INFORME DE CEPAL

Inversión extranjera en América Latina caerá un 5% en 2017

Panamá se mantiene como el país centroamericano que más inversión recibe, con el 44% del total; Costa Rica se quedó con el 27%


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Santiago. Las inversiones extranjeras directas (IED) en América Latina y el Caribe volverán a caer en torno al 5%, arrastradas por la contracción del precio de las materias primas, estimó este jueves 10 de agosto la Cepal.

El descenso se suma a la contracción de 7,9% registrada el año pasado, cuando las inversiones totalizaron $167.043 millones, y la caída de 9,1% en 2015, que supuso el menor nivel en cinco años.

Ante la nueva caída proyectada, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) llamó a los países "a generar políticas para atraer flujos que apoyen los procesos nacionales de desarrollo sostenible".

Los bajos precios de las materias primas –motor de las economías regionales– impactó en las inversiones dirigidas al sector de recursos naturales, cuyas inversiones cayeron un 13% en 2016 y que se suman al 18% del periodo 2010-2015, explicó Cepal, un organismo técnico de Naciones Unidas con sede en Santiago.

En cambio, cobraron peso las manufacturas y los servicios, que en 2016 concentraron el 40% y 47% respectivamente de los flujos de inversión regional.

En el último año, nuevas inversiones fueron lideradas por las energías renovables, telecomunicaciones y la industria automotriz.

Los proyectos en energías renovables representaron el 18% del monto anunciado en 2016 (en 2005-2010 fue de 6%), lo que posicionó a esta actividad como la más dinámica del período, especialmente en Chile y México.

En total en 2016, la región recibió el 10% de la inversión extranjera global, en similar rango a 2015 pero menor al 14% promedio que se había logrado entre 2011 y 2014.

La inversión extranjera directa ha sido un factor importante para el desarrollo de actividades exportadoras de la región, pero los nuevos escenarios tecnológicos "exigen nuevas políticas para aprovechar los beneficios de la IED en los procesos nacionales de desarrollo sostenible", planteó Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Cepal, al presentar en rueda de prensa el informe.

Pese a la recesión que golpeó en los últimos dos años a la economía brasileña, este país –la mayor economía regional– aumentó en 5,7% sus entradas de IED en 2016 y se mantuvo como el principal receptor en la región, con $78.929 millones, equivalentes al 47% del total.

Los números azules, sin embargo, no se debieron a ingresos de nuevo capital, sino a un aumento de los préstamos entre transnacionales, explicó la Cepal.

México, que recibió $32.113 millones y fue el segundo país receptor (19% del total), no logró sostener el dinamismo de años previos y anotó una caída del 7,9%, aunque se mantuvo en niveles históricos elevados.

En tanto, las entradas en Colombia crecieron un 15,9% hasta totalizar $13.593 millones, posicionándose como la tercera economía con mayores ingresos de inversión extranjera directa (8%), por encima de Chile, que concentró $12.225 millones, con una caída del 40,3%.

Argentina atrajo $4.229 millones de inversión en 2016, un 64% menos que el año anterior.

Panamá, la economía que en 2017 liderará el crecimiento regional, con una expansión esperada del 5,6%, concentró el 44% de las entradas en Centroamérica en 2016, mientras que Costa Rica atrajo al 27%.

LEA: 10 cantones emergentes de Costa Rica se preparan para atraer más inversión.

En el Caribe, República Dominicana recibió 49% y Jamaica 16% de la IED de la subregión.

En cuanto a los países inversionistas, el estudio indica que estos no se han diversificado: el 73% del total de la IED ingresó desde Estados Unidos (20%), principal inversor individual, y la Unión Europea (53%).

China aportó sólo con el 1,1% de la IED recibida por la región en 2016, "dato que subestimaría la presencia de los capitales chinos en los países de América Latina y el Caribe", de acuerdo a la Cepal.

Pero, "dadas las grandes operaciones que ha realizado China en el primer semestre de 2017, es de esperar que esta participación aumente el próximo año", plantea el documento.

Sostenbilidad y financiamiento