Proyecto de Ley General de Turismo levanta críticas entre empresarios ticos

Empresarios reclaman falta de integralidad en el proyecto

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Cinco años han transcurrido y los diputados no han logrado avanzar con el proyecto de Ley General de Turismo.

Ahora la Comisión Permanente Especial de Turismo de la Asamblea Legislativa rescata el debate del plan, en medio del clamor por cambios profundos y más análisis que realiza el sector empresarial.

Isabel Vargas, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), afirmó que es tiempo de que el sector haga balance y considere un nuevo proyecto acorde con sus necesidades.

Una comisión mixta

La empresaria adelantó que este martes 18 de junio en el Hotel Radisson se reunirán los representantes de 70 cámaras nacionales, regionales y sectoriales de turismo, con el objetivo de analizar el proyecto de ley y las necesidades de políticas para el sector.

La premisa de partida, no dudó Vargas, es que el plan no es integral y no responde a las exigencias de la industria costarricense sin chimeneas.

En medio de las críticas, Isabel Vargas advirtió que una ley que cobije al turismo es necesaria para darle un giro a la actividad.

“Ya estuvimos a la vanguardia en materia de sostenibilidad turística. Ahora urge marcar otra ruta porque nos vienen siguiendo los pasos”, estimó.

Vargas resume que el objetivo debe ser abandonar la explotación de la naturaleza para pasar, paulatinamente, a un esquema de turismo basado en el aprovechamiento de la identidad país.

Juan Carlos Borbón, gerente general del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), tiene otro criterio.

El funcionario afirmó que el país sí cuenta con un “elenco jurídico especial” que regula y fortalece al turismo en la actualidad, pese a que reconoció la importancia del plan en debate desde hace un lustro.

Hoy la actividad turística, según Canatur, le da empleo directo a cerca de 110.000 personas y ocupa indirectamente a otras 400.000. Genera $2.424 millones en divisas, según el Banco Central, y representa un 4,9% del PIB.

Diputados sin consensos

Son esas características las que hacen pensar a la diputada Rita Chaves, jefa de fracción de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), en que el proyecto de ley debería mutar para beneficiar más a los micro, pequeños y medianos emprendedores turísticos.

La congresista, quien integra la Comisión de Turismo, afirmó que tal y como está el proyecto, guarda elementos que discriminan a las pymes turísticas, en beneficio de los grandes consorcios del sector.

Así, destacó Chaves, el plan está condenado al atasco.

Sin embargo, su compañero de comisión, el libertario Adonay Enríquez, cree que el texto actual alberga el sentido orginal de hacer a la industria turística más competitiva y que modificarlo sustancialmente sería desnaturalizar su fin primordial de organizar mejor el marco normativo que regula la relación entre los sectores público y privado.

Lo cierto es que, sin visa aún, el plan retrasa el viaje del turismo tico haciasu modernización.

Lo que falta

Financiamiento: Necesario para generar encadenamientos regionales.

Profesionalización: Personal mejor formado en atención turística es una necesidad que el país aún no llena.

Seguridad: Canatur pide una política de prevención de delitos en zonas turísticas, uno de lo flagelos actuales.

Incentivos a pequeños: Los empresarios ticos solicitan igual trato en exposición en ferias y en reducción de costos que el que reciben los grandes hoteleros.

Fuente Canatur

Sostenbilidad y financiamiento