ECONOMÍA Y POLÍTICA

Informe revela riesgos en América Latina por cambio climático

Aumento en las sequías, intensificación de huracanes y condiciones adversas para la agricultura son parte de los riesgos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Le Bourget, Francia. La multiplicación y la intensificación de los huracanes, las sequías y la potenciación del fenómeno El Niño actuaron como una señal de alarma en los países de América Latina, que se implicaron a fondo en las negociaciones de París sobre el clima (COP21).

El informe "Bajemos la temperatura: Cómo hacer frente a la nueva realidad climática", publicado en 2014 por el Banco Mundial, prevé que esas catástrofes se vuelvan moneda corriente en caso de que el aumento de las temperaturas llegue a fin de siglo a 4 ºC, como ocurriría sin frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.

LEA: Costa Rica podría llegar a destinar el 46,6% del PIB en atender efectos del calentamiento en el 2100

Pero incluso un aumento de las temperaturas de 2 ºC respecto a la era preindustrial (el tope de referencia en las negociaciones) afectaría seriamente ecosistemas y sectores económicos.

Estas son las principales proyecciones sobre América Latina contenidas en ese informe, que también estudia las regiones de Asia y África del norte-medio.

La mayor parte de las regiones secas se volverán más secas y las húmedas, más húmedas: la reducción de precipitaciones será elevada en el Caribe, América Central, la zona central de Brasil y la Patagonia, de entre un 20% y 40%. Se prevé que las condiciones de sequía aumentarán más del 20%.

LEA: Un acuerdo sobre el clima se perfila en París pero ¿cuán ambicioso?

La pérdida masiva de glaciares en los Andes con un calentamiento de 2 °C (hasta el 90%) y casi completa si se superan los 4 °C.

El aumento de las sequías y las temperaturas medias reducirá las fuentes de agua y afectará a la mayoría de los ecosistemas y los agroecosistemas.

Las precipitaciones más intensas pueden aumentar significativamente el riesgo de deslizamientos de tierra, especialmente en los terrenos en pendiente que a menudo ocupan las comunidades rurales y urbanas más pobres.

Mayores riesgos para la agricultura: existe una clara señal negativa climática con un calentamiento de 2 °C para una gran variedad de cultivos como la soja (hasta un 70% de reducción del rendimiento de cosecha en algunas zonas de Brasil) y el maíz (hasta un 60% de reducción en Brasil y Ecuador) para 2050, respecto de los valores de referencia de 1989-2009".

Disminución del potencial de pesca: se estima que las costas del Caribe, los estuarios del Amazonas y el Río de la Plata se verán especialmente afectados por una reducción del potencial de pesca de más del 50%. Las aguas del Caribe podrían experimentar reducciones de entre 5% y 50%.

La actividad agropecuaria del Cono Sur está expuesta a eventos climáticos intensos, principalmente los relacionados con el cambio en los patrones de precipitaciones y el aumento de eventos extremos de calor.

LEA: ¿Cuánto deben ayudar los países ricos a los pobres para adaptarse al cambio climático?

Se prevé un aumento de aproximadamente un 40% en la frecuencia de ciclones tropicales del Atlántico norte más fuertes con un aumento de la temperatura de 2 °C, y de 80% en un mundo 4 °C más cálido.

Los riesgos asociados con los fenómenos de El Niño y los ciclones tropicales se producirían al mismo tiempo que un aumento del nivel del mar de 38 cm a 114 cm, lo que incrementaría considerablemente los riesgos de marejadas ciclónicas.

En el Caribe, se pueden esperar impactos adversos considerables en los ecosistemas locales de importancia crítica, la agricultura, la infraestructura y el sector del turismo si el calentamiento llega a 2 °C.

Sostenbilidad y financiamiento