EMPRESARIOS PIDEN AL GOBIERNO NOMBRAR MESA DE DIÁLOGO PARA DEFINIR HOJA DE RUTA

Presidente de Canatur: ‘El ministro de Turismo no ha sido proactivo en defensa del sector’



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Pablo Heriberto Abarca, afirmó que el ministro de Turismo, Wilhelm von Breymann no ha ejercido el mando esperado por el sector en defensa de políticas que perjudiquen el desarrollo de la industria sin chimeneas en Costa Rica.

Según Abarca, la falta de voz de von Breymann dentro del Gabinete del presidente Solís y la tardanza de su Gobierno en el nombramiento de una mesa de diálogo con las empresas turísticas amenazan la oportunidad de Costa Rica par convertirse en el líder regional en atracción de visitantes con fines vacacionales.

Lea a continuación un extracto de la entrevista que Abarca concedió a EF sobre su balance del actuar del Gobierno en materia turística durante sus primeros once meses de gestión.

Impuestos preocupan al sector

¿Cuál es el balance que hace Canatur sobre el trabajo del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) durante los primeros once meses de este Gobierno? ¿Cuáles han sido las principales virtudes y errores en la gestión?

-El acierto fue escoger a un ministro (Wilhelm von Breymann) que tuviera relación con el sector, a quien no le fuera ajena la actividad y que entendiera un poco la industria.

”Si bien el ministro tiene manejo del sector, no tiene manejo político y, entonces, ese desajuste, en algún momento, ha tenido repercusiones en el quehacer de todos los días del sector.

Otro desacierto grande fue permitir gravar con impuesto de ventas las entradas a parques nacionales y en general a los sitios que el Gobierno considera como centros de recreo, porque es una interpretación que está pegada con alfileres”.

¿Después de varios meses en lucha ya ustedes tienen más claras las consecuencias del cobro del impuesto de ventas sobre actividades recreativas?

-Lo más grave no es que se pague a partir de ahora, es que sea retroactivo porque hay problemas en la retroactividad en la aplicación de leyes y porque es un ejemplo claro de que hay funcionarios de mandos medios que están mandando en el país y que a pesar de que los ministros y sus jefes directos tienen una clara visión de los efectos, ellos omiten esos criterios y sostienen sus posiciones.

”En estos meses de acomodo han habido señales confusas del Gobierno hacia el sector turístico, no solo en el tema de impuestos, pero que hemos logrado solucionar a través de mesas de diálogo que nos han permitido disminuir la fricción. Ya pudimos reunirnos con el presidente Luis Guillermo Solís a quien le transmitimos que el sector requiere de atención inmediata. Nosotros necesitamos atención política prioritaria”.

¿Cuáles elementos convierten en urgente la atención que ustedes le piden al Gobierno?

-Hoy tenemos la oportunidad de liderar el desarrollo turístico de la región y no queremos que esa oportunidad no se convierta en el corto o mediano plazo en una amenaza dado que El Salvador, Guatemala, Panamá y Colombia están invirtiendo grandes sumas en paquetes de incentivos turísticos y están siendo muy agresivos.

”Aquí, más bien, están tratando de gravar al sector con una tasa del 15% del impuesto al valor agregado, tal como lo propone el Gobierno en su plan fiscal.

Aquí tiene que quedar muy claro que los empresarios turísticos no tienen problema en recaudar el IVA. El problema es que ese impuesto sí coloca al país en un problema pues nuestros productos turísticos serán un 15% más caros cuando, de por sí, ya somos el país más caro de la región para el turista”.

Ministro débil

¿Y estos argumentos no han contado con la defensa del ministro von Breymann?

-Al Presidente se lo dijimos claro: no sabemos si es que el ministro no se hace escuchar o no lo están escuchando y quien tiene que responder eso es el Presidente de la República.

”No tengo dudas de que el Presidente tiene claro el peso y la importancia del sector, en lo que sí tengo dudas es si su Gabinete tendrá clara esa prioridad.

Con independencia de quien sea el ministro de turismo, la investidura del cargo requiere que tenga una vehemencia muy marcada en el Consejo de Gobierno”.

¿Ha sido proactivo el ministro en estos meses?

-En términos de promoción y de estrategia de marketing sí. En temas de defensa del sector el ministro de Turismo realmente no ha sido proactivo.

”Cuando se degradó al turismo a subsector él más bien le restó perfil a ese hecho y fue hasta después que cambió de criterio porque entendió que hay una afectación. El tema es que no tenemos prioridad política, no que seamos sector o subsector. En Costa Rica no hay un modelo de desarrollo de la actividad turística, el desarrollo ha sido demasiado espontáneo y ha fallado el acompañamiento del Poder Ejecutivo para lograr mejores encadenamientos productivos de la actividad turística; tenemos una propuesta de modelo que perfeccionaría ese encadenamiento. Ya lo hemos conversado con el ministro de Trabajo, Víctor Morales y con el ministro von Breymann.

Si el país recibiera un millón de turistas más por año se generarían 100.000 empleos más, que es la mitad del desempleo abierto. Es claro que en el turismo está la oportunidad para salir del bache”.

¿Ha sido un beneficio para el sector turístico la dupla que forman la segunda vicepresidenta Ana Helena Chacón y el ministro von Breymann en el impulso de programas para la industria?

-En campaña todos los candidatos se comprometieron con Canatur a que iba a haber una mesa de competitividad turística. En el caso de don Luis Guillermo, él adelantó que la coordinadora de esa mesa iba a ser la vicepresidenta Chacón.

”Esa mesa no ha funcionado porque no está nombrada formalmente y sería muy importante para el sector turístico que la Vicepresidenta tome las decisiones en esa mesa, pues hay muchos aspectos que no dependen del ministro de Turismo. No sé quién es el indicado para presidir esa mesa, pero lo cierto es que sí tendríamos mucha de esa prioridad política que pedimos. Yo le propuse al presidente Solís que le dedique al sector dos horas al mes en esa mesa, con el ministro incluido, obviamente”.

¿Ustedes están al tanto de las diferencias de opinión entre la segunda vicepresidenta y el ministro de Turismo?

-Sí. Hay evidencia de casos. Hay un conflicto, no quisiera entrar en detalles pues es un tema entre ellos. Pero sí hay un conflicto.

”Independientemente de las razones, en un sector tan importante para la economía como lo es el turismo, no deberían existir conflictos ni contraposiciones tan marcadas de ningún tipo”.

¿Hay ejemplos concretos de cómo esos encontronazos entre Chacón y von Breymann están perjudicando al sector turístico?

-Tal vez no se han concretado con mayor rapidez algunas cosas.

¿Cómo cuáles?

-Bueno, en la presentación del Plan Nacional de Gastronomía el ministro no estuvo en la presentación. Lo que preocupa es que, a veces, no hay una coordinación entre Casa Presidencial y el Ministerio de Turismo y eso les resta agilidad a los dos. Pero la consecuencia más delicada es que el sector nuestro tiene un freno de motor. No quiero juzgar si es uno o el otro. Pero el hecho como tal sí hace más lenta la solución de los conflictos.

Urge mesa de diálogo

El presidente Solís se comprometió a nombrar a un vocero de su Gobierno para interactuar directamente con Canatur ¿Dijo el Presidente quién iba a ser ese vocero?

-El Presidente fue muy cauto y no dijo quién iba a ser ese vocero. No especificó si iba a ser doña Ana Helena, el ministro, o un tercero. ”A mí me sorprendió que el Presidente adquiriera ese compromiso y esperaría que sea pronto, porque hay temas macro que requieren de atención pronta, con independencia de quién sea el catalizador del Gobierno. Si es la vicepresidenta, perfecto. Si es el ministro, aún mejor y si fuera el propio presidente Solís, eso sería lo mejor que le podría pasar al sector”.

¿Cuál es el tema más importante en el que ustedes requieren la participación del Gobierno?

-Tal vez sea el costo de las tarifas de servicios públicos. No es solo que haya una tarifa diferenciada, sino que simplemente sea adecuada a nuestras necesidades como sector. Por ejemplo, la tarifa de alto consumo de electricidad se aplica en las horas en que nosotros tenemos más actividad en el sector hotelero.

”A la hora de solicitar aumentos en el costo de la electricidad, se debería tener una sensibilidad especial para el sector turístico y para otros sectores. Esa visión es la que podríamos tener más clara en una mesa de diálogo.

El tema de la atracción de más líneas aéreas también es importante y se puede financiar con el superávit que existe en el Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac). Así como es urgente ampliar el Aeropuerto Juan Santamaría para darle 25 años de vida adicionales. También es importante concretar la construcción de un centro de convenciones que permita romper la estacionalidad en la Gran Área Metropolitana (GAM)”.

A la luz de esa agenda, ¿debe seguir el ministro von Breymann en el Gobierno?

-No soy quién para decirlo. Lo que sí le digo es que el Gabinete debe hacer una revisión en términos de que estos retos requieren de agilidad política y de una prioridad de grandes magnitudes. Si don Wilhelm sigue, perfecto, porque nos evitaría otro acomodo.

Si el tema turístico no se empoderar dentro del Gobierno, va a ser difícil concretar esa agenda.

¿Pero la relación entre Canatur y el Gobierno funciona?

-La relación es estrecha y de coordinación. Aquí no es importante quién es el ministro, sino que el que esté en ese puesto tenga la capacidad de frenar aquellas iniciativas que perjudiquen al sector. A veces hay que golpear la mesa.

¿Cuáles acciones urgentes para el sector turístico esperan ustedes que se concreten este año?

-Lo que queremos es que se apruebe el proyecto de ley fruto de la negociación para que el impuesto de ventas se cobre sobre actividades recreativas en el 2016. Los procesos de fiscalización están avanzando y podrían tener efectos retroactivos. Eso sería, básicamente, la quiebra para muchas empresas turísticas.

”El otro punto es, precisamente, que el Gobierno defina quién será el coordinador de la mesa de diálogo y esperamos que nos devuelvan a la categoría de sector para recuperar la rectoría sobre las políticas públicas sobre turismo

No puede ser que el ministro de Turismo tenga que esperar ocho días para que otro ministro le dé una audiencia”.

Sostenbilidad y financiamiento