Veto total a ley sobre derechos de autor le regresa la calma a sector creativo del país

Proyecto de ley eliminaría la cárcel como castigo para acciones de piratería


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Tras el veto por parte de la presidenta de la República, Laura Chinchilla, al proyecto de ley que dejaba sin sancionar como delito reproducir CD de música, películas o falsificar software, las diferentes Cámaras que agrupan al sector creativo del país apoyaron la resolución.

El proyecto de ley (N°17.342), aprobado en segundo debate por parte de la Asamblea Legislativa desde el pasado 20 de junio, pretendía la reforma de varios artículos de la actual Ley N° 8.039 de “Procedimientos de observancia de los derechos de propiedad intelectual”.

La eliminación de la pena de cárcel como castigo para acciones de piratería y  las posibilidades de fotocopiado más allá de la excepción académica, fueron dos de las modificaciones que  llevaron tanto al Ejecutivo como a la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) y la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic), ha oponerse al proyecto.

Alejandra Castro, asesora legal de Camtic, aseguró están muy satisfechos por el hecho que Presidencia se tomara el tiempo necesario para analizar con mayor profundidad los alcances de un proyecto que nunca fue sometido a ningún tipo de consulta pública.

"Nosotros queremos se mantenga la misma normativa que rige actualmente, creemos que la actual legislación no requiere de modifcaciones, mucho menos en materia de penas. Una idea también cuenta como propiedad privada y el Estado tiene la obligación de protegerla; igual que una casa, un carro, etc", agregó Castro.

Las violaciones de derechos de autor, a la fecha, se castigan con penas de 1 a 6 años de prisión. Con las reformas planteadas las únicas sanciones que podían aplicarse eran de índole civil, como el caso de una sanción económica que va de 1 a 500 salarios base.

Excepción académica

Fernando Ferraro, ministro de Justicia, explicó que nunca estuvo en juego la reproducción de publicaciones con fines académicos, sean estos antologías, emisiones de radio, grabaciones visuales, entre otras. Una mal información entre los legisladores pudo llevar a la aprobación, en su momento, del proyecto.

"En Costa Rica no hay sanciones contra el fotocopiado si es para su propio uso y sin ningún ánimo de lucro, directo o indirecto. El proyecto de ley no viene a solventar nada en este tema, pues es una normativa que ya esta vigente y que nunca fue afectada por las reformas aprobadas en el Congreso", puntualizó Ferraro.

Fotocopias de libros y materiales didácticos también están contemplados en la ley para ser utilizados y reproducidos por estudiantes y docentes en pro de la educación.

Tras el veto

El Poder Ejecutivo deberá hacer del conocimiento del Plenario Legislativo el documento completo con las razones del veto. Serán los legisladores quienes se pronuncien a favor o en cotra (resellar la Ley) de la decisión por parte de la presidenta. Tal proceso de votación deberá ser incluído dentro de la agenda legislativa.

Para resellar la ley (oponerse a la decisión de Presidencia) se deberá contar con el apoyo mínimo de 38 diputados y de ser así, esta sería devuelta a la Presidenta para su firma sin poder de objeción alguna.

De aceptar el veto, se permitirá la presentación de una reforma del actual proyecto de ley o en su defecto la presentación de un nuevo proyecto de ley.

En este último punto, María Julia Fonseca, diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), aseguró haberse adelantado al proceso y haber sido publicado en Gaceta, alcance 137 el pasado lunes 24 de setiembre, un proyecto sustituto al vetado.

Sostenbilidad y financiamiento