Cambios en política de Estados Unidos tendrían rápido impacto en economía cubana

Medidas en política estadounidense envían señal favorable a la comunidad internacional sobre el futuro económico de la isla


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La flexibilización del embargo estadounidense sobre Cuba, anunciada este miércoles por el presidente Barack Obama, puede tener un rápido impacto sobre la alicaída economía de la isla, dijeron analistas a la AFP.

"Las medidas no solo producirán un salto en el comercio con Estados Unidos y en la llegada de turistas, sino que envían una señal muy favorable a la comunidad internacional sobre el futuro económico de la isla", dijo a la AFP el economista cubano Pavel Vidal, profesor de la Universidad Javeriana de Cali, Colombia.

Más de 90.000 estadounidenses visitan anualmente a Cuba pese a las restricciones vigentes hasta ahora, que les impiden hacer gastos en la isla e importar mercancías.

Obama autorizó 12 categorías de viajeros norteamericanos a la isla, los cuales podrán hacer gastos, pagar con tarjetas de crédito y otros medios, así como importar hasta 400 dólares de mercancías de la isla.

"Son previsibles efectos favorables en la economía no solo en el mediano plazo sino en el corto plazo a partir del aumento del arribo de turistas y de las inversiones, lo cual no solo beneficiará a las grandes empresas sino al emergente sector privado de pequeña escala", añadió Vidal.

El presidente Raúl Castro inició reformas que han estimulado la creación de negocios privados, en los que trabajan medio millón de cubanos, y otros 140.000 han recibido tierras en usufructo para la agricultura y más de 100.000 son pequeños propietarios agrícolas.

Todos estos emprendedores han manifestado la necesidad de créditos, instrumentos y medios de trabajo, asi como acceso a nuevas técnicas mas modernas para aumentar su productividad.

Las medidas aprobadas por Obama autorizan el incremento de $500 a $2.000 trimestrales de los montos de las remesas que se pueden enviar a Cuba, las que ya no precisan de licencias, y pueden ser destinadas a proyectos de negocios y entidades privadas.

También aprobó la venta y exportaciones de "ciertos bienes y servicios" destinados al sector privado cubano, lo que abarataría esas mercancías y las harían mas accesibles.

"Si efectivamente se excluye a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo, los costos y riesgos de tener vínculos con la economía cubana se reducirán enormemente", dijo Vidal. Obama anunció que estudiaría este tema.

Vidal añadió que ese "es el mejor escenario en el cual puede comenzar a operar la nueva política para la inversión extranjera y la Zona Especial de Desarrollo Mariel, que hoy en día apuntalan las esperanzas de aceleración del crecimiento del producto interno bruto" en la isla.

También podría reanimarse el comercio de alimentos y medicinas, autorizado por el Congreso de Estados Unidos en 2001, pero que registró una fuerte caída en los últimos años al pasar de $962 millones en 2008 a $401 millones en 2013.

Este comercio, que debe hacerse en embarcaciones no cubanas y sin créditos, se restringió luego que Washington prohibió pagar en dólares y exigió que las mercancías fueran liquidadas por adelantado antes del embarque.

Ahora Obama se propone revisar esas restricciones, lo que "proporcionará una financiación más eficiente del comercio autorizado con Cuba", según el criterio oficial norteamericano, a la vez que se autoriza a las compañías financieras norteamericanas a abrir corresponsalías en Cuba, lo que facilitaría los pagos.

"Para Cuba, es una oportunidad de relanzar los procesos de reforma económica, liberalización política y apertura con mas vigor", dijo a la AFP el académico cubano Arturo López-Levy, del Centro de Asuntos Globales de la Universidad de Nueva York.

Obama anunció las medidas mientras Cuba busca inversiones extranjeras para impulsar el crecimiento económico.

Sostenbilidad y financiamiento