CONVENCER CON UN INCIPIENTE "PLAN PAÍS" Y ALCANZAR EL PERDÓN DE LOS TICOS SERÁN CLAVES

José María Figueres: Los retos del precandidato

Primer anuncio de precandidatura del expresidente empezó a polarizar al PLN.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El secreto a voces se hizo público. José María Figueres Olsen anunciará su precandidatura presidencial por el Partido Liberación Nacional (PLN) en noviembre próximo, la fanfarria con la que regresó al país tras 11 años de autoexilio no podía terminar en otro tono que no fuera ese: el expresidente (1994-1998) regresando a pelear por la reelección.

La noticia sobre su precandidatura la corroboró su vocero, José Manuel Peña, a Radio ADN 90.7. Antes el periódico La Nación daba cuenta de los intereses presidencialistas que reveló Figueres durante una cita con el precandidato y alcalde de San José, Johnny Araya.

Ahora que el secreto es público y una vez que asuma formalmente la precandidatura, a Figueres le corresponderá probar que realmente está listo para hacerle frente a los retos que implica volver a jugar en las grandes ligas de la política costarricense después de los hechos que lo han rodeado durante los últimos 11 años.

Recuperar el control del PLN

Si bien las encuestas de preferencia electoral revelan un empate técnico entre Johnny Araya, Rodrigo Arias y Figueres,  desde que retornó al país los números de las mediciones se vuelcan en su contra cuando se le consulta a los electores si los convencen las explicaciones que el expresidente ha dado en torno al pago de $900.000 departe de la empresa Alcatel, el cual Figueres siempre ha ligado con una asesoría político-profesional.

En tal asunto, el mismo que causó su alejamiento de Costa Rica, Figueres acumula un importante porcentaje de opiniones negativas entre la ciudadanía. Cerca del 85% de los costarricenses no creyó sus primeras explicaciones sobre el pago que recibió de Alcaltel.

Su primer reto, entonces, será superar ese golpe bajo a su imagen, aún turbia por acontecimientos pasados. A su haber Figueres tiene su don de gentes y su apellido, con un peso histórico innegable en el país.

Empero, deberá saber cómo administrar ese activo político que igual despierta amores que odios. Desde su retorno al país en diciembre del 2011, Figueres empezó a polarizar el panorama político interno del PLN.

En ese momento empezó a echarse un pulso con los hermanos Óscar y Rodrigo Arias,otro apellido que pesa en la divisa verdiblanca y que en los últimos años han demostrado dominio absoluto del partido en el poder, de sus bases y de su cúpula.

Una de las primeras acciones que ejecutó Figueres a su regreso fue recorrer el país, acaso al tanto de que su primer gran obra deberá ser echarse al bolsillo a aquellos líderes locales del PLN, capaces de sacar a votar al figuerismo dormido para que empiece a trepar posiciones en el próximo proceso de renovación de estructuras de la divisa donde, desde las distritales, inicia la lucha por dominar al partido. 

Convencer con su "plan país"

Basado en un diagnóstico anual, el programa "Estado de la Nación", Figueres echó a andar su "Vía Costarricense". Empero, cometió el error de crear demasiada expectativa sobre ese proyecto, sentimiento que se desinfló durante la propia presentación de la idea que, sorpresivamente, resultó ser el anuncio de una cacería de propuestas que aún no termina.

La novedad, afirma el equipo que acompaña a Figueres en esa aventura, es revolucionaria y empieza a cautivar a la población que, poco a poco, ha empezado a hacer sus aportes. Tomando en cuenta el descontento popular con los políticos, no se vaticina una participación masiva al final.

Quedó en el aire la sensación de que José María Figueres inició su nuevo recorrido político sin bases firmes en el plano programático, al no mostrar un conjunto de acciones concretas como nueva propuesta al país.

Cabe únicamente esperar y mirar si el hijo del caudillo José Figueres Ferrer, hará el anuncio de su precandidatura con una idea programática más sólida de la que ha demostrado hasta ahora.

¿Cómo cambia el panorama?

De la mano con el anuncio de la eventual precandidatura de José María Figueres vino otro igualmente significativo. El expresidente Luis Alberto Monge (1982-1986) comunicó oficialmente que regresará a las filas del PLN, de las cuales se había apartado a causa de la hegemonía de los Arias, con quienes no comulga ideológicamente.

Ese retorno es significativo y hace prever que muchas figuras que se habían alejado del PLN regresarán junto con Monge y Figueres para pelear la cuota de poder interno que perdieron.

La polarización entre los Arias y Figueres ya tiene cara visible. El precandidato Fernando Berrocal se apresuró este viernes a anunciar que tanto él como Johnny Araya deben aliarse con Figueres para derrotar al arismo en la próxima convención verdiblanca.

Ese hecho elevará las acciones políticas de Araya, quien demostró en la pasada convención liberacionista tener una importante cuota de poder dentro del partido. Sin duda, al alcalde le sobrarán pretendientes en lo que resta de la precampaña.

De mantener sus intenciones presidenciales, Araya quedaría atrapado entre dos pesos pesados del liberacionismo.

La precandidatura de José María Figueres podría también afectar a varios partidos de oposición que engrosaron sus filas con numerosos exmilitantes liberacionistas que partieron enojados con el arismo. 

Esa precandidatura figuerista también podría incrementar la brecha entre figuras de un mismo partido, como sucede en el Partido Acción Ciudadana (PAC), donde sus fundadores, Ottón Solís y Alberto Cañas, toman posiciones distantes respecto al retorno de Figueres a la arena política nacional.

Con su condimento, Figueres le da otro sabor a una campaña política que, al menos al inicio, parecía predecible, con un dominio claro del arismo en el partido verdiblanco de la mano de Rodrigo Arias.

Ahora el panorama es muy distinto y cambiará conforme se acerque el 21 de abril del 2013, fecha en que el PLN realizará la convención para escoger a su candidato.

Sostenbilidad y financiamiento