HONDURAS

Controversia por electricidad

Empresa colombiana suspendió convenio por denuncias de sobreprecios y fideicomiso


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La empresa estatal de energía de Honduras (ENEE) enfrenta problemas financieros y se agrava con denuncias de contratos costosos que involucran a firmas extranjeras. Uno de ellos es con la empresa Gestión Energética S.A. (Gensa), de Colombia, el cual fue suspendido.

El convenio establecía que la empresa Gensa estructurara la modernización del alumbrado público de Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades principales de Honduras.

Acordaron reemplazar 84.527 luminarias de un total de 96. 967 por lámparas LED que consumen menos energía. El costo total se estimó en $38 millones contando mano de obra y costos indirectos. Sin embargo, en el mercado local los costos no alcanzan los $20 millones.

El convenio firmado por el gerente de la ENEE, Roberto Martínez Lozano – quien fue separado hace unos meses del cargo–, ordena la creación de un fideicomiso al que se dirigiría el 75% de los recursos del alumbrado en los próximos 25 años.

Esto le permitiría a Gensa percibir unos $13,8 millones anuales y unos $345 millones durante la vigencia del contrato. Se habla de millonarias inversiones para las instalaciones, sin embargo, recaen sobre el Gobierno.

Los ejecutivos de Gensa arribaron a Honduras a mediados de 2011 para asesorar a la ENEE en la búsqueda de soluciones a los racionamientos que afectaban las regiones del occidente, atlántico y oriente, pero al final la asistencia técnica ofrecida terminó en un lucrativo contrato.

Según un estudio realizado por la estatal eléctrica, el sistema de alumbrado público presenta deficiencias de funcionamiento en cerca de 65% del inventario total.

Una de las cláusulas que ha despertado una fuerte controversia es la constitución de un fideicomiso, el cual será alimentado con 75% de la tasa de alumbrado público. La ENEE depositará en 15 días hábiles de ocurrida la facturación de cada mes para pagos de Gensa y subcontratistas.

Gensa percibiría unos $13,8 millones anuales, además se le pagaría por las luminarias que fueron cotizadas en el contrato a un valor mayor en $18 millones a los precios locales.

Emil Hawit, actual gerente de la ENEE, señaló que se trata de un convenio preliminar “que se está analizando, pero no hay compromisos ni precios fijos”.

Miguel Aguilar, presidente del sindicato de la estatal (Stenee), sostuvo que “se habla de inversiones millonarias de $190 millones y otros costos administrativos millonarios, pero parece que todo es aporte de la ENEE y no de Gensa y eso no es sensato ni posible con las finanzas que se tienen”.

Suspensión y pérdidas

Aunque el exgerente de la ENEE Roberto Martínez sostuvo inicialmente que no firmó ningún acuerdo, el presidente de Gensa, Alejandro Maya, dijo que se tomó la decisión de suspender el convenio con el Gobierno de Honduras.

Maya aseguró que solo se firmó un convenio marco sin valores ni obligaciones específicas. “Funcionarios de Gensa se trasladaron a Honduras y la empresa Coalianza (estatal hondureña que maneja la iniciativa de asociaciones público privadas), le entregó a Gensa los valores en un anteproyecto que posteriormente tendrían que ser definidos”, aseguró el ejecutivo.

El funcionario agregó que esos valores no han sido firmados por Gensa y por el contrario, le comunicó a la Junta Directiva lo que se estaba suscitando en Honduras, “y se tomó la decisión de suspender inmediatamente todas las gestiones con Honduras, hasta que se realizaran las aclaraciones y consultas correspondientes”.

Sostenbilidad y financiamiento