Industriales reiteran que ICE pide alzas en tarifas por descontrol en sus gastos

Uno de los rubros que han crecido en costos es el de los alquileres operativos


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Por segundo año, la  Cámara de Industrias señaló que el aumento en las tarifas eléctricas que solicitó el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) es innecesario,  pues proviene de un descontrol en los costos operativos de la entidad y no en aumento real en los costos del servicio.

Al comparar los datos de costos y gastos estimados por la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) para el 2013 -en los cuales se basan los ajustes tarifarios-, se observan partidas con diferencias exageradas, detalló la Cámara en un comunicado. Por ejemplo, los  gastos de operación, mantenimiento y comercialización difieren en un 150%, los gastos administrativos un 22% y los gastos de gestión productiva un 27%.

"Lo anterior llama la atención pues cuando Aresep realizó las estimaciones para el 2009, usó el crecimiento esperado en los parámetros económicos como inflación, tipo de cambio e inflación externa, que no han variado significativamente de los que se espera aún para el 2013", resaltó Carlos Montenegro, subdirector ejecutivo de la Cámara.

Además, después del racionamiento y los apagones del año 2007, se dio un crecimiento en las tarifas eléctricas, producto de las medidas de emergencia requeridas para resolver ese problema de faltante de oferta, que derivó en el alquiler de plantas móviles de emergencia con diesel. Sin embargo,  estas plantas cesaron su operación y sus contratos ya expiraron, pero las tarifas continúan creciendo.

Uno de los rubros que han crecido en costos es el de los alquileres operativos. Del 2007 al 2012 se han multiplicado por tres pasando de los ₵20.000 millones a los ₵60.000 millones.

Cambio en metodología 

La Cámara considera que  el no realizar al final de cada año una liquidación entre los ingresos otorgados mediante tarifa y los gastos realizados, se convierte en un incentivo perverso, para que el regulado subestime los ingresos y sobre-estime los costos.

"La práctica usada por la Aresep es que si el regulado al final del año se vio beneficiado porque recibió más ingresos de los que se estimaron cuando se le otorgó la tarifa, recibe eso como premio. Si los costos reales fueron menores a los estimados también recibió eso como premio, pues no se hace una liquidación al finalizar el período. En caso de presentarse esos premios los paga el consumidor en las tarifas aunque no reflejen el verdadero costo. Cuando ocurre lo contrario es el regulado el afectado", consideró Montenegro.

Los industriales   solicitaron a la Aresep revisar y corregir las estimaciones de demanda para no subestimar ingresos  y afectar artificialmente las tarifas para los consumidores, así como realizar urgentemente una valoración del impacto del esquema de alquileres operativos, debido al efecto de costos crecientes que este mecanismo causa en las tarifas, entre otras peticiones.

Esta no es la primera vez que los industriales alzan la voz por este tema. En julio del 2011 la  Sala Constitucional obligó al ICE a abrir los estados financieros a la Cámara, quien tras revisarlos señaló que el ICE tuvo un superávit en el 2010 y  era innecesario el aumento de tarifas en el 2011.

INCLUYA SU COMENTARIO