Autoridades y sector privado explorarán políticas segmentadas para empleo juvenil

Sector público y privado buscan sinergias para enlazar la educación con la demanda laboral

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/Empleo_joven-piramide_demografica-politicas_publicas_ELFCHA20140620_0006_5.jpg
    326x204
    Autoridades y sector privado explorarán políticas segmentadas para empleo juvenil”
    / 20 JUN 2014

index

Es clave crear una política de empleo segmentada de acuerdo con las diversas necesidades de la población entre 15 y 24 años de edad para preparar desde hoy lo que será la fuerza laboral más importante del país, para el 2040.

Así lo dio a conocer Jorge Vargas Cullel, director del programa Estado de la Nación, en un análisis presentado en el foro “Educación y Empleo: Generando Desarrollo Económico Inclusivo”, organizado por la Fundación Acción Joven.

En el 2011, la población entre 15 y 24 años representaba un 18,4% del total de ciudadanos del país, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos. Hasta el 2013, este porcentaje creció a un 21,1%.

Tanto representantes del sector público como privado reconocen que es urgente aproximar las políticas educativas con la realidad del mercado laboral, aunque el eslabón clave y el más débil son las políticas de empleo para los jóvenes, donde el país está muy rezagado.

El Ejecutivo acepta esta realidad y explora los métodos para formular una estrategia acertada sobre dicha población.

Víctor Morales, ministro de Trabajo y Seguridad Social, informó que desarrolla el diseño de una política nacional de empleo explícita y activa para la población joven, que pretende tener lista en dos meses.

El funcionario informó que consiste en un trabajo intenso a nivel interinstitucional, con apoyo de especialistas de la Organización Internacional de Trabajo y el sector privado, donde pretende diferenciar las necesidades y regionalizarlas.

La segmentación juvenil

Según el análisis del Estado de la Nación, actualmente la población entre 15 y 24 años se divide en cuatro grandes segmentos en los que se deben trabajar con igual atención, pero con abordajes distintos.

Hay más de medio millón de jóvenes dentro del sistema educativo, más de 300.000 que trabajan y entre estos dos se forma un importante grupo que estudia y labora.

Por otra parte, hay 154.450 jóvenes que no estudian ni trabajan dentro del grupo de “ninis”, aunque todos tienen realidades distintas que también requieren ser abordadas desde ópticas diferentes. “Los ninis de...”.

Vargas resaltó que el sistema educativo debe ser de calidad y apropiado para las necesidades laborales a futuro.

Para el mundo laboral, urge aplicar políticas efectivas porque los jóvenes están en la posición más precaria.

Por otra parte, se debe sostener a los que más están sobreviviendo realizando ambos oficios.

Y por último dar un tratamiento diferenciado pero adecuado al sector de los “ninis”.

Sinergias urgentes

Vargas comentó que urge hacer el vínculo educación-trabajo en los jóvenes, porque el país está en una transición demográfica muy avanzada. En este momento la pirámide poblacional se está invirtiendo, según la información del Estado de la Nación.

“Estos son los años donde nunca hemos tenido tantos jóvenes en proporción a la población como ahora y es el futuro lo que nos estamos comprando hoy”, externó Vargas.

Ana Elena Chacón, vicepresidenta de la República, una de las invitadas por la Fundación Acción Joven, comentó que trabaja en la creación de sinergias y alianzas con el sector privado para empatar el sistema educativo y laboral, no solo buscando el desarrollo económico, sino el desarrollo social, con trabajos dignos y de calidad.

Chacón comentó que inició acciones con el compromiso de cumplir ese rumbo, por ejemplo, asignando el 8% del Producto Interno Bruto a la educación pero con una mejor gestión de este.

El sector privado también desea aportar. Álvaro Carballo, presidente de la Zona Franca El Coyol, dijo que uno de los grandes problemas que ha prevalecido en las políticas públicas ha sido la falta de planeamiento a mediano y largo plazo. “Se cambia de administración y se pierde el conocimiento acumulado en los últimos cuatro años y los únicos que pueden ponerle una pauta diferente a eso somos los empresarios, porque nosotros no terminamos la empresa cada cuatro años”, dijo.

Sin embargo, Carballo resaltó que observa un genuino intento por parte del Gobierno para ordenar el combate a la pobreza, y la iniciativa privada comparte y entiende que la unión con el Gobierno es fundamental para crear encadenamientos y sinergias con ese fin.

Y el sector educativo también tiene tarea pendiente. Arturo Condo, rector del Incae, mencionó la gran necesidad de innovar el uso de tecnología en programas educativos y en promover un enfoque basado en la vivencia para fomentar la tolerancia y la creatividad.

Así, la capacidad de la escucha y enlaces entre los sectores son de los grandes pasos que tiene que dar el país para tomar decisiones acertadas en el corto plazo sobre la población joven, que es la clave para el desarrollo social y económico del futuro.

Compromisos de la vicepresidenta

La vicepresidenta Ana Elena Chacón asumió varios compromisos:

Asignar 8% del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación y gestionar buen uso de recursos en 2015 a más tardar.

Llegar al 80% de la escolarización en promedio en los próximos cuatro años y trabajar fuertemente en la retención escolar.

Cubrir en cuatro años al menos el 65% del déficit que existe en este momento en infraestructura educativa.

Fortalecer alianzas entre lo público y lo privado en esta materia.

Ruptura de la política inadecuada de la medición de la pobreza y hacer mixta una política universal.

Impulsar el desarrollo social y no medir el desarrollo únicamente desde el crecimiento económico.

Fuente Ana Elena Chacón, vicepresidenta de la República.

Sostenbilidad y financiamiento