Permítanos sorprenderlo como lector


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

SUSCRÍBASE al boletín   "De la pluma del director" y reciba este contenído vía correo electrónico

Alguna vez escuché a Ruth Merino, periodista chilena con muchos años de trabajar en el periódico El Nuevo Día, de Puerto Rico, decir que para los periodistas es casi imposible sorprender a los lectores absolutamente todos los días, pero que no por eso hay que dejar de hacer un esfuerzo honesto por conseguirlo.

En mi opinión, eso es precisamente lo que hizo el periodista Daniel Salazar Murillo con la información que publicó el 28 de abril pasado en el sitio web de El Financiero: "Directorio legislativo suele ser de hombres, josefinos y liberacionistas".

Se trata de un trabajo que brinda información interesante sobre la conformación de los directorios legislativos desde 1953 hasta la fecha: cuántos hombres y cuántas mujeres han sido electos en ese órgano, cuántas damas han ocupado la presidencia, qué tanto han estado representados los distintos partidos políticos y cuáles provincias han tenido mayor representatividad.

La nota incluye dos gráficos y —aquí es donde me sentí más sorprendido como lector— una visualización pormenorizada de todos los diputados que han formado parte del Directorio legislativo a lo largo de estos 63 años. Sí, con períodos legislativos, nombres y apellidos de los congresistas y puestos desempeñados.

Se trata de una imagen digital que bien cabe en la palma de una mano y en la cual usted selecciona el año legislativo de interés con una flecha que se desplaza de izquierda a derecha.

Por ejemplo, en el período 1953-1954 la Asamblea Legislativa fue dirigida exclusivamente por diputados del Partido Liberación Nacional: Gonzalo Facio Segreda, presidente; Otto Cortés Fernández, vicepresidente; Manuel Antonio Quesada Chacón, primer secretario; Estela Quesada Hernández, segundo secretario; Joaquín Garro Jiménez, primer prosecretario, y Dubilio Argüello Villalobos, segundo prosecretario.

Como ve, se trata de un documento histórico de consulta fácil y ágil, elaborado con datos que Daniel obtuvo —verificó y actualizó— de una recopilación elaborada por Édgar Enrique Coto, funcionario del Centro de Información Estadística del Departamento de Servicios Bibliotecarios de la Asamblea Legislativa.

En estos días he navegado en esta visualización y, además de sorprenderme con lo asequible y amigable que es, he constatado una vez más que durante muchos las curules de nuestra Asamblea Legislativa fueron ocupadas por costarricenses con señorío, elegancia, visión de país, sentido estratégico, oratoria fina y otras virtudes y cualidades que le daban realce al Primer Poder de la República.

¿Qué nos pasó? ¿En qué momento permitimos que, salvo contadas excepciones, la gradería de sol —como la llamó don Alberto Cañas— se apoderara de nuestro Parlamento.

Lo invito a navegar en este aporte periodístico y sacar sus propias conclusiones.

SUSCRÍBASE al boletín   "De la pluma del director" y reciba este contenído vía correo electrónico

Sostenbilidad y financiamiento