EMITIRÁ DECRETO PARA PROHIBIR HUELGAS EN SERVICIOS ESENCIALES

Presidente Solís levantó el veto sobre reforma procesal laboral


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, levantó el veto que frenaba el proyecto de Ley de reforma procesal laboral. 

Solís hizo el anuncio esta mañana minutos después de las 8:30 de la mañana en Casa Presidencial rodeado de los ministros de la Presidencia, Trabajo, Justicia y de la jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Emilia Molina.

El mandatario calificó como histórico el levantamiento del veto debido a los cambios sustanciales que introduce la reforma en el Código de Trabajo, promulgado hace 71 años. 

Luis Guillermo Solís afirmó que el levantamiento del veto mete a ese Código en  la modernidad en materia procesal, reduciendo en años los juicios laborales que plantean los empleados en contra de los patronos. 

Solís alabó el proceso que tomó concertar la reforma procesal laboral entre diversos actores sociales.

El proyecto fue aprobado en el 2012 por la Asamblea Legislativa, sin embargo, la entonces presidenta, Laura Chinchilla lo vetó alegando que la reforma es peligrosa pues permite las huelgas en servicios esenciales definidos por el Código de Trabajo, primordialmente, ligados con la salud, la seguridad y el abastecimiento de electricidad. 

El presidente afirmó que, igual que Chinchilla, se opone a las huelgas en servicios esenciales por lo que emitirá un decreto ejecutivo donde se confirmará la prohibición absoluta de la huelga en servicios básicos esenciales, medida que será de aplicación inmediata. El decreto se publicaría el próximo martes.

Solís adelantó que ahora queda en manos de los diputados convertir ese decreto ejecutivo en ley de la República a través de la aprobación de un proyecto que ya ingresó a la corriente legislativa presentado por las bancadas del PAC, Frente Amplio y Unidad Social Cristiana. 

Apelando al diálogo, Solís llamó a los empresarios opuestos a la reforma procesal laboral a participar de este proceso legislativo que, espera el presidente, culmine durante el actual periodo de sesiones extraordinarias que acaba el 30 de abril, con la aprobación del plan para blindar el Código de Trabajo contra las huelgas en los servicios públicos esenciales. 

Contrario a la posición del sector empresarial, Luis Guillermo Solís afirmó este viernes que la reforma procesal laboral le brindará seguridad jurídica al clima de negocios del país, pues las huelgas deberán ser autorizadas por un juez de trabajo 30 días antes de que ocurran, previa aprobación de un plan para brindar servicios mínimos a la población. 

Sostenbilidad y financiamiento