La hoja de ruta que seguirá Luis Guillermo Solís aún está en blanco

En el informe de los 100 días, el presidente Luis Guillermo Solís no reveló los planes de su gobierno

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El informe de los 100 días del presidente Luis Guillermo Solís, se llenó de cuestionamientos, quejas, revelaciones y reflexiones, pero dejó una de sus principales hojas en blanco: la ruta país para el sector económico y productivo.

Se coincidirá en que la radiografía del Estado que encontró al llegar a Zapote es importante dentro del trabajo de estos 100 días en el poder y los empresarios lo aplauden como un compromiso de limpiar la casa.

No obstante, se esperaba que el mandatario aprovechara el escenario del Melico Salazar para exponer con claridad los planes de su gestión, a la que le restan ya no 48 meses, sino 44.

No lo hizo y es su gran deuda porque aunque el sector productivo e inversionista agradezcan escuchar un listado de hechos de posible corrupción en las últimas administraciones, la incertidumbre del cambio de gobierno había que apaciguarla con señales claras de la ruta país.

Y es que el Presidente carga en una de sus manos el apoyo de más de 1,3 millones de votantes, lo que lo consolida en el cargo, pero en la otra mano carga las dos vueltas electorales, la preocupación de cuál partido ganaría las elecciones y, al fin y al cabo, que se trate de la primera gestión del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Solís desaprovechó los 100 días para profundizar y solo abordó cinco temas de interés para el sector productivo nacional. Además, lo hizo de forma somera.

Sobre el déficit fiscal anunció un proyecto de ley anticontrabando y reiteró lo que dijo en campaña de que impulsará una reforma fiscal paulatina.

Se comprometió a relanzar el Consejo de Competitividad que estuvo activo en los gobiernos anteriores y en empleo continuará con la estrategia, dada a conocer hace tres semanas, de crear 217.000 puestos de trabajo.

También anunció la reactivación de la Comisión de Financiamiento de la Inversión Pública y dijo que ejecutará 19 proyectos de infraestructura.

Todos son temas que forman parte de los pendientes señalados por los sectores productivos del país en reuniones con él, sobre todo durante la campaña.

Sin embargo, hasta el momento no ha dicho cómo lo hará, en cuánto tiempo y con la ayuda de quién.

“Espero que a partir de ahora concrete el cómo en todos los aspectos, es la expectativa de aquí en adelante”, dijo Rándall Murillo, director ejecutivo de la Cámara de la Construcción.

Con él coincide el director ejecutivo de la Cámara de la Industria Alimentaria (Cacia), Mario Montero, para quien el informe fue un ejercicio de extensión de la campaña electoral.

“Fue una declaración de buenas intenciones, pero no hubo mayor profundidad. Extrañamos las propuestas concretas”, dijo.

Anuentes a apoyar

Si algo tranquiliza a los empresarios es la reiteración del Presidente de la participación público-privada para concretar temas que aumenten la producción local.

Esta alianza se gestaría en el Consejo de Competitividad y en la comisión mixta que definirá, durante 18 meses, el procedimiento a seguir para establecer el precio de la electricidad.

“Con el informe de los 100 días hay un buen punto de partida. Deja la puerta abierta para colaborar con la construcción de la ruta al futuro. Esperamos plantearle algunas acciones”, aseguró el nuevo presidente de la Cámara de Industrias, Enrique Egloff.

Egloff añadió que espera que el mandatario llame a todos los sectores a colaborar.

El sector productivo asegura estar anuente, desde la llegada de Solís a Casa Presidencial, a trabajar de la mano y dialogar.

El presidente de la Cámara de Turismo (Canatur), Pablo Heriberto Abarca, dijo que el país está urgido de política pública y coordinar acciones lo antes posible.

“Ojalá que las reuniones sean para definir esas acciones, incluyendo hasta las denuncias que hizo de corrupción, el tema es de acción y no quedarse ahí”, dijo.

Temas ausentes

De la lista de temas que el sector productivo nacional ha planteado en diversos escenarios y que incluso forman parte del decálogo de Uccaep, los principales ausentes del informe de los 100 días son la lucha contra la tramitomanía para eliminar los trámites innecesarios y la regulación ineficiente, así como la modernización del mercado energético y profundizar en apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

También una mayor modernización de la estructura pública y diseñar una nueva institucionalidad que haga al país competente.

Estos y más temas deberán ser dibujados pronto por el Presidente. Los sectores no se quedarán tranquilos teniendo más tiempo esa hoja de ruta en blanco.

Nuevas acciones

Déficit fiscal: Envió un proyecto de ley contra la evasión fiscal y anuncia uno nuevo anticontrabando.

Anunció que no hará una reforma fiscal mediante un paquete fiscal, sino con reforma integral pero paulatina: la migración del impuesto de ventas al IVA y las reformas del impuesto sobre la renta para introducir la renta global y otras modificaciones.

Competitividad: Relanzará Consejo de Competitividad donde se gesten acuerdos entre el sector público y el privado para que se aumente la productividad nacional.

Empleo: Continuar con la Estrategia Nacional de Empleo con la idea de crear 217.000 puestos de trabajo en 4 años. Incluye proempresa, plataforma institucional de servicios financieros y no financieros para el desarrollo de las empresas.

Préstamos: Reactivación de la Comisión de Financiamiento de la Inversión Pública integrada por el Banco Central, el Ministerio de Hacienda y Planificación. La idea es mejorar en la ejecución de los préstamos.

Infraestructura: Ejecutar 19 proyectos como aeropuertos, carreteras, agua y saneamiento, aduanas y unidades productivas carcelarias. El país tiene $2.100 millones.

Fuente Informe de los 100 días.

Sostenbilidad y financiamiento