CIFRAS Y PROYECCIONES DE LA OMC

Crecimiento del comercio mundial estaría en vías de estabilización

Una mayor contracción en los países emergentes, el agravamiento de la volatilidad financiera y que se acentúe el sentimiento negativo que los consumidores son los riesgos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Ginebra. El comercio mundial crecerá un 2,8% este año, exactamente igual que en 2015 y al mismo ritmo que la progresión del Producto Interior Bruto (PIB) global, una tendencia que indica que el crecimiento de este sector puede estar en vías de estabilización.

"2016 será el quinto año consecutivo en el que el comercio mundial crecerá a la misma tasa que el PIB, es decir, uno a uno, en lugar del dos a uno que se había convertido en la norma antes de la crisis", dijo este jueves 7 de abril el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo.

Esta institución, responsable de emitir las reglas que regulan el comercio internacional y supervisar su cumplimiento, presentó sus previsiones para este año y el próximo, cuando el crecimiento de los intercambios comerciales se situará –según sus estimaciones– en un 3,6%.

El crecimiento al final de 2016 será igual que el de 2015, periodo en el que Sudamérica registró la peor evolución global en términos de importaciones debido, sobre todo, a la reducción de la demanda en Brasil.

"La volatilidad y la incertidumbre han sido generalizadas", declaró Azevedo, resumiendo así lo que sucedió el año pasado en el ámbito económico, marcado por una caída del 60% en el precio del petróleo y una apreciación del 20% del dólar estadounidense.

Azevedo explicó en una conferencia de prensa que el crecimiento a la par del comercio mundial y del PIB global  (uno a uno) que se registra desde la crisis financiera que estalló en 2008 puede considerarse hoy "atípico", pero que también lo era que ese crecimiento fuese "del dos a uno" antes de ese punto de inflexión.

LEA: Alza en exportaciones provoca reducción del déficit comercial en Costa Rica

Después de la Segunda Guerra Mundial, la relación entre el crecimiento del comercio internacional y del PIB global era tradicionalmente de 1,5 a 1, indicó el responsable de la OMC, quien apuntó que "regresar a ese nivel será lo más realista a mediano plazo".

Entre los riesgos mencionados por Azevedo en su valoración de la situación de la economía mundial estuvieron una mayor contracción en los países emergentes, el agravamiento de la volatilidad financiera y que se acentúe el sentimiento negativo que los consumidores han empezado a mostrar recientemente.

Asimismo, el responsable pidió que "se preste mayor atención al panorama general del comercio" y no a ciertos indicadores que pueden llevar a confusión, como ocurre cuando la evolución del comercio se estima por su valor en divisas y no por su volumen.

Recordó que recientemente se publicaron informaciones de prensa que apuntaban a una caída del 12,5% de los intercambios comerciales en 2015, pero aclaró que este cálculo era en función de su valor en dólares y no del volumen.

Lo explicó señalando que el año pasado "hubo grandes movimientos y cambios en los tipos de cambio y precios de las materias primas, pero esto no redujo la cantidad de mercancías que pasaron las fronteras".

Azevedo enfatizó que una reducción en el volumen del comercio internacional siempre está asociado a una recesión mundial, lo que no ha ocurrido, "por lo que hay que prestar más atención al volumen que al valor".

Asia contribuyó más que ninguna otra región a la recuperación del comercio mundial desde la crisis financiera del 2008-2009, pero su influencia se ha ido rebajando conforme su ritmo de crecimiento ha ido disminuyendo.

En cambio, Europa volvió a contribuir de forma "positiva y notable" con el crecimiento del comercio, con 1,5 puntos porcentuales, en el aumento mundial del 2,6%.

"Europa se ha convertido en un motor de crecimiento y está reequilibrando la bajada que se observa en Asia", indicó Azevedo.

Sostenbilidad y financiamiento