El Salvador concluyó Fomilenio con éxito

Recibió ofrecimiento de otro paquete de ayuda de EE. UU.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Durante octubre concluyeron los proyectos ejecutados con la donación de $461 millones otorgados por el Gobierno de los Estados Unidos a través de la Corporación del Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés), destinados al desarrollo de la zona norte de El Salvador.

En cinco años se contribuyó a reducir la pobreza de cerca de 850.000 habitantes de 94 municipios de nueve departamentos de la zona norte, donde se logró también impulsar el crecimiento económico de la tercera parte del país, que prácticamente estaba aislada del resto del territorio.

Fomilenio dividió el programa en tres componentes: Desarrollo Humano, Desarrollo Productivo y Conectividad Vial (Carretera Longitudinal del Norte, CLN). Este último fue el que consumió la mayor cantidad de fondos de la donación estadounidense.

Principales logros

El principal proyecto es CLN que tiene dos carriles y 223 kilómetros de largo, desde Santa Ana hasta La Unión, incluyendo tres grandes puentes sobre el río Lempa, el más ancho del país, con lo que se redujeron los costos de producción y se facilitó el transporte de los frutos del trabajo de miles de salvadoreños.

La inversión se estima en $278,4 millones.

En el componente de Desarrollo Humano se invirtieron $84,4 millones en la construcción y mejoramiento de infraestructura social básica como electrificación rural, agua potable y saneamiento básico, caminos y puentes, inversión en educación para miles de estudiantes y capacitación de maestros.

Se dotó de agua potable a casi 7.000 hogares con la instalación de 278 km de tuberías y 22 pozos de agua que han reducido costos y enfermedades. Se introdujeron 1.435 km de líneas eléctricas y 1.950 sistemas fotovoltaicos que mejoraron las condiciones de vida de 26.000 familias, pues elevó la cobertura del servicio de energía eléctrica del 78% al 90% en la zona norte.

Comunidades y caseríos de los 94 municipios beneficiados tienen mejores caminos y puentes con la ejecución de 77 proyectos de infraestructura comunitaria. Ahora, unas 82.000 personas pueden desplazarse sin riesgos a centros de salud y educación. Estos proyectos contaron con el apoyo de comunidades y gobiernos locales para garantizar la sostenibilidad.

La inversión realizada en educación benefició a casi 78.000 estudiantes con las mejoras en la infraestructura y equipamiento de 22 instituciones de educación media, se otorgaron becas a más de 4.000 estudiantes de bachillerato y carreras técnicas, 566 maestros recibieron nuevas técnicas de enseñanza y cerca de 12.000 personas (60% mujeres) fueron capacitadas en diferentes oficios; de las cuales 2.500 ya están laborando.

Este apoyo ha logrado que 33% de graduados en ingeniería civil y turismo alternativo ya cuenten con un trabajo estable.

En desarrollo productivo la inversión fue de $64,7 millones , con los que se fortalecieron los sectores de frutas, hortalizas, lácteos, forestales, artesanías, turismo y otras cadenas con potencial de mercado. El fortalecimiento logró que el 75% de 17.500 productores apliquen nuevas técnicas en sus cosechas y que ayuden de esta forma a reducir costos. Se atendió alrededor de 23.600 hectáreas y generó $94,3 millones en ventas acumuladas.

La inversión privada en este componente fue de $58,8 millones.

Sostenbilidad y financiamiento