Legales: Resguarde legalmente su innovación empresarial

Contratos de confidencialidad y patentes le ayudan a proteger su inversión

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Un modelo económico basado en la investigación, el desarrollo y la innovación no requiere solamente de una apuesta por estos elementos, sino también de un marco legal en materia de propiedad intelectual que proteja las inversiones.

El avance tecnológico y competitividad genera la necesidad de crecimiento por medio de la innovación.

A través de este elemento diferenciador, las empresas logran posicionarse en el mercado con productos diversos, inventos creativos e ideas vanguardistas en un mundo cada vez más exigente.

La innovación le permite a las empresas alcanzar un desarrollo comercial acorde con las demandas del consumidor y del mercado y, por ende, les otorga un reconocimiento como entidades líderes en el área en la cual se desenvuelven.

Es simple, quien no innova no crece, se estanca y se queda rezagado.

Para salir adelante y hacer frente a la competencia, todas las empresas deben innovar en alguna parte de su estructura, procedimientos, productos o ideas.

Además para innovar, también se debe invertir. No se trata solamente de realizar una inversión económica, sino invertir también en tiempo y capital humano, ya que el cambio de visión requiere de personal capacitado y especializado en el área de innovación para el desarrollo de los procesos adecuados.

La inversión también debe darse a nivel legal, para establecer un marco de protección en materia de propiedad intelectual que resguarde legalmente todos los elementos que forman parte del proceso de innovación tales como los contratos de confidencialidad para el desarrollo del proyecto, marcas, patentes de invención, diseños industriales, entre muchos otros.

Por ejemplo, los contratos de confidencialidad, suscritos entre la empresa y el inventor, creador o diseñador, así como con las demás partes involucradas en el proceso, permiten proteger el proyecto al establecer límites en cuanto a la divulgación de conocimientos.

Estos contratos delimitan qué se puede y qué no se puede decir en el proceso de puesta en marcha de un proyecto con el fin de evitar la fuga de información a competidores.

Por este medio de se protegen fórmulas, elementos de diseño, pautas tecnológicas y otros elementos indispensables del proyecto.

Mismo escenario con los demás elementos de propiedad intelectual fundamentales del proyecto, como lo son las marcas y demás signos distintivos, patentes de invención, entre otros, los cuales, por medio de una oportuna protección legal, permiten resguardar el proyecto desde todas las aristas posibles.

Esta inversión a nivel legal también protege al inventor, creador o desarrollador, de posibles plagios, falsificaciones, intentos de copia o violación a los derechos derivados de la innovación.

El marco legal otorga al titular protección durante el desarrollo del proyecto, durante su puesta en práctica y en el futuro.

Es por medio de la propiedad intelectual que se encuentran mecanismos de protección para los procesos y productos innovadores; es a través de este mecanismo legal que se otorga al innovador la protección necesaria para que pueda explotar y comercializar libremente su invención así como defender sus derechos frente a terceros que pretendan hacer un uso indebido de estos o aprovecharse de forma ilícita de la creación protegida.

Resguarde sus ideas, proteja su invención y permita que su empresa crezca por medio de la innovación en un mundo cada vez más demandante.

Sostenbilidad y financiamiento