Patronos que contraten a ilegales se enfrentarán a multas

Ley de Migración se aplicará a partir del próximo 31 de julio a sectores como el agropecuario, construcción y empleadas domésticas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los patronos que empleen a algún trabajador ilegal se expondrán, a partir del próximo 31 de julio, a ser multados con el pago de hasta ¢5 millones, según la gravedad de los hechos y el número de personas extranjeras a las que se les otorgue trabajo en condición irregular.

La obligación recae sobre cualquier patrono en áreas como las de construcción, sector agropecuario y empleadas domésticas.

 Según la Ley de Migración y Extranjería N°8764 en su artículo 177, las personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, que proporcionen trabajo a personas extranjeras no habilitadas, para que ejerzan actividades laborales en el país serán sancionadas por la Dirección General de Migración con una multa.

Esa multa oscilará entre dos y hasta doce veces el monto de un salario base. Ese salario se establece hoy en ¢423.000.

Esta sería la primera vez en que se cobre una multa por este tipo de acciones, pues aunque la Ley entró en vigencia desde el 1 de marzo del 2010, no fue sino hasta el 2012 cuando se publicó el reglamento que determina el proceder de la legislación.

A su vez, desde ese momento se han establecido una serie de transitorios que han impedido el cobro de estas sanciones.

El último de ellos se estableció en setiembre del 2013, donde se estipuló un periodo de gracia, que vence el 31 de julio, para que los patronos pudieran poner en la legalidad todos sus empleados.

Kathya Rodríguez, directora de Migración y Extranjería, explicó que han visto que esos transitorios no han sido muy efectivos.

"Desde la fecha en que se han extendido los plazos solo han sido regularizados unas 2.500 personas en el sector agrícola, por ejemplo, un número muy bajo. Sin embargo, pese al poco impacto que han tenido, si debe quedar claro que no buscamos que se pague solo una multa sino conocer la necesidad de cada trabajador y ponerlo al día", dijo.

Información recopilada por la Cámara de Exportadores (Cadexco) reflejan que el sector agrícola es uno de los más dependientes de la mano de obra foránea.

Por ejemplo, el sector piñero emplea una cantidad de 5.444 trabajadores migrantes y adicionalmente requiere de 845 personas durante la época de recolección de la fruta.

El sector cafetalero, por su parte, tiene una participación de recolectores extranjeros que va desde el 50% a 60% del total de la contratación.

Periodo de gracia

Mónica Segnini, presidenta de Cadexco, aseguró que en representación del sector productivo nacional trabajan en que ese momento de cobrar multas no llegue a la brevedad.

Por el contrario, buscan soluciones conjuntas que resulten en brindar un estatus legal migratorio a los trabajadores que lo requieran.

La Cámara ha planteado el que se establezca un periodo de gracia para el arranque del cobro de las multas y que se trabaje de forma paralela en la categorización de apartados especiales que alberguen a los trabajadores por tipo de actividad (agropecuaria, construcción, doméstico).

La directora de Migración confirmó las propuestas, pero no aseguró que sean estos los pasos a seguir.

"Ahora trabajamos bajo un marco muy cuadrado de Ley y tenemos que entender que los trabajadores estacionales se escapan de este esquema. A ello se le añade que la mayoría de los trabajadores extranjeros que ingresan en el país, por ejemplo, nicaragüenses, vienen desde su país sin los papeles correspondientes", dijo Segnini.

Sostenbilidad y financiamiento