ORGANISMO LLAMA A 'RENUNCIAR AL PROYECTO DEL CANAL INTEROCEÁNICO POR GRAVE IMPACTO HUMANO Y AMBIENTAL'

Federación Internacional de Derechos Humanos pide desechar proyecto de canal en Nicaragua

FIDH: Proyecto vulnera cuatro tratados internacionales y ocho leyes nicaragüenses


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) demandó este viernes a Nicaragua desechar el proyecto de canal interoceánicopor los "graves" daños que causaría a más de 100.000 campesinos, a bosques y al mayor lago de Centroamérica.

El organismo exhortó a  Nicaragua a "renunciar al proyecto del canal interoceánico" y a obras anexas previstas en la concesión, en un informe presentado en Managua sobre "el grave impacto en los derechos humanos" que provocaría la vía trasatlántica.

El gobierno de Nicaragua concedió a la empresa china HKND el derecho de construir un canal interoceánico de 270 kilómetros de extensión por el sur del país con un valor de, al menos, 50.000 millones de dólares.

LEA: Editorial | Canal de Dudas

La iniciativa despertó consternación entre ambientalistas por la destrucción de bosques y la posible destrucción del lago Cocibolca, conocido también como el Gran Lago de Nicaragua , además del desplazamiento de pobladores a lo largo de su ruta.

FIDH llama atención sobre represión policial y militarización

La FIDH, que tiene sede en París y representa a 180 organizaciones de derechos humanos del mundo, recomendó a Managua derogar la Ley 840 para el desarrollo del canal, aprobada el 13 de junio del 2013 sin contar con estudios de factibilidad.

Llamó la atención sobre la represión policial contra los campesinos que han protestado contra el canal los últimos dos años y urgió "cesar la militarización" en las comunidades afectadas por el proyecto.

La AFP intentó obtener una reacción de las autoridades nicaragüenses al informe pero no obtuvo respuesta.

LEA:Vicepresidente de HKND 'No solo inversionistas chinos financiarán el Canal de Nicaragua'

El informe de 60 páginas denuncia además la persecución, amenazas y allanamientos de propiedades de líderes de las protestas, quienes han sido tildados por el gobierno como "enemigos del desarrollo".

El informe fue elaborado por la FIDH con el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que forma parte de la Federación, con base en un análisis jurídico de la concesión y el testimonio de 131 campesinos radicados en la proyectada ruta canalera.

El documento expone "las numerosas violaciones de derechos humanos que podrían resultar" de la polémica licencia que el presidente Daniel Ortega entregó en 2013 al consorcio Hong Kong Nicaragua Development Invesment (HKND) del inversionista chino Wang Jin por un plazo de 50 años renovable por otros 50.

Los efectos

NOOOMBREEEEEEE
Infografía: FIDH

El proyecto, que buscaría competir con el Canal de Panamá, pasaría por el Lago Cocibolca que abastece de agua a 80.000 nicaragüenses del sur del país.

Las obras arrasarían con 193.000 hectáreas de bosques y al menos siete reservas, entre ellas la biósfera de Ometepe, la isla lacustre más grande del mundo, indica el documento.

De acuerdo con el informe, el régimen jurídico del canal vulnera cuatro tratados internacionales, ocho leyes nicaragüenses y "deroga toda norma que se le oponga, adoptando indebidamente un rango supraconstitucional", advirtió la FIDH.

Esta concesión "es un cheque en blanco para el inversionista" chino porque "le permite desarrollar o negociar con una amplia gama de proyectos en condiciones excepcionalmente favorables", agregó.

Tendrá asimismo "derechos exclusivos y transferibles" para ocupar propiedades y acceder a todas las fuentes hídricas que necesite para ejecutar las obras, sin pagar contraprestación al Estado, según la FIDH.

"Se han encontrado graves deficiencias" en la concesión para "facilitar un mega acaparamiento" de 2.900 km de tierra que serían expropiadas a precios irrisorios, dejando en "grave indefensión" a miles de campesinos e indígenas, alertó el organismo.

Calculó que unas 119.000 personas serían desalojadas de sus tierras por el canal, muy por encima de los 27.000 apuntadas por HKND.

Sostenbilidad y financiamiento