Crece el optimismo en Alemania para el 2014 por la recuperación de la eurozona

El Poder Ejecutivo de la canciller Angela Merkel consideran que la mayor economía de Europa va a repuntar el año que viene


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El optimismo impregna las previsiones económicas de Alemania para 2014 de gobierno, expertos y empresarios que coinciden en ligar la reactivación de la mayor economía europea al inicio de la recuperación en la eurozona.

Los últimos pronósticos decantan la balanza económica hacia el mismo lado: Alemania volverá a crecer con fuerza el año que viene, romperá un nuevo récord de exportaciones y logrará seguir reduciendo su déficit público, pese a que apenas creará empleo.

Tras un ejercicio renqueante en el que el producto interior bruto (PIB) ha avanzado un 0,4% según la mayoría de estimaciones, tanto los economistas como el Ejecutivo de la canciller Angela Merkel consideran que la mayor economía de Europa va a repuntar entre un 1,5 y un 2% el año que viene.

Las previsiones difundidas en los últimos días cimentan la mejora de las cifras macroeconómicas en la solidez de la demanda interna -un valor en alza de la economía alemana- y, por primera vez desde que irrumpió la crisis, en la mejora de las perspectiva para la eurozona.

"Hacía mucho tiempo que la economía alemana no percibía tan positivamente el futuro", aseguró recientemente Michael Hüther, director del Instituto de la Economía Alemania (IW) , al presentar un informe de perspectivas.

Este estudio apunta que 34 de los 48 sectores de la economía alemana estiman que el año que viene aumentarán, en términos generales, su producción e ingresos.

Otra encuesta, ésta realizada entre grandes empresarios y políticos alemanes, indicaba recientemente que un 70% de los interrogados considera que la economía alemana va a crecer en el próximo semestre, frente a sólo el 4% que piensa lo contrario, y ceñía sus dudas a la evolución de Francia, que vuelve a acercarse al abismo de la recesión.

Estas expectativas alemanas se deben en gran medida a los signos alentadores que llegan desde algunos puntos de la eurozona, donde parece asentarse la idea de que lo peor de la crisis de la deuda soberana ya ha quedado atrás.

Según un informe que la Cámara Alemana de Industria y Comercio (DIHK) que se presentará a principios del próximo año -pero que avanzó hoy el diario Bild - el sector exterior alemán espera batir un nuevo récord de exportaciones y vender más allá de sus fronteras bienes y servicios por valor de 1,45 billones de euros, un 4% más que en 2013.

Otro estudio, el Informe anual 2014 que está preparando el Ministerio de Economía, prevé además que este repunte del crecimiento del PIB no va a ser flor de un día y que el dinamismo económico se va a mantener durante toda la legislatura.

"Las posibilidades de crecimiento a medio plazo de la economía alemana permiten que en el período hasta 2018 se crezca de media entre un 1 y un 1,5% al año", apunta la última edición de la revista Focus que ha accedido a un borrador de este informe.

Entre la población también está cundiendo el optimismo, según una encuesta de la fundación BAT publicada hoy, que destaca que un 72% de los alemanes está convencido de que 2014 será mejor que este año en términos económicos.

El estudio señala que el colectivo más optimista es el comprendido entre los 14 y los 34 años, donde el 81% confía en un mejor año, una cifra que contrasta con el pesimismo crónico en ciertas economías europeas con un desempleo juvenil muy elevado.

El único pero de la economía alemana en 2014 residirá en el mercado laboral, a juicio de los expertos, que consideran que apenas se crearán nuevos puestos de trabajo y que la tasa de desempleo descenderá ligeramente, desde el 6,9% actual a un 6,8%.

Sostenbilidad y financiamiento