Honduras: Sin respaldo presupuestario

Presupuesto para el 2013 superaba en casi $1.000 millones el aprobado para el 2012


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En setiembre del año pasado, el Gobierno hondureño remitió al Congreso Nacional un proyecto de presupuesto para el 2013 por $8.251 millones, casi $1.000 millones más que en 2012. Además del aumento, el problema que tiene el presupuesto es que “no tiene financiamiento”.

Los diputados del Congreso decidieron postergar hasta enero la aprobación del presupuesto general de ingresos y egresos de la República de 2013 por presentar una serie de inconsistencias.

El plenario aprobó un decreto prorrogando la vigencia del presupuesto 2012 hasta el 20 de enero de 2013 e indica a las instituciones del sector público con pérdidas que presenten un plan de rescate financiero.

También se prorrogó el período de sesiones de la legislatura 2012 hasta el 20 de enero, por lo que las sesiones del mes entrante estarán dentro de la legalidad.

En un comunicado emitido por el Congreso Nacional se establece que “debido a ciertas incongruencias encontradas en las cifras presentadas por algunas instituciones descentralizadas, les dará a estas un compás de espera para que presenten las respectivas correcciones”.

Desde setiembre, la Comisión de Presupuesto organizó audiencias públicas con todas las secretarías de Estado, así como con las instituciones descentralizadas para analizar las incoherencias que contenían sus presupuestos.

Juan Orlando Hernández, presidente del CN, manifestó que la decisión se hizo del conocimiento del presidente Porfirio Lobo, se le comunicó además que no será aprobado dicho instrumento tal y como lo remitió el Poder Ejecutivo y que se le harán recortes a este. “Encontramos enormes inconsistencias en las instituciones descentralizadas, particularmente en seis de las empresas estatales de Honduras. Son alrededor de $400 millones anuales que no hay manera de recuperarlos, por lo que se tiene que recurrir a fondos que pudieran utilizarse en educación, en seguridad, en salud, y no hemos visto voluntad en estas empresas para encontrar una solución definitiva”, expresó Hernández.

Empresas públicas en rojo

Las pérdidas son generadas por empresas públicas, entre ellas la estatal de energía ENEE, la estatal de telecomunicaciones Hondutel, el servicio de agua y alcantarillado Sanaa, la Empresa Nacional Portuaria (ENP) y la estatal de correos Honducor.

El presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso Nacional (CN), Francisco Rivera, reveló que estas pérdidas son una de las razones por las cuáles se suspendió la discusión del presupuesto en diciembre anterior.

“El problema que existe con estas cinco instituciones es que no son rentables, no están dando ninguna rentabilidad sino que al contrario están sangrando al Estado y una de ellas (la ENEE) se lleva el 50% de las pérdidas ”, señaló Rivera.

El representante del Poder Legislativo afirmó que se si corrigen las pérdidas generadas, Honduras no necesitaría acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ni endeudamiento interno como el registrado actualmente.

Las cinco instituciones deberán establecer planes de recuperación antes de recibir una nueva asignación presupuestaria, establecieron las autoridades legislativas.

Para el presidente del Congreso, Juan Orlando Hernández, los sindicatos de estas empresas deben explorar esquemas y conseguir socios de un nuevo modelo de empresas mixtas, buscando recursos en el sector privado nacional e internacional.

En el caso de la ENEE, adelantó, se viene analizando varios esquemas como el de una alianza con un consorcio en el que participen privados nacionales y extranjeros y el sindicato. El caso de Hondutel puede ser igual, lo mismo que Honducor.

Hernández expuso que igualmente se van a introducir formas de cómo reducir los gastos como en el tema de la publicidad y de viáticos, entre otros renglones.

Pacto fiscal y deuda

El presidente del CN hizo un llamado a todos los sectores para iniciar una gran concertación o pacto fiscal que impactará fuertemente no solo en el presupuesto nacional, sino que en la economía en general.

Por el momento, agrega el funcionario, el financiamiento del presupuesto de 2013 está garantizado en una gran parte con la colocación de bonos que el CN aprobó hasta por $700 millones.

Ese costo financiero para Honduras es mucho menor si se coloca afuera y eso traerá el efecto de que los bancos van a tener que bajar la tasa de interés y de esa manera se promoverá la reactivación económica.

Sostenbilidad y financiamiento