INVESTIGACIÓN DEL ICIJ

Luxemburgo ayudó a 340 multinacionales a evadir impuestos

Entre las empresas beneficiadas se encontrarían Apple, Ikea y Pepsi


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Luxemburgo está en el centro de un escándalo mundial al ser acusado el jueves de organizar un sistema de evasión fiscal en pro de multinacionales como Apple, Ikea o Pepsi, poniendo en apuros a su ex primer ministro y nuevo jefe de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker.

Acuerdos fiscales secretos entre Luxemburgo y más de 340 multinacionales, entre ellas tres bancos brasileños, que tenían la finalidad de pagar menos impuestos, fueron revelados este jueves por 40 medios de comunicación internacionales.

Esta revelación se basa en documentos obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Los acuerdos, pasados entre 2002 y 2010, representan miles de millones de euros de ingresos fiscales perdidos para los estados donde estas empresas obtienen sus beneficios, según el ICIJ y sus medios asociados.

La revelación interviene en la primera semana de presidencia de la Comisión del luxemburgués Jean-Claude Juncker, exprimer ministro del Gran Ducado entre 1995 y 2013.

El actual jefe de gobierno luxemburgués, Xavier Bettel, aseguró este jueves que los acuerdos fiscales son "conformes con la legislación internacional".

El portavoz de Juncker recordó este jueves que la Comisión ya inició una investigación sobre los acuerdos fiscales de Luxemburgo con Amazon y el grupo Fiat.

La investigación de la Comisión contra la práctica conocida como "tax ruling", que permite a las empresas optimizar fiscalmente sus declaraciones y priva a numerosos países del impuesto a las ganancias que realizan en ellos, iniciada en junio de 2013, concierne el régimen de Amazon y del grupo Fiat en Luxemburgo , el de Apple en Irlanda y el de Starbucks en Holanda, y busca determinar si constituye una ayuda estatal ilegal.

Según la investigación, dos bancos brasileños, Bradesco e Itaú-Unibanco, se beneficiaron de este esquema, ayudados por la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC), que les permitió ahorrarse $90 millones en impuestos.

El ICIJ detalla que los bancos brasileños alegaron "contribuciones no mesurables" a sus filiales en Luxemburgo, lo cual les permitió declarar un resultado menor y por tanto pagar menos impuestos tanto en Luxemburgo como en Brasil.

La investigación apunta también a prácticas de optimización fiscal de multinacionales en España, Argentina, El Salvador, Chile, República Dominicana, México y Panamá.

En su investigación, que duró seis meses, bautizada "Luxembourg Leaks" o "LuxLeaks", el ICIJ tuvo acceso a 28.000 páginas de documentos de "tax ruling" que muestran cómo las grandes empresas "se apoyan en Luxemburgo y sus flexibles reglas fiscales.

Sostenbilidad y financiamiento