ESTA NOTA FUE CORREGIDA POSTERIOR A SU PUBLICACIÓN.

Proyecto de ley pretende obligar a productores agropecuarios a registrar su actividad

El texto sustitutivo presentado ante el Congreso establece que las empresas solo deben comprar a productores que estén inscritos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si se aprueba un proyecto de ley que se discute en la Asamblea Legislativa, todos los productores agropecuarios de Costa Rica deberán inscribir su actividad en el sistema de registro de unidades de producción para poder vender sus productos.

El proyecto 18.167 "Sistema de registro de actividades agrícolas y pecuarias en el territorio nacional" ingresó a la Comisión Permanentede Asuntos Agropecuarios como texto sustitutivo y fue propuesto por el diputado liberacionista Alfonso Pérez. Aquí será discutido y si se aprueba, pasará a plenario.

Una de las principales variaciones con la iniciativa original es el artículo 11, que obliga a las empresas que transforman, comercializan o distribuyen productos agropecuarios no procesados a comprarle la mercadería solo a productores inscritos en el sistema de registro. Esta medida también aplica a los programas de reactivación productiva, indemnización, beneficio, fortalecimiento y recuperación de las actividades agropecuarias.

En caso de incumplir con esta norma, las sanciones van de uno a tres salarios base y hasta clausura de la empresa hasta por un año, según sea la falta.

Alvaro Saénz, presidente de la Cámara de Agricultura, externó que este punto convierte el proyecto en una restricción en vez de incentivo. "¿Por qué le establecen tantas trabas al productor agropecuario?", comentó.

Por su parte, Mario Montero, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de la Industria Alimentaria (Cacia), manifestó su inconformidad con la propuesta por tratarse de un trámite extra para el sector.

"Llena de nuevos registros toda la agrocadena de producción, desde las fases agrícolas y pecuarias hasta la industria del procesamiento", opinó Montero.

El vicepresidente de Cacia consideró que no es conveniente para la industria una ley que obligue a los proveedores a contar con otro registro más y que además "crea un Estado interventor e inquisidor de los listados de proveedores de la industria alimentaria".

Registro anual

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) será el responsable de brindar el soporte técnico y económico para desarrollar y mantener actualizado el registro, aunque cómo y con qué medios lo hará será definido hasta el reglamento, aclaró Ana Gómez, de la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria (Sepsa) del MAG.

El registro deberá contemplar, como mínimo, las áreas de cultivos, áreas de conservación de bosques y otros usos del suelo, rendimientos de cosecha obtenidos en el último período de producción, inventario de animales domésticos dedicados a la producción pecuaria y el número de trabajadores y trabajadoras involucrados en la actividad.

Cada productor deberá reportar una vez al año sus actividades en las Agencias de Servicios Agropecuarios del MAG, por medio de los formularios el Ministerio elaborará y distribuirá. El detalle de este proceso también se definirá en el reglamento, que se emitiría hasta seis meses después de la aprobación del proyecto.

Sáenz expresó que está de acuerdo con implementar sistemas de alerta sobre los cambios quese generan en la producción nacional, pero en realidad es una iniciativa innecesaria, dado que con los cambios que se aprobaron en la Ley de Bienes Inmuebles se hará un censo agropecuario, con lo cual ya se tendrá esa información; eso sí, aclaró que deberá ser un censo dinámico, es decir, con actualizaciones periódicas.

No obstante, el censo tendrá un costo de ¢6.000 millones, dinero que no está contemplado en el  presupuesto del 2013.

Sostenbilidad y financiamiento