Propuesta de aumentar tasa del IVA genera oposición en sector productivo

Misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó no solo la transformación del impuesto de ventas a IVA sino que se aplique con una tasa gradual de hasta 15%


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si bien el sector productivo nacional coincide en la necesidad de migrar hacia un impuesto de valor agregado (IVA), un posible aumento de la tasa del tributo del 13% al 15%, generaría su oposición a la propuesta.

De momento la propuesta del Ejecutivo es que la tasa  suba a un 15%.

La iniciativa presentada por la actual administración, también fue recomendada la presente semana por una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo con los miembros del FMI, de darse ese aumento del IVA,  de forma gradual y en un periodo de dos años, se contribuiría a un efecto total equivalente al 3,75% del PIB que se alcanzaría a lo largo de cuatro años, donde el primero sería de 1,25% y el monto restante en los siguientes tres años.

Pablo Abarca, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), aseguró que el sector quiere contribuir a la mejora de la situación fiscal del país, pero no por ello aceptarían ampliar la tasa del IVA de 13% a 15%.

"El sector tiene cotratos a dos años como mínimo, entonces la idea es que impacte menos a los empresarios turísticos y nos permita tener un mayor margen de negociación con los proveedores. De aumentarse nos pondría en una situación complicada, y no entendemos el amento pues con la base impositiva que se estaría cobrando ya se aporta a la solución", dijo Abarca.

La propuesta de aumento en el IVA estaría incluida en el proyecto de ley que Hacienda espera mandar a la Asamblea Legislativa antes de que termine el 2014. Se espera que el debate del  proyecto en el poder legislativo incluya muchas versiones del IVA.

La transformación del impuesto por si sola, tiene por objetivo fortalecer la recaudación tributaria y extender el pago del impuesto a toda prestación de servicios. Ciertas actividades se tendrán una  tasa preferencial y otras quedarían exentas, como los servicios de salud o transporte público.

La Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) hizo un llamado a considerar que de aprobarse el incremento, se generaría un entorno recesivo para la economía.

Para los industriales de alimentos, llevar a gran cantidad de actividades productivas que antes no pagaban impuestos a asumir un gravamen del 15% podría traducirse en el cierre de negocios y en el aumento de la informalidad.

Una revisión por el lado del gasto es lo que proponen como medida inicial antes de pensar en el aumento de tasas. "No se trata de protestar por protestar. Se tienen que aprobar reformas que resuelvan los problemas estructurales por el lado del gasto, donde se encuentran las principales causantes de los faltantes presupuestarios", manifestó José Manuel Hernando, presidente de Cacia.

El IVA, le permitiría al productor incorporar la totalidad de los impuestos que afectan su proceso productivo y deducirlos de los impuestos que recolecta en la venta.

Francisco Llobet, presidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica, fue claro y reiteró que la trasformación del impuesto de ventas es más que necesaria, siempre y cuando vaya de la mano de un proceso asociado con el control del gasto público y la mejora de los servicios públicos. El aumento, no se contempla.

A ese punto, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep) le agrega la necesidad de reducción de los gastos superfluos, una ley de Empleo público, la revisión de las convenciones colectivas y la modernización del sistema tributario.

En días pasados, el Presidente Luis Guillermo Solís anunció que con el proyecto de ley para transformar el impuesto de ventas en impuesto al valor agregado (IVA), se espera incrementar los ingresos fiscales en ¢300.000 millones al año.

Sostenbilidad y financiamiento