Mutis de Figueres despeja cancha electoral en el PLN

Duelo por candidatura verdiblanca se concentra en Araya y Arias; Solís lidera en el PAC


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El expresidente José María Figueres puso final a la precandidatura que nunca fue, sin despedirse de la política ni mucho menos cerrar las puertas del 2018.

En el corto plazo, su salida de la carrera despeja la pista para el duelo entre Rodrigo Arias, ex ministro de la presidencia, y Johnny Araya, alcalde de San José por la candidatura del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN).

Por el momento, Araya ostenta una ventaja de 10% sobre Arias entre la totalidad de los votantes.

El margen se amplía a 16% entre los simpatizantes de Liberación Nacional, según reveló una encuesta de la empresa Unimer para el diario La Nación.

Muy atrás aparece Fernando Berrocal, ex ministro de Seguridad, con solo un 1% de apoyo entre todos los electores y un 2% entre liberacionistas.

La estrategia de mantener un bajo perfil, dejando que durante meses Arias acumulara el desgaste de la exposición a la opinión pública, le ha rendido frutos al alcalde. El precio de retrasar el anuncio oficial de sus aspiraciones no parece haber afectado a Araya, quien gracias a su posición cuenta con amplia exposición mediática.

Si bien hoy será día de celebración en las tiendas arayistas y de duelo en las aristas, el verdadero líder de la carrera es “ninguno”. Esa fue la respuesta del 28% de los liberacionistas a la pregunta “¿Por quién votaría en la convención del PLN?”.

Si se toma en cuanta a quienes apoyaban a Figueres, que hoy se convierten en agentes libres,  el porcentaje de  votantes verdiblancos que no se sienten atraídos por las propuestas de los tres precandidatos restantes llegan a un 44%.

Fraccionamiento

En las tiendas del Partido Acción Ciudadana, Ottón Solís es el “no precandidato” con mayor arrastre, seguido de la exdiputada Epsy Campbell, quien tampoco es precandidata. El diputado Claudio Monge es el precandidato oficial con más apoyo entre los votantes rojiamarillos con un 3%.

Las temores de que una convención abierta abran la puerta para que los rivales políticos del PAC coloquen una ficha débil como candidato no parece tener eco en los datos de Unimer. Un 65% de los ciudadanos afirmó que no votaría por ninguno de los precandidatos o no-precandidatos del PAC.

Es el escenario en la carrera por la presidencia en el 2014, en la que despiertan más emoción quienes no están compitiendo.

Sostenbilidad y financiamiento