RECOPE PARALIZÓ CONVENIO PARA USAR HIDRÓGENO COMO COMBUSTIBLE

'Duda razonable' sobre legalidad de participación estatal frena proyecto conjunto con Ad Astra Rocket

Temor sobre eventual ilegalidad de convenio con científico Franklin Chang llevó a Recope a poner en "stand by" el acuerdo de investigación.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Una "duda razonable" de índole jurídico llevó a la actual junta directiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) a frenar el proyecto para desarrollar el hidrógeno como combustible en conjunto con Ad Astra Rocket Company, dirigida por el científico y astronauta Franklin Chang.

Sara Salazar, presidenta ejecutiva de Recope, indicó que a raíz de una consulta a la Procuraduría obligada por la Contraloría General de la República (CGR) sobre la idoneidad jurídica de la participación de la empresa en el desarrollo de biocombustibles, fue que la directiva decidió suspender también la firma del convenio con Ad Astra para ejecutar la última etapa del plan para convertir al hidrógeno en combustible.

Un riesgo

El argumento de Salazar se basa en que si la Procuraduría indica que Recope no puede participar en el desarrollo de biocombustibles, por no ser estos derivados del petróleo, también correría peligro cualquier inversión que haga la empresa en el proyecto conjunto con Ad Astra, por lo que decidieron esperar a que el abogado del Estado se pronuncie para proseguir con el convenio.

Esa espera llevó a Franklin Chang a dar por terminada la relación con Recope la noche del martes, rompimiento que se oficializó ayer a través de un Hecho Relevante enviado a la Superintendencia General de Valores (Sugeval). Según Chang la empresa que representa no podía seguir esperando una respuesta departe de Recope.

Aunque Salazar dijo este jueves que ha estado en contacto permanente con Chang, el científico declaró el miércoles a EF que desde hace siete meses extrañaba una respuesta departe de la junta directiva de Recope que asumió funciones con el nuevo gobierno, el 8 de mayo del 2014.

Mayid Brenes, director jurídico de Recope, secundó la versión dada por Salazar en una conferencia de prensa y afirmó que la "duda razonable" de la junta directiva no se extralimitó al frenar el proyecto de hidrógeno pese a que la consulta emitida a la Procuraduría versa sobre biocombustibles.

Mientras los biocombustibles se obtienen de una mezcla de sustancias orgánicas, el gas de hidrógeno se produce a través de procesos donde está involucrada la energía solar y la eólica para luego acumularse en una celda que se instala en motores, explicó Chang a EF.

Siguen adelante con Hidrógeno

Salazar enfatizó que la ruptura de Ad Astra con Recope no implica que la entidad estatal vaya a dar por cerrado el proyecto para el desarrollo del hidrógeno, en el cual la autónoma ha invertido $2 millones desde el 2011.

La planta instalada en Liberia,Guanacaste, en el complejo de Ad Astra, será trasladada a Barranca, Puntarenas y allí se proseguirá con el proyecto, adelantó la presidenta ejecutiva de Recope, quien afirmó que el proyecto para desarrollar el hidrógeno como combustible del futuro goza del apoyo político del presidente Luis Guillermo Solís.

Franklin Chang dijo a EF el miércoles que ante las trabas que Recope le puso al proyecto, Ad Astra analizará el interés de otros gobiernos como los de Panamá, El Salvador y República Dominicana para desarrollar el hidrógeno como combustible.

Finalmente, Salazar dijo que es incierto el plazo que tardará la Procuraduría en pronunciarse sobre la legalidad de la participación de Recope en el desarrollo de energías distintas a las producidas por el petróleo y sus derivados.

Sostenbilidad y financiamiento