2015, mal escenario para el empleo

Mayoría de empresarios no contrataría este año por mal clima de negocios y falta de políticas públicas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/Empleo-desempleo-Uccaep-Deloitte-Manpower-Ministerio_de_Trabajo_ELFCHA20150207_0004_5.jpg
    326x204
    2015, mal escenario para el empleo
    / 07 FEB 2015
  • /economia-y-politica/Empleo-desempleo-Uccaep-Deloitte-Manpower-Ministerio_de_Trabajo_ELFCHA20150207_0005_5.jpg
    326x204
    2015, mal escenario para el empleo
    / 07 FEB 2015

index

Los presagios del 2015 en materia de empleo no son buenos.

Y remiten de inmediato al 2014, cuando la tasa de desempleo rozó el 10%, según la Encuesta Continua de Empleo (ECE) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Ese antecedente y el poco crecimiento económico proyectado por las cámaras empresariales con base en un clima de negocios que califican como difícil, hacen que el sector productivo no contemple con optimismo la posibilidad de ampliar las planillas.

De ahí que los empresarios lanzaran el grito de alerta al Gobierno para que declare emergencia nacional por el desempleo.

La intención del llamado es que se facilite la articulación de acciones para reducir lo antes posible la cantidad de personas sin un puesto en el mercado laboral.

El Gobierno contesta con otra petición: que los patronos se comprometan a crear empleo a través de la sociedad entre ambas partes, materializada en la “Alianza para el empleo y el desarrollo productivo”.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) también pide al sector productivo brindar su apoyo a la “Estrategia nacional de empleo y desarrollo”, para crear 217.000 nuevos puestos de trabajo en cuatro años.

Víctor Morales, titular de Trabajo, reconoció que sin ese compromiso será difícil crear los 50.000 empleos que se requieren al año para quienes ingresan al mercado laboral.

Datos que desalientan

Pese a la promesa de resultados que hace el MTSS, las malas proyecciones para el empleo durante el 2015 se sustentan en la fría realidad de las cifras y los datos.

Una fuente de esa información poco halagüeña es la “IV Encuesta Trimestral de Negocios” realizada por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) a finales del año pasado entre sus asociados.

La encuesta revela que una mayoría de los empresarios no piensa aumentar su planilla durante los meses venideros.

Tampoco invitan al optimismo los datos que dio a conocer Deloitte en su Barómetro de Empresas de diciembre del 2014.

Tras encuestar a los directivos de las principales empresas que operan en el país, el Barómetro midió que el 52,6% espera que el desempleo empeore durante el 2015, el 42,2% no cree que existan cambios con respecto al 2014 y apenas un 5,2% espera mejoras.

De acuerdo con la Encuesta de Expectativas de Empleo de la reclutadora Manpower para el primer trimestre, solo el 8% de las empresas estaría en disposición de contratar más empleados.

Según Eric Quesada, director comercial de Manpower, las expectativas de contratación se debilitan en los seis sectores monitoreados por la firma cuando se comparan con el 2014.

El sector manufactura reporta la disminución más notable, con 9 puntos porcentuales.

“Por otro lado, las expectativas se debilitaron por 7 y 6 puntos porcentuales en los sectores construcción y servicios, y en comercio disminuyen 5 puntos porcentuales”, informó Quesada.

¿Hay oportunidades?

En un contexto tan frágil para el empleo, ¿dónde estarán las oportunidades de contratación?

Todo apunta a que quienes buscan trabajo pueden encontrarlo en el comercio, turismo, transportes y finanzas. En estos las contrataciones se mantendrán en positivo, pero sin posibilidades de compensar la baja en los otros sectores.

En cuanto a la época del año en que se crearían más puestos de trabajo, la tendencia registrada por Manpower indica que sería durante el primer trimestre. Las intenciones de contratación caerían por debajo del 8% durante el resto del 2015.

Sostenbilidad y financiamiento