CONFLICTO CON CONSORCIO ESPAÑOL

Autoridad del Canal de Panamá acusa a empresa de bajar el ritmo de trabajos de ampliación

Grupo Unidos por el Canal (GUPC) exige que le reconozcan unos $1.300 millones en sobrecostos para terminar la construcción del tercer juego de gigantescas esclusas.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) indicó este sábado que el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) ha “reducido” el ritmo de trabajo en la construcción del tercer juego de esclusas de la vía interoceánica y reiteró que es “invalido” invocar una “suspensión” de la obra por un reclamo de sobrecostos.

Un portavoz de la ACP indicó que “es visible” que desde que el pasado 30 de diciembre, cuando GUPC presentó la carta de “aviso de suspensión”, el ritmo de trabajo “se ha reducido”, aunque dijo no tener un cálculo preciso de esta disminución.

Por otro lado, reiteró lo que sostiene el administrador del Canal, Jorge Quijano, en el sentido que GUPC ha invocado una cláusula de suspensión que “aplica cuando tú no le estas pagando a alguien un trabajo, lo cual no es el caso, porque ya han recibido más de $2.000 millones” del contrato original, por $3.118 millones, suscrito en 2009.

“Invocar esa cláusula, que no significa terminación del contrato sino suspensión temporal, no es válido”, enfatizó la fuente.

GUPC, encabezado por la compañía española Sacyr Vallehermoso en asocio con la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa, exige a la ACP que le reconozca unos $1.300 millones en sobrecostos para terminar la construcción del tercer juego de gigantescas esclusas de la ampliación del Canal de Panamá.

El plazo vence el próximo 20 de enero, según la carta que el grupo entregó a la ACP.

La fuente aclaró que las obras del cuarto y último tramo del canal de acceso por el Pacífico a las nuevas esclusas, a cargo de un consorcio encabezado por la española Fomento de Contratas y Construcciones  (FCC), marcha “sin contratiempos de importancia”, contrario a lo publicado por la prensa electrónica española que habla de un atraso.

Asimismo, aclaró que la construcción del tercer puente sobre el Canal de Panamá, que se ubicará en el sector Atlántico, se ha iniciado sin dificultades, a cargo de la empresa francesa Vinci Construction Grands Projets por $365,9 millones, la que recibió la orden de proceder el 8 de enero del año pasado.

Mientras tanto, el diario local La Prensa afirmó este sábado que el GUPC ha recibido desembolsos por $2.831 millones, de los cuales $784 millones son “adelantos”, extremo que la fuente de la ACP no confirmo ni negó.

Según el rotativo, de los $784 millones de adelantos, que GUPC debía devolver, solo ha retornado $52 millones.

El contrato establece que las nuevas esclusas deben estar terminadas en octubre próximo, pero ya GUPC ha informado que se concluirán en junio de 2015, debido a atrasos en la aprobación de la fórmula del concreto usado para la edificación.

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunció el viernes que la próxima semana se iniciarán reuniones entre la ACP y GUPC con participación de la ministra española de Fomento, Ana Pastor, quien llegará al país este fin de semana para ayudar a solucionar el litigio contractual.

Martinelli hizo el anuncio luego de reunirse con el embajador español en Panamá, Jesús Silva y el encargado de negocios de Italia en el país centroamericano, Massimo Tudini.

La ampliación del Canal de Panamá, por $5.250 millones, se inició en 2007 y permitirá duplicar la capacidad de transporte de carga de la vía de 300 a 600 millones de toneladas anuales.

Sostenbilidad y financiamiento