LIBRA ESTERLINA SUFRIÓ UNA DE LAS MAYORES CAÍDAS EN LA HISTORIA

Recuentos parciales apuntan salida de Gran Bretaña de la Unión Europea

Próximos días serán cruciales para el futuro de Europa


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Gran Bretaña entró el viernes en terreno desconocido después de que el país votara a favor de abandonar la Unión Europea, según una previsión realizada por los principales medios británicos.

El bando partidario de marcharse lideraba los recuentos parciales con un 51,7% de los votos frente al 48,3%, con más de tres cuartas partes de los votos escrutados, lo que hacía casi imposible una victoria del bando a favor de la permanencia.

LEA: "Brexit" pondrá a prueba la tranquilidad de los mercados internacionalesLa libra esterlina sufrió una de las mayores caídas de su historia en un sólo día, perdiendo más de un 10% en seis horas, desde aproximadamente 1,50 dólares, para quedar por debajo de 1,35 dólares, ante el temor de que cortar lazos con el mercado único europeo perjudique a la economía británica y socave la posición de Londres como centro financiero global.

Pese al golpe que asestó a los mercados, el resultado maravilló a los defensores del Brexit, un juego de palabras que alude a la salida británica de la UE.

 “ ¡Está amaneciendo en una Gran Bretaña independiente! ” , dijo el líder del Partido Independencia de Reino Unido  (UKIP) , Nigel Farage, ante los vítores de sus seguidores en la fiesta de campaña del bando partidario de salir del bloque. “ ¡Que el 23 de junio pase a la historia como nuestro nuevo día de independencia! ” , exclamó.

Los resultados parciales mostraban la imagen de un país profundamente dividido: buenos resultados a favor de la UE en Londres, el motor económico y cultural británico y en la semiautónoma Escocia contrastaban con el abrumado sentimiento anti UE y a favor de salir del bloque en el resto de Inglaterra, desde las localidades costeras del sur al cinturón industrial del norte.

LEA: La batalla de cifras en la campaña del 'Brexit'

Es probable que el resultado le cueste el puesto al primer ministro, David Cameron, después de que el líder del gobernante Partido Conservador se apostara su reputación a mantener a Gran Bretaña en la UE. El exalcalde de Londres Boris Johnson fue el rostro más destacado de la campaña por el Brexit, y ahora se le considera un candidato destacado a suceder a Cameron.

Sus detractores afirmaron que sus reformas -destinadas a proteger la soberanía británica y a impedir que migrantes de la UE se mudaran a territorio británico para reclamar prestaciones públicas- estaban vacías de contenido y dejaban al país a merced de burócratas en Bruselas, sin frenar la marea de inmigrantes europeos que han llegado a Gran Bretaña desde que la UE se expandió hacia el este en 2004. La campaña a favor de abandonar la UE acusa a los inmigrantes de sobrecargar el mercado inmobiliario británico, los servicios públicos y el empleo.

Los esfuerzos de Cameron por conseguir un lema que plantara carta al emocional  “ recuperen el control ”  de la campaña rival, terminaron por escoger  “ Brits don't quit ”   ("Los británicos no abandonan") . Pero la evocación del espíritu férreo y el estoicismo al estilo de Churchill resultó ser demasiado poco, demasiado tarde.

Sostenbilidad y financiamiento