A PESAR DE ESTAR EN MINORÍA, BANCADAS NO DESCUIDARÁN DETALLES DEL PLAN DE GASTOS

Presupuesto 2013 lidiará con oposición quisquillosa

Diputados del PLN esperan dictaminar un presupuesto solo con modificaciones solicitadas por Hacienda


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las fracciones de oposición se mantienen en un frente común contra los gastos superfluos que pudieran venir en el Presupuesto Ordinario de la República para el Ejercicio Económico del año 2013.

Pese a haber perdido la cohesión que significó la alianza parlamentaria "Por Costa Rica", los opositores afirman que este año, ya en minoría, se dedicarán a la tarea de vigilar que el Poder Ejecutivo haya respetado los lineamientos presupuestarios que dictó el Parlamento el año pasado, mientras estaba bajo el control de la oposición.

Luis Fishman, diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y miembro de la Comisión de Asuntos Hacendarios, afirmó que la posición minoritaria que tienen los opositores en ese panel, no implica que renuncien a su función de fiscalización del gasto público.

"Revisaremos que se hayan cumplido normas que dictamos para reducir los gastos en viajes, protocolo, consultorías y asesorías, compras de equipos, entre otros rubros que usualmente se inflan sin necesidad alguna por parte de los ministerios. Esperamos que haya servido la lucha que dimos el año pasado para que el presupuesto no fuera un mero trabajo de escritorio, en el que no se revisaba el porcentaje de ejecución de los recursos", advirtió.

No vaticinan cambios mayores

Empero, Fishman es realista y asegura que el Partido Liberación Nacional (PLN) no permitirá que se realicen grandes ajustes a las partidas que componen el presupuesto 2013 por ¢6,4 billones.

El año pasado la alianza metió en problemas al Poder Ejecutivo al lograr la aprobación de una moción para recortar cerca de ¢25 mil millones en el presupuesto del 2012. Este año la realidad política pinta muy distinta.

Después del fracaso de la alianza parlamentaria "Por Costa Rica", el PLN recuperó desde el 1° de mayo pasado el control de la Asamblea Legislativa, incluida la presidencia de la Comisión de Asuntos Hacendarios, aunque mediante una alianza con el PASE.

Pero Siany Villalobos, diputada del PLN que integra ese foro, no se atrevió a cantar victoria en el tema presupuestario, pues apenas inicia el proceso de análisis, partida por partida, en la subcomisión de Hacendarios. 

"La diputada Alicia Fournier—oficialista que preside el panel—decidió incluir en la subcomisión a los representantes de casi todos los partidos de oposición. Ese es un acto de transparencia que pone al presupuesto a caminar en buena ruta. Sin embargo es pronto para aventurar una eventual votación en el Plenario", adelantó Siany Villalobos.

Por mandato de la Constitución Política, el Presupuesto Ordinario de la República se debe votar en segundo y último debate antes del 30 de noviembre de cada año. Basta que la mitad más uno de los diputados presentes al momento de la votación estén de acuerdo para aprobar el proyecto. 

"El ministro de Hacienda Edgar Ayales afirmó el martes pasado, durante la presentación del presupuesto a los diputados, que su cartera hizo el mayor esfuerzo por recortar todos aquellos gastos que no fueran fundamentales para el accionar del Poder Ejecutivo. Habrá que tener mucho cuidado, entonces, cuando se proponga recortar una consultoría, porque podría ser un gasto necesario para concretar un programa importante para el país", destacó Villalobos.

Bajo la lupa

De nada servirían esos esfuerzos que anunció Ayales anunció para convencer a la bancada del Movimiento Libertario de aportar sus votos en favor del presupuesto 2013.

El jefe de esa bancada, Carlos Góngora, cree que los números iniciales son suficientes para que su grupo no esté  anuente de aprobar un presupuesto financiado en un 43% con endeudamiento interno.

"Hace falta un análisis más profundo, pero vemos por los niveles de endeudamiento que no hay mayores cambios en la irresponsabilidad con la que el Poder Ejecutivo ha manejado las finanzas públicas", adelantó el rojiblanco.

La jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Yolanda Acuña, reveló que su grupo encontró inconsistencias en varias partidas del presupuesto destinadas al Ministerio de Hacienda y al Ministerio de Ambiente y Energía. El total en cuestión suma ¢135 mil millones que el PAC espera se ejecuten de manera adecuada.

"Estamos esperando que la comisión tome una decisión sobre cómo subsanar las inconsistencias en esas partidas, de lo contrario no podremos iniciar la discusión del presupuesto en subcomisión", aseguró.

Acuña agregó que en el análisis preliminar que hizo el PAC tampoco se detectaron los ¢6.000 millones necesarios para financiar la realización del censo agrícola al que se comprometió el Poder Ejecutivo para acabar con las protestas del sector agrícola el mes pasado, con el fin de lograr un trato diferenciado para los terrenos de cultivo en el pago del impuesto sobre bienes inmuebles a las municipalidades.

"Todo eso nos pone a pensar en que puede existir desorden en este presupuesto y si bien la oposición no está articulada creo que no debe renunciar a su labor de control político sobre este que es el más importante de los proyectos en discusión", sostuvo.

Ambiente volátil

El panorama no luce despejado del todo para pensar en una fácil discusión y votación del plan de gastos 2013. Precisamente ahora, en época presupuestaria, la Comisión de Ingreso y Gasto Público del Congreso emitió un dictamen negativo de mayoría sobre la liquidación del Presupuesto Ordinario para el 2011.

Según el diputado Manrique Oviedo, del PAC, la Contraloría General de la República no avaló la liquidación de ese presupuesto, por lo que la oposición se unió en un único dictámen para llamar a cuentas al Poder Ejecutivo.

Entre los puntos que se cuestionan están la polémica trocha fronteriza con Nicaragua. Oviedo dijo que los recursos de ese proyecto se giraron  sin existir ningún decreto de emergencia, se usaron en rutas que no eran nacionales, no existía el presupuesto asignado para ese fin, ni se hicieron las modificaciones presupuestarias requeridas.

Ese hecho podría servir para que la oposición se fortalezca hacia el debate del plan de gastos para el año entrante.

Sostenbilidad y financiamiento