IMPUESTO A LAS SOCIEDADES BAJA DE 33% AL 25% EN CINCO AÑOS

Francia anuncia un paquete fuerte de medidas fiscales

Gobierno también anunció un plan de inversión de 50.000 millones de euros en transición ecológica, desarrollo de competencia, salud, transportes y otros


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Paris. El primer ministro francés Edouard Philippe anunció este martes 4 de julio una serie de medidas fiscales, incluida una reducción del impuesto de sociedades, y reafirmó su voluntad de reducir los gastos públicos, en su discurso de política general ante la Asamblea Nacional.

El impuesto de sociedades pasará del 33% a 25% de aquí a 2022 y varias medidas fiscales "serán votadas antes de finales de año y aplicadas en el próximo bienio", anunció.

"Las empresas deben recuperar las ganas de instalarse y desarrollarse en nuestro suelo antes que en otras partes", declaró, provocando aplausos en el hemiciclo.

"Es importante una fiscalía al servicio de la actividad, pero es igual de decisivo invertir en los sectores de futuro", opinó al anunciar el lanzamiento de un "gran plan de inversión" de 50.000 millones de euros, una promesa del presidente centrista Emmanuel Macron.

Esas inversiones se centrarán en "los ámbitos de la transición ecológica, del desarrollo de las competencias, de la salud, de los transportes, de la agricultura y de la modernización del Estado", precisó.

LEA: El triunfo de Macron da un respiro a la Unión Europea.

Philippe se comprometió, asimismo, a "reducir la presión fiscal en un punto del PIB en cinco años" y prometió "disminuir el gasto público de tres puntos del PIB durante el mismo periodo", añadiendo que Francia "no gastará más en 2018 que en 2017".

El primer ministro de 46 años, procedente de la derecha moderada, dijo estar dispuesto a "afrontar la verdad" sobre la situación financiera del país, cuya deuda alcanza un "nivel insoportable" de 2,147 billones de euros.

"Bailamos sobre un volcán que retumba cada vez más fuerte", afirmó, prometiendo llevar el déficit público por debajo del 3% a partir de este año.

"Hay una adicción francesa al gasto público. Como cualquier adicción, no soluciona nada del problema que debería aliviar. Y como cualquier adicción, necesitará voluntad y valentía para desintoxicarse", declaró.

Francia no puede "seguir siendo al mismo tiempo la campeona del gasto público y de los impuesto", insistió Philippe, que aseguró no querer dejar al país "a merced de los mercados financieros".

En 2016, el gasto público representó el 56,4% del PIB en Francia. Los impuestos y cotizaciones sociales alcanzaron, por su parte, el 44,4% del PIB.

Sostenbilidad y financiamiento