Hacienda explora revivir plan fiscal

Crear el IVA y normar precios de transferencia se perfilan como los ejes de un nuevo paquete tributario aún en borrador

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/expecativa-fiscal_ELFCHA20121102_0005_5.jpg
    326x204
    La expectativa recaudatoria se redujo a un 1,5% de la producción nacional.
    / 04 NOV 2012

index

El Ministerio de Hacienda se prepara y explora para resucitar al plan fiscal... aunque en una versión ligth que, con objetivos más “potables”, evite los excesos que aniquilaron la versión original.

El ministro de Hacienda, Edgar Ayales, se rehúsa a revelar las facciones del nuevo ser tributario y pide espacio para que, primero, lo dejen terminar con la colocación de los bonos de deuda externa o “eurobonos”.

La prioridad del Gobierno ahora está en la deuda y no en la recaudación. Empero, hay pistas sobre los componentes de la nueva iniciativa. Existe un borrador que ya circula por varias manos.

Los ejes

Así, el jerarca Ayales dirige su mirada hacia las huellas que dejó su antecesor, Fernando Herrero.

En el laboratorio de Hacienda se gesta un plan que también contempla la creación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), en sustitución del actual Impuesto sobre las Ventas.

En el plan fiscal fallido, el IVA representaba un 70% de la expectativa de nueva recaudación, que hubiera alcanzado el 1,5% del PIB adicional por año.

En aras de mantener la “potabilidad” de la reforma, el pilar del IVA sería igual al negociado a finales del año pasado por Hacienda con sectores que lograron diversos plazos para diluir el aumento de la tasa de un 14% a un 13%. Ese incremento en la tarifa se ve como poco probable en el nuevo proyecto, que privilegiaría el aumento en la base impositiva del tributo.

En el detalle, expertos en derecho tributario como José María Oreamuno, Diego Salto y Allan Saborío, coinciden al opinar que Hacienda debería incluir en el IVA la posibilidad de que el crédito fiscal se aplique sobre la base financiera y no sobre el concepto de incorporación física, hecho que le ha traído dolores de cabeza a sectores como el exportador y el de productores de bienes incluidos en la canasta básica.

Se mantiene la condición fundamental del IVA para aumentar la recaudación, las reformas a la renta tienen un matiz administrativo y de aclaración de normas. Con ese sentido, los cambios se enfocan en definir las normas de los precios de transferencia.

En la actualidad, esa materia la rige la directriz 20-03 de la Dirección General de Tributación (DGT), sin que exista una definición de parámetros de aplicación en la legislación costarricense.

Están ausentes definiciones como cuándo se considera que dos o más empresas están vinculadas, qué es un precio de transferencia, el establecimiento de los cinco métodos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para deteminar la vinculación, y la posibilidad de hacer acuerdos previos de precios de transferencia entre la administración tributaria y los contribuyentes, entre otros.

Las reformas de carácter administrativo pasan por la necesidad de afinar aspectos que las nuevas leyes, como la de “ Fortalecimiento de la gestión tributaria ”, han introducido en la administración.

Uno de esos puntos es el “Procedimiento determinativo”, que obliga al contribuyente a pagar primero y después recurrir a la DGT ante los tribunales por casos de traslado de cargos, siempre que presente una garantía bancaria para poder interponer recursos judiciales, lo cual podría resultar inconstitucional.

Déficit obliga a solución

Pero ¿qué obliga a Hacienda a rescatar de la tumba al plan tributario que falleció en brazos de la Sala Constitucional?

Durante este año, los resultados de la política fiscal no presentan una mejoría significativa.

A setiembre, el déficit fiscal fue de 3,2% del PIB; ni bajó ni subió con respecto al mismo periodo del 2011.

Hasta el tercer trimestre del 2012, Hacienda reportó que los ingresos tributarios crecieron en un 10,2%, comparado con el 9,3% del 2011.

Sin embargo, los gastos del Gobierno siguen creciendo.

Mientras a setiembre el 2011 se reportó un 9,2% de aumento, un año después el porcentaje de incremento fue de un 9,7%.

El gasto de capital también se aceleró al tercer trimestre con respecto al 2011.

Este año creció un 11%, mientras que hace 12 meses tuvo una caída del 5%. Hacienda explica este fenómeno en las transferencias que ha realizado para rescatar a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) de la crisis.

En tanto, el presupuesto ordinario del 2013 está financiado en un 43% con emisión de deuda interna.

Las cifras y los porcentajes explican, en parte, por qué Hacienda insistirá en hacer caminar de nuevo su reforma fiscal.

Otro elemento que pesa en la obligada resurrección del paquete tributario es el poco avance que ha experimentado el proyecto de “ Ley para el manejo eficiente de las finanzas públicas ”, que llegó al Congreso en abril pasado como un plan B, y que aún no ha superado sus primeras etapas de discusión en la Comisión de Asuntos Hacendarios.

Expectativas a revisión

Con el fallido proyecto de “Ley de solidaridad tributaria”, que se ahogó entre vicios sustanciales de trámite, originalmente el Poder Ejecutivo esperaba recaudar 2,5% del PIB adicionales por año.

Después de múltiples negociaciones la expectativa recaudatoria se redujo a un 1,5% de la producción nacional, distando mucho de la cantidad de recursos frescos necesarios para tapar el agujero que existe en las finanzas públicas.

Esas expectativas recaudatorias, según los expertos, no variarían en un nuevo paquete, e incluso, podrían bajar todavía más, al sacar del radar reformas como aumentar la tasa sobre las rentas pasivas, gravar las ganancias de capital y a las cooperativas y asociaciones solidaristas, como lo prevén los tributaristas.

A la trinchera en plena guerra

Tales vaticinios surgen cuando se repara el contexto político durante el 2013, cuando Hacienda pretende enviar a los diputados el renovado plan fiscal.

Para entonces, la mayoría de partidos políticos estarán en plena efervescencia por la elección de sus candidatos a la Presidencia para las elecciones del 2014.

En ese contexto, históricamente el Parlamento ha permanecido entrabado, cerrando los espacios a planes de gran calado.

Así lo acepta el jefe de fracción de Liberación Nacional (PLN), Fabio Molina, quien, sin embargo, cree que el Congreso actuaría con valentía al recibir un tema así en media guerra política, y trasladó toda responsabilidad pasada y futura por el fracaso de planes fiscales a la Sala Constitucional.

El líder citó al Partido Acción Ciudadana (PAC) y a Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), entre los aliados del PLN en la nueva intentona tributaria.

Pero Víctor Granados, del PASE, y Jeannette Ruiz, del PAC, ponen como condición para apoyar la nueva reforma que guarde un sentido de progresividad.

Granados, quien preside el Congreso, consideró beneficioso discutir un proyecto tributario en plena campaña, para obligar a los candidatos a aclarar posiciones.

Hacienda parece coincidir con esos criterios.

También parece pasar por alto que, en la trifulca venidera, su ser tributario podría terminar tan solo como un zombi.

Lo mismo le ocurrió a otros planes tributarios en las administraciones de Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002), con su propuesta de concertación nacional, y a Abel Pacheco (2002-2006) con su ostentoso “Pacto fiscal y de reforma fiscal estructural”, que transitó sin pagar peaje hacia el reino de los muertos.

Hacienda y expertos, visión de prioridades

El Ministerio de Hacienda va por una disminución del déficit, los expertos piden eliminar grises de la legislación y aclarar las reglas:

Propuesta del Gobierno

Ideas de expertos

Reforma al IVA . Sería menos agrevisa que en el plan fiscal original, limitándose a ampliar la base de bienes y servicios gravados.

Reforma a Renta. Se enfocaría en aclarar aspectos grises de la ley actual, con el fin de modernizar la legislación.

Ajustes. El Ministerio de Hacienda añadiría detalles de las nuevas leyes de fortalecimiento y modernización de la gestión tributaria.

Revisar atribuciones . Las últimas leyes tributarias le dieron mayores potestades a las autoridades para corregir normas obsoletas.

A aclarar grises. Dudas por nuevo marco se resuelven de manera arbitraria o contradictoria, en perjuicio de los contribuyentes.

Ajustes. En renta se puede procurar la globalización y universalización del impuesto, mientras pasar al esquema del IVA es necesario.

Fuente Entrevistas EF.

Sostenbilidad y financiamiento