Este jueves podría votarse en segundo debate fideicomiso para caficultores afectados por roya

Después de la votación los agricultores deben esperar al menos dos meses para que pueda operar el fideicomiso


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El fideicomiso para los productores de café afectados por la roya podría votarse este jueves en segundo debate en la Asamblea Legislativa.

La votación se realizaría después de que durante martes y miércoles los congresistas reciban el informe anual de la Defensoría de los Habitantes.

El diputado socialcristiano, Wálter Céspedes, miembro de la comisión de agropecuarios, dijo que no hay ningún obstáculo para que se vote el jueves. Los diputados le dieron al proyecto el primer debate el 17 de junio pasado.

Los caficultores también esperan que la votación se haga esta semana. "Esperamos que se apruebe lo antes posible porque uno en la Asamblea nunca sabe lo que va a pasar, pero es un tema urgente", dijo el presidente del Instituto del Café (Icafe), Rónald Peters.

Peters explicó que aunque se vote en segundo debate, habrá que esperar al menos un par de meses más mientras se monta el fideicomiso y se reglamenta la ley para poder operarlo.

Una vez que pase por el segundo debate, el Ministerio de Hacienda enviará la modificación presupuestaria para los fondos que se requieren. Se contrató a una empresa para que asesore cómo manejar el fideicomiso.

El fideicomiso comenzará con un aporte de $40 millones provenientes de la colocación de bonos por parte del Ministerio de Hacienda, para lo que se requerirá el trámite de un presupuesto extraordinario por parte de la Asamblea Legislativa.

La ministra de Agricultura (MAG), Gloria Abraham, explicó que la mitad de ese dinero se destinará a ayuda social para que las familias que perdieron su cosecha puedan subsistir.

El resto será para apoyar a los agricultores en renovación de cafetales, con nuevas variedades del grano y en readecuación de deuda con los bancos.

Los agricultores cafetaleros han utilizado los agroquímicos que les entregó el Ministerio de Agricultura para enfrentar la enfermedad y según Peters, ya está bajo control la situación, que afectó al 67% de las 93.000 hectáreas de café que se siembran; es decir, 63.441 hectáreas. La afectación se concentró sobre todo en las zonas de Coto Brus y Pérez Zeledón, donde el Gobierno decretó emergencia.

Sin embargo, los que podaron sus siembras tendrán que esperar dos años para volver a producir y con el dinero del fideicomiso se pretende que pueda sobrevivir este tiempo. Algunos agricultores están tratando de sembrar otros productos como frijol y maíz para procurar un ingreso.

El fideicomiso beneficiará a unos 57 mil caficultores que produzcan menos de 100 fanegas.

Sostenbilidad y financiamiento