos regulados en el artículo 59 párrafo ocho de la ley.

Las dudas sobre la aplicación temporal se resuelven manteniendo el tratamiento de los títulos nacidos antes de la vigencia de cada declaratoria del BCCR, siempre que no sean transmitidos a otro sujeto no domiciliado. El problema práctico de identificación de los inversionistas no domiciliados, será una declaración jurada.

INCLUYA SU COMENTARIO