Doing Business desnuda pendientes

Digitalización de trámites mejora posición del país, pero seguridad jurídica da paso atrás

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La escalada de 12 casillas que Costa Rica se anotó en la última edición del informe Doing Business del Banco Mundial, fue como un bálsamo para la mortificación de haberse estancado en la posición 121 de 185 economías durante varios años.

La mejora se debe, en gran parte, a que se concretaron los esfuerzos para ofrecer a los usuarios la opción de ahorrarse las enervantes filas en una sucesión interminable de instituciones públicas mediante la digitalización de trámites.

Los avances en este campo, que deberían reflejarse con más fuerza en la próxima edición del estudio, contrastan con la situación menos halagüeña en los rubros de seguridad jurídica que contempla el estudio.

El retroceso fue modesto pero parejo en los apartados de Protección a los inversionistas, Cumplimiento de contratos y Resolución de insolvencias.

“Requerimos transparencia, estabilidad en el marco regulatorio. Un ejemplo sencillo es pensar: ¿Cuántas veces ha cambiado la ley de tránsito en los últimos 5 años?, ¿cómo afecta a las compañías con grandes flotillas o los alquileres de autos? Un inversionista en estos sectores probablemente lo tendrá en consideración”, comentó Lawrence Pratt, director del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (Clacds) de INCAE Business School.

Reglas claras

Costa Rica se colocó en el escalón 169, la posición más baja del país en cualquier rubro calificado, en cuanto a la protección para los inversionistas. Esto marca un retroceso de dos escalones con respecto al informe anterior.

No parece existir mucha urgencia por mejorar; desde el 2008 no se reportan reformas en este campo.

Tampoco se registraron modificaciones en cuanto a la resolución de la insolvencia, aspecto en el que Costa Rica se ubica en el puesto 127, uno menos que 2013.

Las reformas tampoco abundan en el rubro de cumplimiento de contratos. De las últimas cinco ediciones del informes del Banco Mundial se registran mejoras solo en el 2010.

“Desde el 2004 al 2013 los procedimientos y los costos siguen siendo los mismos, 40 y 24,3% respectivamente, en este sentido solo han disminuido los días para la realización del trámite, pasando de 877 a 852”, criticó Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

Las preocupaciones sobre seguridad jurídica trascienden estos rubros y también salpican algunos aspectos en los que Costa Rica registró notables mejoras, como el pago de impuestos.

“El trámite de pago de impuestos no es el problema. El tema de fondo es el transfondo jurídico que le da seguridad al contribuyente de si el pago del impuesto, su cálculo, su procedencia o su pertinencia es jurídicamente correcto”, aseguró Mario Montero, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia).

Abriendo brecha

Irónicamente, el país también perdió posiciones en el eje de Abrir un negocio. Durante meses las baterías del Gobierno estuvieron enfocadas en derribar la barrera de 120 días de trámites que en promedio debía padecer quien quisiera echar a andar una empresa.

Pese a la reducción en los días que tardan estos trámites a 60 en el informe actual, el país cayó tres posiciones en el ranking .

La entrada en funcionamiento del portal CrearEmpresa, que reduciría a 20 los días requeridos para iniciar un negocio, llegó demasiado tarde para ser tomado en cuenta en este informe.

La plataforma digitalizará los procedimientos para inscribir sociedades mercantiles, legalizar libros ante el Registro Nacional, obtener el permiso sanitario de funcionamiento, viabilidad ambiental, certificado veterinario de operación, certificado de uso del suelo y patente comercial, así como solicitar la inscripción como patrono ante la Caja Costarricense de Seguro Social y como contribuyente ante la Dirección General de Tributación.

Actualmente el portal está enlazado únicamente con las municipalidades de San José y Alajuela, que concentran la mayor cantidad de patentes, pero la Secretaría Técnica de Gobierno Digital ya trabaja en un calendario de implementación con los restantes gobiernos locales.

“El reto es asegurar que el portal realmente permita a la gente realizar todo lo que necesita hacer. En el pasado, por ejemplo, la ventanilla única comenzó con buenas intenciones. Pero después de poco tiempo, el chiste era que “es una ventanilla única para decirle a cuáles otras ventanas tiene que visitar para abrir su negocio”, rememoró Pratt.

El otro gran reto será lograr que el público haga uso de la herramienta.

Unas 204 sociedades han sido inscritas utilizando la primera fase de la plataforma, que funciona desde febrero del pesente año.

Mucho más popular ha sido la legalización de libros, pues se han tramido más de 30.000.

El camino avanzado devuelve el aliento al Gobierno sediento de victorias, pero no elimina la gravedad de los temas todavía pendientes.

Sostenbilidad y financiamiento