Limón escala en ranking regional

Puertos del Atlántico registraron aumento del 9,4% en la carga movilizada en listado de Cepal

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Los muelles de Puerto Limón y Moín, operados por la estatal Junta de Administración Portuaria y Desarrollo de la Vertiente Atlántica (Japdeva), escalaron tres peldaños en el ranking de puertos latinoamericanos.

El listado que elabora la Comisión Económica para América Latina (Cepal) clasificó a los puertos de la región de acuerdo con la movilización de TEUS –unidad de medida que determina la capacidad de carga de un contenedor de 20 pies – durante los primeros seis meses del año.

Un aumento de un 9,4% en la carga movilizada entre enero y julio de este año con respecto al mismo periodo del 2011, permitió que los muelles de Japdeva subieran a la posición número 11. El año pasado los puertos del Atlántico se ubicaron en la casilla 14.

Sin embargo, las 517.058 TEUS que se movieron en Limón se quedan cortas en comparación con los muelles panameños que lideran nuevamente el listado regional.

Desde 2009 Colón y Balboa se han quedado con el primer y segundo lugar, y su tráfico de carga sigue creciendo.

En el primer semestre del año Colón registró un incremento del 13,4% en comparación con el mismo periodo de 2011. Balboa con un 7,9% tuvo un desempeño más modesto.

Manzanillo en México tuvo el incremento más notable con un 14,5%.

En la otra cara de la moneda, el puerto de Kingston en Jamaica sufrió un descenso del 38,6% en la movilización de carga, con lo que su caída se vuelve más pronunciada. En el 2009 estos muelles se ubicaron en la cuarta posición, y este año bajaron hasta el escalón número 14.

El ascenso de Limón y Moín obedece no solo a la mayor cantidad de TEUS movilizas, sino al declive de otros puertos regionales como Buenos Aires y Valparaíso.

Talón de Aquiles

Los muelles de Japdeva, principal puerta de la salida de las exportaciones nacionales, son señalados como un baldón en la competitividad nacional, ya de por sí golpeada por una débil infraestructura vial y asfixiante tramitología.

“En el tema de conectividad con los puertos marítimos, principalmente el caso de Puerto Limón, se requiere de una mayor atención para evitar atrasos en tiempos de entrega. Se deben mantener mejores costos de fletes internos y marítimos”, manifestó Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

Actualmente, la atención de los barcos en los muelles del Atlántico toma entre 12 y 15 horas. La meta del Gobierno es reducir ese número a la mitad.

Uno de los culpables de los reclamos del sector exportador es la delicada condición financiera de Japdeva que ha impedido que se invierta en equipos modernos por décadas.

Durante años, la institución ha registrado números rojos en sus finanzas, situación que finalmente se logró revertir en 2012.

La autorización por parte de la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) de aumentar en 17% las tarifas de uso del puerto y un plan de austeridad lograron sacar a la entidad del déficit. El aumento le permitirá a Japdeva generar ingresos cercanos a los ¢5.000 millones anuales.

“Nos falta mucho, pero para el año entrante tenemos una previsión de invertir cerca de ¢2.000 millones en inversiones, aparte de los planes que ya caminan”, comentó Allan Hidalgo, presidente ejecutivo de Japdeva.

El primero de los planes de inversión que “ya caminan” es la licitación para la compra de equipo moderno por $15 millones.

El segundo paquete asciende a $40 millones y será financiado por el Gobierno, razón por la cual se gestiona un proyecto de ley en la Asamblea Legislativa. Entre las obras contempladas está la construcción de un nuevo puesto de atraque.

Cuando venga la TCM

Empero, el as bajo la manga del Gobierno no son las inversiones en los muelles estatales, sino la concesión de la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM).

Esta instalación portuaria, que todavía enfrenta obstáculos legales interpuestos por el Sindicato de Trabajadores de Japdeva, es el proyecto de concesión más grande en la historia del país con una inversión de $1.000 millones.

El sindicato recurrió a la Sala IV y el Tribunal Contencioso Administrativo en sus esfuerzos por detener el proyecto.

APM Terminals, la empresa concesionaria, trabaja en los estudios de suelos; al tiempo que avanza en la búsqueda de un aliado para construir el proyecto.

De concretarse, la TCM tendrá seis puestos de atraque, 13 grúas pórticas, y capacidad para atender barcos con 12.000 contenedores cada uno.

En tanto se concretan las iniciativas para abrir los cuellos de botella en los muelles de mayor tráfico, el país deberá contentarse con su posición en el ranking regional.

A la vista

Las inversiones se enrumban hacia los muelles de Japdeva. Estas son algunas obras:

Muelle Carga Convencional Puesto 5-7 (300 mts): $ 17.000.000.

Dragado Puesto 5-7: $ 11.000.000.

Patios de apoyo al puesto 5-7: $5.000.000.

Terminal Fluvial canales del norte: $700.000.

Reubicación de administración de desarrollo: $1.000.000.

Reubicación de paso a desnivel: $2.200.000.

Calle de acceso a Puerto Moín: $2.000.000.

Fuente Proyecto de Ley 18.508.

INCLUYA SU COMENTARIO