SECTOR CIERRA EL 2012 CON CRECIMIENTO DEL 5%, MENOR AL PREVISTO

Industriales prevén moderado dinamismo para el 2013

Empresarios vaticinan un crecimiento del 3% como máximo para el 2013, lo cual produciría estancamiento en la creación de empleos


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

La Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) prevé que el sector industrial cerrará el 2012 con un crecimiento del 5% en su actividad con respecto al 2011, porcentaje menor al calculado a principios de año, cuando el 70% de los empresarios contemplaba un buen panorama para su producción, especialmente la exportadora.

Juan Ramón Rivera, presidente de la CICR, indicó este lunes en conferencia de prensa que el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) dibujó a lo largo de los primeros tres trimestres del 2012  una tendencia a la baja en la actividad industrial (13.8% en el primer trimestre, 10.6% en el segundo y 8.6% en el tercero), lo cual hace pensar en una caída del sector durante el año entrante.

Para los próximos 12 meses, Rivera prevé un crecimiento no mayor al 3% de la actividad industrial, lo cual impactará negativamente en la tasa de crecimiento del empleo generado por el sector.

Empleo industrial sufrirá frenazo

Según la CICR, la cantidad de nuevos empleos en las empresas industriales crecerá entre un 0 y un 1% en el 2013. Empero, los representantes de los empresarios no prevén despidos en el sector.

El panorama gris con el que cierra el 2012 para los industriales tiene su origen en la caída de las exportaciones de las empresas ubicadas en las zonas francas.

Según estimó Pedro Morales, asesor económico de la CICR, el 50% de la producción del sector industrial tiene como destino final el extranjero, por lo que la mala situación que enfrentan otros mercados también fue ancla para las expectativas empresariales.

La situación produjo una caída en el empleo industrial a partir del mes de agosto, aunque ha repuntado en los primeros meses del cuarto trimestre, indicó Juan Ramón Rivera.

José Salas, asesor de la CICR en capital humano, indicó que durante el 2012 el crecimiento experimentado por las empresas del sector construcción absorbió a aquellos individuos que perdieron su empleo por la caída en la agroindustria

En este último sector, los cultivos estacionales, como el café y el melón, permitirán cierta estabilidad en el empleo hasta febrero del 2013.

Sector construcción enfoca esperanzas

Pedro Morales vaticinó que durante el 2013 la actividad industrial y el empleo irán de la mano con el sector de la construcción, que arrastraría hacia números en negro a otros subsectores como el metalmecánico, minerales y el cementero, que serían los más dinámicos en el contexto económico interno en los meses por venir. 

El experto también citó un panorama bueno para la industria alimentaria interna, ante el aumento en términos reales de los salarios, lo cual mantendría la demanda por ese tipo de bienes.

Con respecto a las empresas industriales exportadoras, Morales manifestó que es difícil prever cuáles serás las más golpeadas durante el año entrante ante la caída en las ventas al exterior, debido a la diversificación que caracteriza a esas industrias.

"Estados Unidos prevé un crecimiento no mayor al 2%, Europa posiblemente estará en recesión durante el primer semestre del 2013 y otros mercados como China crecerán pero no tan aceleradamente, por lo tanto, el entorno internacional hace prever que el sector exportador industrial crezca poco o incluso decrezca", afirmó.

Inestabilidad espanta a la inversión

Con preocupación, los voceros del sector industrial afirmaron que una de las pocas alternativas para sortear la desaceleración del sector es aumentar la competitividad de las empresas.

Para lograr ese objetivo, Martha Castillo, directora ejecutiva de la CICR, afirmó que las empresas claman al Gobierno por acciones prontas en materia de simplificación de trámites, especialmente en los permisos sanitarios; en mejora de la infraestructura en puertos y carreteras; en la vigilancia de mercados; mejor financiamiento para las PYMES, y, especialmente, una disminución en las tarifas de la energía eléctrica y de los combustibles, entre otros factores.

Los industriales también pretenden que el Poder Ejecutivo escuche su opinión en contra del TLC que el país negocia con Colombia, pues consideran que el acuerdo, en vez de beneficiar el libre comercio, perjudicará a las empresas costarricenses, pues afirman que la nación suramericana y Costa Rica no tienen economías complementarias entre sí.

Entre las industrias más preocupadas por la eventual entrada en vigencia del acuerdo, la CICR citó a las de productos plásticos, papel, cartón, gráfica, química y alimentaria.

Rivera sostuvo que la CICR tiene la esperanza puesta en que los políticos escuchen las súplicas que se lanzan desde la industria y tomen decisiones acertadas para asegurar el crecimiento y bienestar social, aunque el país se enrumbe hacia una nueva campaña electoral, contexto complicado para el avance de acciones políticas.

"Creemos que los costarricenses tenemos la obligación de hacer la tarea y particularmente nuestros representantes y los diputados deben ser responsables y ver que la situación es muy seria. No podemos pretender que, aunque vayamos hacia un año electoral, se confunda el destino de la patria y de los costarricenses, que tienen derecho a seguir desarrollándose. No podemos cambiar eso por los pleitos de campanario de una campaña política", aseguró el jerarca.

Leyes por las que implora el sector, como las que permitirían una mayor participación de actores privados en la generación de electricidad, permanecen paralizadas en la Asamblea Legislativa.

Rivera agregó que el ambiente de protesta social que enfrenta el país e stá haciendo daño al clima empresarial y perjudicando a la inversión privada. 

"Ningún empresario o inversionista se va a sentir cómodo en un país donde, un jueves sí y otro también, se anuncian marchas y protestas de diversos sectores de la sociedad", concluyó.






INCLUYA SU COMENTARIO